Cómo calcular la rentabilidad de un negocio

calcular rentabilidad negocio

Un negocio va bien cuando sabes que tienes dinero para pagar las deudas y además obtienes beneficio. Pero también se puede saber si un negocio es bueno al calcular la rentabilidad del negocio. ¿Sabes a qué nos estamos refiriendo?

Si nunca antes has escuchado este término, o sí pero no sabes bien a qué se refiere o cómo se haría, a continuación te ayudamos a entenderlo al cien por cien. ¿Empezamos?

Qué es la rentabilidad de un negocio

trabajo en equipo

Antes de aprender a calcular la rentabilidad de un negocio es importante saber a qué se refiere este término. Y en concreto hablamos de la capacidad que tiene una empresa para conseguir ganancias. O beneficios, como quieras llamarlo.

Para ello, lo que se hace es ver qué relación hay entre la ganancia que se ha obtenido y la inversión que se ha hecho. Para que te sea fácil entenderlo, vamos a ponerte un ejemplo: imagina que tienes un negocio y que has invertido en él 3000 euros. Con ese dinero has comprado productos que ahora vas a vender.

Pasado un tiempo te quedas sin productos y has sacado una ganancia de 10000 euros. Pues bien, como invertiste 3000 euros, habría que restarlos, porque es el dinero que recuperas, y tus beneficios serían de 7000 euros. Esto sería una buena rentabilidad de negocio.

Ahora bien, pongamos el ejemplo contrario. Inviertes 3000 euros pero la venta de los productos solo te reporta 2000. En este caso, estarías perdiendo mil euros porque no los recuperas.

Por supuesto, la rentabilidad de un negocio es mucho más complejo que los ejemplos que te hemos puesto, pero es una forma de entenderlo para pasar al siguiente paso.

Rentabilidad de un negocio vs ganancias de un negocio

Y es que antes te hemos dicho que la rentabilidad de un negocio es la capacidad de conseguir ganancias. Pero realmente no son conceptos iguales. Mientras que la rentabilidad es relativa, la ganancia no lo es, es absoluta porque está determinada por un número concreto.

En realidad, la rentabilidad mide la eficacia que tiene un negocio, no cuánto gana o deja de ganar. ¿Lo entiendes ahora?

Cómo calcular la rentabilidad de un negocio

dinero en montones

Ahora sí, ¿quieres saber si tu negocio es rentable? La fórmula para calcular la rentabilidad de un negocio es fácil:

Índice de rentabilidad (IR) = beneficios netos (Bn) / Inversión inicial (Ii)

Pero, ¿qué valores son cada uno? Verás:

Los beneficios netos tienes que sacarlos con otra fórmula, que es la siguiente:

Beneficios netos = Ingresos o beneficios del proyecto (estimados) – costos asociados.

O lo que es lo mismo, beneficios menos costes.

Por su parte, la inversión inicial no necesita de ninguna fórmula para calcularla porque esta es la cantidad de dinero que tienes que invertir para llevar a cabo el proyecto.

Con estos datos entre manos, aplicar la fórmula es sencilla pero, ¿y su resultado? En este caso, cuando el índice de rentabilidad es mayor que uno, se dice que entonces los beneficios están superando a los costos y eso indica que es rentable el negocio. Por su contra, cuando es menor de uno, implica que los gastos que tienes son superiores a los beneficios y el proyecto puede, o bien no ser muy rentable, o nada rentable.

Cómo aumentar la rentabilidad de un negocio

flecha rentabilidad al alza

Independientemente de que tu rentabilidad sea positiva o negativa, todo negocio quiere tener una alta rentabilidad. Y esto no se consigue solo con la inversión y la recuperación de beneficios o ganancias. Hay formas de conseguir mejorar el proyecto y influenciar, en cierto modo, la rentabilidad.

Para aumentarla, hay varios aspectos que se pueden atender en un negocio. Por ejemplo:

Mejorar la logística y la atención al cliente

Cuando se tiene un negocio de cara a los clientes (físico u online) el hecho de que reciban la mercancía lo más pronto posible, y que además se esté pendiente de los problemas que pueden suceder para solucionarlos siempre hará que el negocio vaya mejor.

Porque si te preocupas por atender rápido y de manera adecuada a los clientes estos volverán a la empresa cuando necesiten algo.

Reducir gastos

Otro punto para aumentar la rentabilidad es intentar que haya menos costes, es decir, tratar de conseguir lo mismo pero con un gasto menor.

Por ejemplo, en lugar de comprar ordenadores por mil euros cada uno, comprarlos por la mitad porque sean de segunda mano. O en lugar de comprar materia prima en uno de los proveedores más caros, hacerlo en otro, o en otro país siempre que no se resienta la calidad (que puede perjudicar a otros sectores).

Aumentar los precios

Otra forma de aumentar la rentabilidad de un negocio es subiendo los precios. Pero, cuidado, porque juegas con un arma de doble filo. Si subes precios los clientes pueden estar descontentos y buscar en la competencia una solución para no tener que pagar tanto.

Solo si se le añaden características adicionales al producto, o un beneficio mayor se puede justificar la subida. En caso contrario, salvo que los clientes sean fieles, las subidas siempre van a ser peligrosas en cualquier negocio (excepto en los que son únicos porque no tienen competencia).

Crear nuevos productos y/o servicios

El problema de esto es que supone invertir más dinero, y cuando un negocio no es rentable, supone un riesgo al buscar una alternativa para innovar. Aun así, es otra solución que, llevada a cabo de forma eficiente y con análisis previos, puede ayudar a aumentar esa rentabilidad.

Capacitar a los empleados

Trabajadores más eficientes, mejor formados y más motivados siempre ayuda a sacar adelante mejor el trabajo.

Cuando los trabajadores están felices y se sienten apreciados, trabajan más y mejor, y eso repercute en los productos y servicios. Y de ahí a la atención al cliente.

Probar nuevos mercados

Por último, otra forma de aumentar la rentabilidad de un negocio es buscar nuevos clientes, nuevos sectores, nichos… De nuevo puede ser arriesgado, pero a veces no abrirse a esas nuevas oportunidades no genera rentabilidad, sino más bien un estancamiento.

Ahora que sabes cómo calcular la rentabilidad de un negocio, ¿te quedan dudas sobre este tema? Déjanoslas en comentarios.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.