Cómo calcular tu finiquito

finiquito como se calcula

La crisis laboral en España no ha acabado. Sí, el empleo ha mejorado éstos últimos dos años, muy poco, pero ha mejorado, aunque el desempleo aún es muy alto. Algo que además ha traído, es que el empleo generado, es muy volátil y hay mucha rotación. Eso ha hecho a muchos españoles expertos en muchas cosas, y la necesidad de serlo. Un ejemplo, es saber cómo se calcula el finiquito.

Aunque no deberíamos pensar en que las empresas nos engañan, debemos cuidarnos en todo momento, pues hay “errores” que favorecen más a las empresas que a nosotros, sus empleados, y no nos percatamos, no sabemos si los cálculos han sido correctos, y en ocasiones, nos echamos a dar la firma, sin estar convencidos de nada.

Saber cómo calcular el finiquito te permitirá saber todo esto y evitar errores que te puedan perjudicar, y, sobre todo, adelantarte a la empresa.

No decimos que todas las empresas sean malignas y el mal en la tierra, pero siempre es bueno saber todo lo que afecte a nuestro bolsillo.

Si al finalizar el artículo tienes alguna duda, o has descubierto errores en el cálculo de tu finiquito, te aconsejamos, primero que nada, acudir a la empresa a resolver los posibles errores, y si no es posible, acude a un abogado especialista en lo laboral, a tu sindicato, o la cooperativa donde estés inscrito.

Qué es el finiquito

finiquito

Finiquito viene de un vocablo en latín que significa ‘terminar’.

Es un documento que se realiza cuando la relación laboral entre empleado y empresa termina, y en el que se acepta que las obligaciones y compromisos de ambos han sido cubiertas en tiempo y forma.

Es un documento legal, y en él se vierten todos los detalles de la relación que han sido cubiertos, desde los datos generales, vacaciones pagadas, y un sinfín de detalles que más adelante te iremos contando.

Digamos, en otras palabras, que el finiquito es un documento legal en el que se pone en balanza los derechos de la persona para con la empresa, con todo lo que ello implica y queda pendiente o no.

El finiquito puede declarar que todas las obligaciones de la empresa para con el empleado han sido cubiertas, y que el balance es de cero, pero también, lo que haya quedado pendiente algunos días de vacaciones, o, por el contrario, que se le restan dos días que faltó sin justificación alguna.

¿Es obligatorio el cálculo y firma del finiquito?

No es necesario, ya que es solamente un balance de la situación del trabajador donde expresan, ambas partes, que no hay adeudos, o que los hay, desglosando cuáles son y la forma en que se extinguirán.

Aunque por jurisprudencia se realiza el documento cuando finaliza una relación laboral.

La firma del empleado debe estar, pero con ciertas condiciones. Si el empleado no está de acuerdo, puede firmar con la leyenda “no conforme”. Es decir, acepta el documento, pero no las cantidades o conceptos que allí contiene.

Puede también negarse, pero eso implica no recibir la cantidad de dinero allí contenida, y en algunos casos, perder tiempo para el trámite del subsidio por desempleo, si es acreedor a éste.

¿Qué supone la firma del finiquito?

finiquito calcular

No debemos confundirnos.

Firmar el finiquito significa solamente que has recibido la cantidad de dinero que allí estipula. No implica necesariamente, como te hemos dicho antes, aceptar las cantidades y su cálculo.

Las empresas suelen poner un texto en el que la firma implica que el trabajador acepta, y que no se podrán hacer reclamaciones o aclaraciones posteriores a la fecha de la firma del documento. Es una defensa legal válida, clara, y que muchos utilizan.

Lo que sí debes hacer es, insistimos, constar tu desacuerdo, firmando y colocando la leyenda ‘Recibí no conforme”.

Si no firmas, debes ir a un juicio y demás trámites que requieren tiempo. El trámite y demanda serían ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC).

Qué debe incluir el finiquito

Antes de ver cómo se realiza el cálculo del finiquito, debes ser capaz de comprender los datos que contiene el documento, y los que debe contener, por si hay alguno que no aparezca.

Lo que debe incluir el finiquito es lo siguiente:

  • Los datos generales, completos, de la empresa y el trabajador que está involucrados en la relación laboral
  • El salario pendiente de abonar hasta el momento que se haya emitido el finiquito
  • La parte proporcional de la(s) paga(s) extraordinaria a la que el trabajador tenga derecho
  • La parte proporcional de la paga de beneficios
  • Las vacaciones no disfrutadas por el trabajador. Son 2,5 por mes.
  • Prestaciones no pagadas, que figuren en el contrato, como premios por productividad, puntualidad, horas extra, etc.
  • Todos los adeudos, de cualquier motivo

La cantidad por indemnización no tiene que aparecer en el finiquito, muchas veces se añade a la carta de despido, o de forma detallada en un documento entero para éste apartado.

