Valores de pequeña capitalización: ¿cómo son?

De la bolsa española, hay valores que, por su baja liquidez, no son seguidos por las casas de análisis. Buena parte de estas propuestas de inversión proceden de los valores de pequeña y mediana capitalización. Juegan un peso específico en la renta variable nacional. Hasta el punto que están agrupadas en un índice bursátil propio. El Small Cups, en donde están integradas las empresas cotizadas que presentan estas características tan especiales y bien definidas. ¿Deseas saber más de cómo son estos valores.

Pues bien, a través de esta clase de empresas que cotizan en la bolsa nacional podrás a partir de estos momentos desarrollar tus inversiones. Ni peor ni mejor que a través de los grandes valores del índice selectivo, sino diferente. Con nuevas oportunidades de negocio, y quien sabe sin con nuevas perspectivas para encarar el nuevo año con intenciones más innovadoras en lo que se refiere a tus operaciones en la renta variable.

Desde este escenario, los valores de pequeña capitalización juegan un papel determinante en todas tus inversiones. Con unas características muy bien definidas en todos sus valores. Deberás conocerlos para que las operaciones las puedas desarrollar con mayores garantías de éxito. Por de medio de una amplia de propuestas que abarcan a todos los sectores bursátiles y buen número de líneas de negocio.

Capitalización: ¿cómo son los valores?

valoresLos de pequeña capitalización se distinguen fundamentalmente porque se mueven muy pocos títulos en los mercados. En algunos casos bajo unas cantidades bastante ridículas. Con muy pocos interés, tanto por parte de los compradores y vendedores. De esta forma, el precio de las acciones es más fácil de manipular por las manos fuertes de los mercados. Desde este punto de pista puede considerarse como unos valores realmente peligrosos para tus intereses como pequeño y mediano inversor.

Con muy pocos títulos pueden mover sus precios a su antojo. Además, presentan mayor volatilidad que otros valores. Con unas oscilaciones en las cotizaciones muy violentas, que pueden llegar en una misma sesión bursátil por encima del 5%. Incluso en ciertos casos por encima del 10%. Con unas diferencias muy amplias entre sus precios máximos y mínimos. Como consecuencia de esta característica, son propuestas que gozan de las predicciones de los inversores de carácter especulativo. Muy indicados para las operaciones regulares de los traders.

Otra de las aportaciones que generan esta clase de valores es que son más sensibles para la difusión de rumores sobre sus compañías. No forman parte, por otra lado, de las recomendaciones de los principales intermediarios financieros. Ni forman parte de la cartera de inversión que elaboran los brokers. De esta manera, dispondrás de menos información sobre la evolución de estas compañías que integran este peculiar grupo de valores.

¿Cómo operar con estas empresas?

Si deseas operar con estas empresas que cotizan en el mercado continuo nacional deberás regirte bajo las mismas normas que en los grandes valores del índice nacional. Aunque con pequeñas diferencias que deberás tener en cuenta a partir de estos momentos. La primera de ellas reside en que son menos recomendadas para los plazos más largos. Conviene finiquitarlas cuanto antes mejor. Para evitar más de un susto en sus cotizaciones.

Otras de sus particularidades es que sus empresas, son más reacias a repartir dividendos entre sus accionistas. Por supuesto que las hay, pero sus propuestas proporcionalmente hablando son menores. Y que lo distribuyen bajo importes mucho más modestos. Siendo en esta ocasión más extraño que superen el 5% en los niveles de rendimiento. Es un pequeño hándicap que presentan hacia los inversores más conservadores de los mercados financieros.

Una nueva diferencia procede de qué se trata de empresas con menos peso específico en sus respectivos sectores. Su relevancia en los índices no es muy relevante, salvo raras excepciones. Todas ellas son de líneas de negocio no excesivamente potentes. O incluso de nueva creación. Sus precios se basan más en expectativas que crean en los mercados más que en sus cuentas empresariales reales. De ahí, que en muchas de las ocasiones varíen tanto con respecto a los precios que marcan sus cotizaciones.

¿Qué estrategias puedes utilizar?

operarCon las empresas de pequeña capitalización deberás operar de una forma diferentes o cuando menos bajo otros parámetros no tan rígidos como en los valores de primer nivel. Te exigirán un procedimiento diferente a la hora de operar con estos valores. Debes estar muy atento a sus cotizaciones con el objeto de no llevarte más de una sorpresa en el momento menos esperado. Asimismo, no debes dejar caer sus precios ante cualquier escenario bajista que se genere. Si es preciso tendrás que vender las acciones antes que dejarte parte de tus ahorros en las operaciones realizadas.

