Despido improcedente

despido improcedente

Todo trabajador lo que quiere es conservar su puesto de trabajo. Sin embargo, hay ocasiones en las que, por más que uno se esfuerce, se enfrenta a la consecuencia de perder su sustento laboral. El problema es que algunas veces esa pérdida proviene de un despido improcedente.

Pero, ¿qué es un despido improcedente? ¿Qué causas provocan este tipo de cese laboral? ¿Qué se puede hacer? ¿Hay indemnización? Si quieres dar respuesta a todas esas cuestiones a continuación te ayudamos a resolverlas.

Qué es un despido improcedente

Qué es un despido improcedente

Un despido improcedente, regulado por el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores (E.T.) establece que se le considera a aquel despido que tiene lugar sin que haya motivos que estén justificados por la ley. Es decir, que se produce un cese laboral sin que haya ninguna causa que lo haya podido general.

En otras palabras, se produce cuando el empresario (o la otra parte del contrato laboral) no justifica el despido, no dice cuál ha sido el motivo justificado de por qué deja de contar con los servicios del trabajador o bien lo que alega no se puede corroborar.

Este calificativo de improcedente solo lo puede dictaminar un juez, que es el que valora cuáles son los hechos y las causas y establece si ese despido se ha hecho a derecho (con la ley) o bien no es así.

Así, podemos decir que un trabajador se enfrenta a dos tipos de despidos:

  • El objetivo, que se produce debido a causas técnicas, organizativas, económicas o de producción y que tiene una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades y con un preaviso de 15 días.
  • El disciplinario, que se produce por un comportamiento grave, culpable e inadecuado y que no le otorga indemnización alguna.

Si se produce cualquier tipo de cese de los anteriores, el trabajador puede presentar una papeleta de conciliación en los 20 días siguientes del despido y, si no se llega a acuerdo, poner una demanda en el juzgado de lo social para que sea un juez el que determine si la pérdida del trabajo es procedente, improcedente o nula.

Causas del despido improcedente

Causas del despido improcedente

Realmente un trabajador no puede determinar que su despido sea improcedente, y la única causa que provocaría, por parte de un juez, el declararlo como tal sería que, o bien no haya una causa justificada para el despido que se ha producido, ya sea bajo la figura de despido objetivo o disciplinario; o bien, habiendo una causa, esta no se puede probar.

Por tanto, podríamos decir que un despido improcedente tiene como causa el hecho de que no se pueda probar el motivo por el cual ese trabajador ha sido cesado en su puesto de trabajo.

Qué hacer si me despiden con esta fórmula

Qué hacer si me despiden con esta fórmula

¿Te has despedido injustamente? Pues, como te decíamos, tienes 20 días desde que te notifican el despido para presentar una papeleta de conciliación. Esta se hace la figura de despido improcedente, además de reclamar la cantidad que estimas te pertenece.

Si tras esa reunión entre trabajador y empresario no hay un acuerdo, el hecho de haber asistido e intentado el acuerdo ya te legitima a poner una demanda en el juzgado de lo social. ¿Cuándo debes ponerla? Tienes un plazo de 20 días desde que notifican el despido. Pero tranquilo, cuando solicitas la papeleta de conciliación el tiempo se queda en suspenso, es decir, que no corre hasta que esta se celebra.

Cuando un juez determina que el despido es improcedente, entonces le da la opción a la empresa a:

  • Readmitir al trabajador. Esto rara vez ocurre. En este caso, si se acepta la readmisión, hay que tener en cuenta que deberá pagársele el salario que habría recibido durante todo el tiempo que ha sido despedido injustamente. Y por parte del trabajador, si cobró indemnización por el despido deberá devolverla.
  • Pagar una indemnización. Es lo más habitual y lo que elige la mayoría de empresarios y empresas.

Cuál es la indemnización del despido improcedente

Si un despido es declarado improcedente, y la empresa opta por la indemnización, entonces tendrá que pagar, en lugar de 20 días por año trabajado, 33 días de salario por año, con un máximo de 24 mensualidades.

Ahora bien, es posible que haya trabajadores que pueden cobrar 45 días por año, con un máximo de 42 mensualidades. ¿Quiénes serían? Aquellos que tengan un contrato de antes del 12 de febrero de 2012.

Algo que no muchos conocen es que esa indemnización que se paga al trabajador debe reflejarse en la declaración de la renta. Estará sujeta al IRPF pero, tranquilo, porque queda exenta. En concreto, se habla de ella en el artículo 7 e) de la Ley de IRPF que dice:

«e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, en los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.

El importe de la indemnización exenta a que se refiere esta letra tendrá como límite la cantidad de 180.000 euros».

¿Se tiene derecho a paro?

Como sabes, dependiendo de cómo te despidan puedes paro o no. Pero, ¿qué pasa si un juez declara el despido improcedente? Si tu exempresa decide pagar la indemnización, el hecho de que haya sido declarado improcedente ya te da derecho a paro.

Ahora bien, para tener una prestación por desempleo hay que cumplir con los requisitos, es decir:

  • Haber cotizado un mínimo de 360 días en los últimos 6 años.
  • Estar en situación de desempleo, apuntándote al paro y con el compromiso de realizar todas las actuaciones posibles para encontrar un trabajo nuevo.

Como ves, el despido improcedente es una forma de proteger a los trabajadores frente a las malas prácticas de empresarios y empresas que consideran que pueden contratar y despedir sin razón aparente privando de una estabilidad laboral y de un trabajo a ese empleado sin que por ello haya ocurrido algo que lo justifique. ¿Tienes más dudas? Coméntanos y trataremos de dar respuesta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.