Tampoco es necesario que el documento contenga la palabra ‘finiquito’ en el título, pues el desglose de los conceptos y el concepto de balance de deuda, dan por supuesto de qué se trata.

También es clave pedir un borrador o adelanto del finiquito para que puedas revisar las cantidades y aclarar todo antes del finiquito definitivo.

Cómo se calcula el finiquito

No es muy difícil calcular el finiquito que te corresponde, con algunas operaciones y reglas de tres lo harás en unos 10 minutos como máximo.

calculo finiquito

Vamos a ello.

Necesitarás éstos datos, con sus cantidades exactas:

  1. Salario del último período
  2. Vacaciones a las que tienes derecho, pero no has disfrutado
  3. Las pagas extras

Pongamos el ejemplo de un trabajador que ha sido despedido el 22 de septiembre. Tenía como sueldo 1.000€ al mes (es un trabajador afortunado) con una paga de 100€ por desplazamiento, y dos pagas extra de 1000€.

Calculemos el salario

Tendremos que calcular el salario diario.

  • Esto es, sumamos los 1.000€ más los 100€ de desplazamiento y los dividimos entre 30, los días que componen el mes, a efectos fiscales.
  • Esto es: 1.100€ / 30 días: 36,66€ al día.
  • Si fue despedido el 22 de septiembre, y le han pagado todas sus nóminas, entonces el adeudo es de 22 días solamente
  • Multiplicamos los 36,66€ por 22 días.
  • El adeudo es de 806,52€.

Ahora calculemos los días de vacaciones.

Primero calculemos los días.

Tenemos que hay 2,5 días por mes. Hasta agosto, el trabajador del ejemplo, tiene 20 días. Como fue despedido en septiembre, entonces tiene 1,6 días hasta el 22 de septiembre.

Multiplicamos los 21,6 días por el salario diario, de 36,66€.

De vacaciones, como no pudo disfrutar ningún día, es de 791.85€.

Ahora debemos calcular la paga extra

Las pagas extras se dividen en dos períodos, que son cerrados el 1 de enero y el 1 de julio.

Como éste trabajador trabajó hasta el 22 de septiembre, le corresponde la paga extra de verano, que son los 1.000€.

Del segundo semestre, ha trabajado 82 días.

Multiplicamos los 82 días. Como es por semestre, son 1.000€ entre 180 días (la mitad del año), y multiplicados por los 82 días que lleva. Son 453.03€.

Ahora calculamos el finiquito.

Sumamos: Salario + Vacaciones + Paga extra.

En éste caso: 806,52€ + 791.85€ + 1.453.03€.

El finiquito debe ser de 3.051,4€.

Si hubiese más cantidades que contenga el contrato, se deberían sumar a esa cantidad total.

Por el contrario, imaginemos que disfrutó de sus 30 días naturales de vacaciones, y le correspondían solamente 21,6 como hemos visto. Entonces, la cantidad pasaría a restarse y no a sumarse de la suma total, cambiando totalmente la cantidad del finiquito en casi 600€ menos.

Lo mismo pasa con la paga extra: si el trabajador hubiese recibido de forma mensual prorrateada las dos pagas extras, no habría ningún cálculo de paga extra, solamente el de vacaciones y de salario, cambiando igualmente la cantidad hasta unas cantidades muy diferentes.

Lo mismo si la paga extra en vez de pagarse semestralmente, se paga de forma anual, las cantidades cambian.

Revisa todos esos detalles, y básalos en el contrato.

No te mencionamos en el cálculo tu indemnización por despido, ya que esa normalmente va en otro documento o en tu carta de despido y no forma parte del finiquito, habitualmente, y se calcula de forma individual a éste.

Además, si hubiese adeudos del trabajador a la empresa, por ejemplo, adelantos de nómina, de compras de sus productos, por ejemplo, algún electrodoméstico, se restan del total acumulado.

En ocasiones, el resultado es negativo para el trabajador, y otras veces, resulta en ceros, todo es posible en cálculos así.

Conclusión

firmar finiquito

El finiquito es un balance de las obligaciones de la empresa con el trabajador y viceversa, hasta el momento en que la relación laboral finalice. En ellas se incluyen pago pendiente acumulados por el contrato, pudiendo resultar a favor del trabajador o la empresa.

Acude a un abogado especialista, y firma de acuerdo a lo que tu encuentres, sin dejarte coaccionar por la empresa, y siempre con la leyenda ‘no conforme’ si hay algo raro en el finiquito.

Calcula tú mismo tu finiquito, como ves, es muy sencillo, y sobre todo, rápido, en internet hay muchos programas y formularios que lo calculan automáticamente, si es que no te fías de tus cálculos.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario