Trading Online

Las nuevas tecnologías han abierto la puerta a la popularización del trading, ya que en la actualidad todo es posible desde casa, desde trabajar hasta comprar la despensa. Antes el trading era exclusivamente para los expertos financieros y la elite de inversores; de ahí, el alto nivel de des información que la mayoría de la población tiene acerca del mundo bursátil.

¿Qué es el trading online?

El trading online se da cuando se compran o venden, instrumentos financieros que están cotizados en la bolsa, mediante una plataforma que nos suministrará un bróker experto. De ser así no necesitaremos ir a las oficinas de la entidad financiera intermediaria, bastara con unos cuantos clics para comenzar a realizar trading online.

Wall Street, en Nueva York tiene todo un mundo informático debajo de sus instalaciones centrales. Las operaciones traducidas en sistema binario pasan por la conexión de Internet del fondo marino del Atlántico. Estos cables submarinos son las autopistas de la información. Cuando un trader realiza operaciones desde su casa en los mercados bursátiles americanos, recibirá en tiempo real la información a través de estos sistemas de cableado estructurado. En el trading online el retraso en la señal recibida es inadmisible. Porque con solo unos segundos de retraso, son vitales cuando se colocan muchas órdenes en el mercado al mismo tiempo.

El ingreso de las operaciones se ordena por tiempo de llegada; por esta razón muchas casas de brokers colocan sus ordenadores en el subsuelo de las más importantes sedes bursátiles a nivel mundial para no perderse ni un segundo en obtener información actualizada respecto a las operaciones que se realicen. Un ejemplo de cómo beneficia la distancia en la velocidad es que recibir información en milésimas de segundo puede cambiar el ingreso de posiciones de un gran fondo de inversión.

¿Qué se requiere para hacer trading?

Antes se solía comprar o vender acciones en las oficinas del banco personalmente, ocasionando caos por las masas de gente. Después, los inversores comenzaron a hacerlo por teléfono, hasta la última década que el internet comenzó a popularizarse y ahora la mayoría de las operaciones se realizan por este medio.

Lo que se necesita para ser trader online son cuatro requisitos fundamentales:

  • -Un ordenador o portátil
  • -Contratar los servicios de un broker que te ingrese a la plataforma de trading, así como sus operaciones en tiempo real
  • -Tener libre un capital de unos 5.000 euros para acciones de trading
  • -Poseer el conocimiento de cómo utilizar correctamente el trading.

Lastimosamente, muchos inversores novatos creen que las operaciones de trading son sencillas y que existe un 50% de posibilidades de que los activos suban y un 50% de que los activos bajen. Menos del 5% de los inversores particulares ganan de forma consistente en la Bolsa y demora bastante tiempo formar traders completos que se desempeñen profesionalmente en su labor, aunque el factor de riesgo siempre está latente hasta para el mejor trader.

El inversor tiene que abrir una cuenta demo si quiere incursionar en el mundo del trading, esta es una cuenta virtual simulada con dinero ficticio, que sirve para experimentar las formas de invertir y como moverse en el mercado. Esta fase de experimentación debería practicarse durante meses y tratar de invertir como si el dinero fuera real para considerar el factor latente de riesgo.

Hay que tomar en cuenta el factor principal que provoca que el 95% de los inversores particulares fracasen en sus operaciones: el factor psicológico.

En las operaciones de trading las emociones como: la codicia, la avaricia, el miedo, la incertidumbre, la euforia o la esperanza deben minimizarse o suprimirse, no puede guiarse por estas ya que nublarán su juicio y lo harán tomar decisiones apresuradas. La forma de minimizarlas para sobrevivir en el mercado bursátil es:

  • –Teniendo un método de invertir: Necesitamos elaborar un método de inversión objetivo, mediante el cual sepamos cuando comprar, vender y cuando detenernos. Ese método debe probarse una y otra vez en el modo demo. Si no contamos con un método bien elaborado, acabaremos comprando por emociones repentinas y no con un análisis de las circunstancias. Su método tiene que ir según el horizonte temporal en el que se visualice: intradía, corto plazo, medio o largo plazo. Cada horizonte temporal posee sus ventajas y desventajas que hay que evaluar y probar en la fase demo las veces que sean necesarias.
  • –Contemplando siempre el riesgo: Poner límites de inversión, diversificar el capital, como dicen por ahí, no poner todas las naranjas en la misma canasta. Comenzar a invertir solo con una parte pequeña del capital total disponible.
  • –No utilizar el apalancamiento: El éxito del trading ha motivado a la creación de plataformas con productos derivados, con ellos un inversor puede llegar a ganar mucho dinero invirtiendo un poco suma de capital, usando el nombrado efecto de apalancamiento. En ningún caso un inversor novato, deberá apalancarse o al menos no abusar de este. El inversor novato que desconoce el camino del trading, siempre piensa primero en lo que quiere llegar a ganar, cuando lo primero que se debe contemplar es lo que puede llegar a perder. Jamás se debe arriesgar más del 2% del capital total para invertir en un solo movimiento u operació
  • –Experiencia: El trading requiere de un aprendizaje constante, la perseverancia y practica en el mercado bursátil hará que desarrolle un olfato para comprar y vender a tiempo y sacarles el mayor provecho a sus operaciones financieras.