Por otra parte, también será muy necesario que te puedas abrir las posiciones en la parte baja de la banda en donde se mueven el precio de las acciones. A ser posible muy cerca del entono de los soportes. Pero siempre que se respeten estos niveles en la cotización de todas las sesiones bursátil. Será una técnica muy favorable para tus intereses. Con el objetivo que pueda dirigirse lo más lejos posible hasta la zona de su resistencias. No en vano, se trata de una estrategia de inversión muy útil y que emplean todos los perfiles de inversores. Con altas posibilidades que puedes conseguir tus objetivos. No es otro que alcanzar las máximas plusvalías en cada una de las operaciones.

Otro de los movimientos que pueden ser muy beneficiosos para tus intereses pasa necesariamente por tratar de aprovechar los momentos álgidos en su cotización. Es lo que vulgarmente se llama en renta variable estar en zona calientes. Podrás darte cuenta de esta situación tan especial porque su volumen de negociación se incrementará de forma notable. En la práctica significa que el interés de los compradores será muy superior al de los vendedores. Se constituye en una clara señal que te proporcionan los mercados financieros para que te decantes por las compras.

Potencial de revalorización

preciosAlgunas de estos valores, de pequeña capitalización, cuentan con un precio objetivo superior al que presentan sus precios actuales. En ocasiones con descuentos de hasta el 30%, incluso superiores en las propuestas más agresivas. Vocento o Pharmamar son algunos de los ejemplos más relevantes de escenario. En especial, si estos movimientos vienen acompañados por una tendencia en los índices de renta variable lo más alcista posible. No tendrás que dudar en abrir posiciones bajo los importes que consideres más oportunos, en función del saldo de tu cuenta corriente.

Por lo general, estos valores son los últimos en recoger los movimientos alcistas de la bolsa. Ya que es una forma que utilizan los inversores para rentabilizar los ahorros. Pero mucho cuidado, por esta situación se afecta a todos los valores de estas características. Sino por el contrario, a los que estén en mejor situación de emprender movimientos muy violentos al alza. Aunque, por otra parte, son de corta duración. Puedes durar unos pocos días o semanas, a no ser que su tendencia alcista sea muy nítida. En cuyo caso, se podrán perpetuar en el tiempo.

Pero por la misma razón, generan también elevados riesgos debido a la alta volatilidad que presentan con regularidad. Por lo cual, la mejor manera para operar con ellos es conocerlos y que figuras van desarrollando semana a  semana. No en vano, algunos de ellos han emprendido caídas en los mercados financieros muy peligrosos. Como consecuencia que te puedes ver atrapado en corrientes bajistas de gran intensidad. Y en donde es muy difícil para salir de sus posiciones. Es algo que debes de prever para no llevarte una sorpresa negativa a partir de estos momentos.

Otras características

Si por algo se caracterizan estos pequeños valores de la bolsa española es porque son muy proclives a desarrollar movimientos corporativos. En donde pueden variar con gran potencia su escenario actual en las cotizaciones. Con grandes subidas y bajadas en función de estos acontecimientos. Podrás utilizarlos en tu propio beneficio a través de operaciones muy rápidas y cortas en su duración.

De todas formas,  en algunas situaciones son candidatos a ingresar en la primera división  de la bolsa nacional. A través de las revisiones del índice selectivo que se realiza cada trimestre del año. Es otro de los elementos que debes valorar al analizar esta clase de valores tan bien definidos. Generalmente cada vez que se emprenden estos movimientos, los mercados financieros reciban la noticia con importantes subidas en el precio de sus acciones. Con porcentajes que varían entre el 5% y 15%. Que pueden ser aprovechados con compras puntuales durante estos procesos en los índices bursátiles.

También es de especial relevancia en los valores de pequeña capitalización es el hecho que no son muy receptivos para conformar la cartera de valores de los pequeños y medianos inversores. Quizás como en tu propio caso. En donde prefieren propuestas de mayor liquidez. En donde puedes entrar y salir de las plazas en donde cotizan sus acciones. Con mayor facilidad y por los importes que desees. De esta forma, la operativa es mucho mejor para los intereses de todos los inversores.

Además, tienes muchas propuestas en donde elegir. No tendrás excesivos problemas para seleccionar tus valores favoritos. Con todos los sectores y líneas de negocio. Desde las más tradicionales a las vanguardistas y con mayor innovación. En cierta forma es un cajón de sastre en donde dan cabida a toda clase de empresas. Prácticamente sin excepciones.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *