Vishing: qué es, cómo funciona y cómo evitarlo

Vishing

Las estafas están a la vuelta de la esquina. Cada día nos podemos enfrentar a varias de ellas y una de las más habituales es el vishing. Pero, ¿sabes exactamente a lo que se refiere este término?

En este artículo queremos centrarnos en las estafas de vishing o también doble llamada, en los riesgos a los que te enfrentas así como las posibilidades que tienes para evitarlas. ¿Empezamos?

Qué es el vishing

llamadas para estafas

Lo primero que debes hacer es saber exactamente a qué se refiere el vishing. Y es que, ahora mismo, esta estafa no es la única a la que nos vemos sometidos, sino que hay muchas más.

En el caso que nos ocupa, el vishing es conocida como la técnica de la doble llamada. Es decir, que vas a recibir dos llamadas telefónicas, ambas de números desconocidos para ti, pero que intentarán sacarte tus datos, ya sea el DNI, el número de cuenta, etc.

Suponen una suplantación de identidad ya que el objetivo de la primera y segunda llamada es engañarte pensando que son una empresa o una persona. En el primer caso no te van a pedir nada, pero en la segunda llamada sí que intentarán conseguir información personal.

¿Y para qué quieren eso? Su misión es robarte el dinero, la identidad o las dos cosas.

Vishing, phishing y smishing

Como te decíamos antes, el vishing no es la única estafa a la que nos enfrentamos ahora. Sin embargo, sí debes saber que esta está muy relacionada con el phishing. De hecho, la palabra vishing viene de la combinación de «phishing» y de voz.

Pero, ¿qué es phishing? Este timo se caracteriza por el envío de correos electrónicos haciéndose pasar por empresas reales con el objetivo de sacarte tus datos.

Seguro que más de una vez has recibido mensajes diciendo que tu cuenta bancaria se ha bloqueado, que tienes un pedido de Amazon atascado porque falta un dato en tu dirección. O de otras empresas.

Digamos que el vishing es lo mismo solo que utilizando la voz. Y, por ende, el teléfono.

Por último, tenemos el smishing que también supone un engaño. En este caso coincide con la anterior en el uso del teléfono. Solo que, en lugar de llamadas, lo que hacen es enviar mensajes de texto o bien de WhatsApp, para que te confíes y des tus datos privados. O bien te llevan a una web similar a la original, pero donde van a pedirte datos privados.

Cómo funciona el vishing

estafa por teléfono

El funcionamiento del vishing es bastante fácil de entender. Lo primero que pasará es que recibirás una llamada de teléfono. Normalmente se identifica el número, por lo que es posible que lo cojas si estás esperando alguna llamada.

Al otro lado se identificarán como tu compañía de móvil, de luz, de agua… Y te dirán que a partir de ese mes, o del mes siguiente, tu factura se va a incrementar un tanto por ciento. Es posible que te lo digan así o que te digan directamente que vas a pasar de pagar x euros a x euros.

Obviamente, te vas a cabrear y te pedirán disculpas y colgarán.

Hasta ahí bien. Pero claro. Justo después, recibirás una segunda llamada de teléfono.

En este caso se hará pasar por otra compañía (de móvil, luz, agua…) y te dirá que tienen una oferta para nuevos clientes que si te vas con ellos vas a pagar al mes mucho menos, y además tendrás hasta alguna bonificación. Y claro, si te ven interesado inician los trámites solicitándote los datos que van a precisar: nombre y apellidos, DNI, número de cuenta para los pagos…

Y ahí es donde estarás perdido. Porque le habrás dado todos los datos privados para que ellos puedan robarte tanto tu dinero como tu propia identidad.

Cómo evitar ser una víctima

Qué hacer en caso de estafa teléfonica

A nadie le gusta ser engañado y manipulado. Y mucho menos si eso implica que vas a perder tu dinero o que te van a robar tu identidad (y a saber qué harán con ella). Por eso, aquí van algunos consejos que te pueden ayudar a evitar encontrarte en esta situación.

Verifica la identidad de quien contacta

Si en la primera llamada se han identificado como una compañía con la que tienes un contrato y te dicen que te van a subir el precio, cuelga.

A continuación, utiliza los números de teléfono que tienes de tu compañía (esa que supuestamente te ha llamado) y pide hablar con un agente. Explícale la llamada que acabas de recibir y que quieres saber si es real o no.

De esta manera podrás salir de dudas acerca de si era un timo o no.

Nunca digas «sí» por teléfono

¿Te han pedido alguna vez que digas «sí» para hablar con un agente, o para confirmar algo? Pues que sepas que lo mejor que puedes hacer es decir cualquier cosa menos Sí.

Primero, porque esas llamadas se graban. Y tu sí puede servir para apuntarte a otros servicios que tú no habrás contratado. Pero si obtienen tus datos y tu voz, estás perdido.

Tampoco es bueno que sigas las indicaciones que te digan, como presionar ciertos botones y similares. Por supuesto, esto en las llamadas que no conozcas.

No des tu información personal por teléfono

Ni se te ocurra dar tu información personal por teléfono si no conoces a la otra persona. Es decir, que si te piden cualquier dato, es preferible que te manden un correo electrónico con ello antes que ponerte a dar los datos por una llamada de teléfono.

Eso mismo es lo que buscan, y si se lo das te estás poniendo en peligro.

No te agobies

Una de las prácticas que están experimentándose en estos momentos son de llamadas algo más subidas de tono. En el sentido de que puede haber amenazas o insultos por no aceptar ofertas o por querer darse de baja.

Ante todo, no pierdas la calma. No le sigas la corriente a la otra persona e intenta ponerte en contacto con la empresa para saber si realmente es real lo que te han dicho (y si lo es, denunciar el trato que te hayan dado). Pero ya te decimos que lo normal es que no lo sea.

Aunque te digan que los cambios se van a aplicar desde ese mismo momento, hay tiempo para actuar.

Y una cosa más: no te lo creas todo. Buscan manipularte y para ello dirán todo lo que sea necesario para hacerlo.

Como ves, el vishing es una de las estafas más comunes hoy día. Pero con las herramientas adecuadas, y sobre todo un buen conocimiento, podrás evitarlas. ¿Te ha pasado alguna vez? ¿Qué hiciste?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.