¿Es rentable incursionar en el trading?

Es rentable si reunimos lo que se necesita y hacemos lo que se requiere, lo primero que necesitamos para invertir en la bolsa sabemos que es dinero. Sin capital no podremos ni especular y la especulación es la mejor herramienta de trabajo, por esto lo primero que tenemos que realizar es protegerlo; ya que con la ausencia de capital no podremos invertir más.

Cuando se posee mucho capital evidentemente es más fácil vivir de los mercados bursátiles, porque solo haría falta ganar pequeñas rentabilidades para conseguir sumas considerables de efectivo. Obviamente esto depende de que capital consideramos necesario para vivir; esto es una cuestión muy personal, pero ante todo hay que ser realistas y tener objetivos realistas. El disponer de poco capital nos limitará de una buena diversificación de inversiones.

El problema de nuevo es el tiempo, como tenemos poco dinero, y queremos ganar a toda costa, el inversor suele tomar riesgos muy elevados a los que su capital le permite buscando ganar dinero rápidamente, lo llevará a la ruina rápidamente. Solo existe un método confiable de ganar y sobrevivir en los mercados bursátiles, este es ganar dinero poco a poco, mientras se evalúa constantemente el riesgo latente. Por ejemplo, si tengo diez mil euros disponibles para invertir, sería recomendable en cada operación realizada, usar stops que si no funcionan como se planeó, las pérdidas no sean superiores a los 200 euros.

No hay porque tener prisa por convertirnos en traders, porque aquellos que se apresuran suelen durar muy poco en el mercado bursátil.

El trading online, no es otra cosa más que estudio constante, disciplina absoluta y esfuerzo total. El 95% de inversores particulares fracasan en su intento de convertirse en profesionales, el problema es que la mayoría de este 95% no se han esforzado en aprender cómo operan los mercados bursátiles a nivel global, ni han desarrollado método alguno de trading, compran y venden por intuición o emoción.

Algo que debe evitarse a toda costa, es invertir con dinero que utilizamos para comprar cosas de primera necesidad, ya que si este dinero se pierde, caerá en un estado de crisis financiera pues habrá descuidado lo más importante, su vida personal y la de su familia probablemente, así que hay que realizar adecuadamente las cuentas necesarias para que dividamos el dinero que se delegará para los gastos básicos para vivir y el presupuesto que quede libre de esto, podrá invertirse sin miedo a perderlo todo en una mala inversión, efecto que sucede frecuentemente con las personas que apuestan, esto no es azar es constante práctica y conocimiento del mercado.

Un mito muy popular es pensar que el objetivo principal de trading es tratar de adivinar lo que va a suceder en el mercado. El trader tiene que tratar de aprovechar lo que el mercado le ofrece al momento, no tratar de adivinarlo. El mercado siempre tendrá la razón y tratar de ir en contra será muy absurdo.

Es importante considerar que los traders viven constantemente con las pérdidas. Perder dinero es parte de este negocio, desde que se comienza a incursionar en el, hasta cuando llega a un nivel profesional. Hay que saber asumir dichas perdidas y seguir adelante pese a ellas. Los stops son nuestros salvavidas en ocasiones de crisis financiera. Es imposible ganar siempre, pero esta debe ser su premisa tratando de realizar movimientos apropiados y prudentes razonándolo siempre con las estadísticas sin tomar decisiones apresuradas. Es en este sentido, cuando la experiencia se vuelve muy importante, ya que los primeros años que se realizan operaciones de compra y venta de acciones es muy difícil ver cómo te salta un stop de pérdidas y después de ello el activo evoluciona progresivamente como inicialmente lo pensaste. Eso lleva a muchos traders, a dejar de utilizar los nombrados stops, paso que les llevará a la ruina pues estos son pieza fundamental del éxito en el mercado.

 

 


Escribe un comentario