Toys ‘R’ Us se declara en bancarrota

toysNo por esperada ha llamado menos la atención la noticia. Lo cierto es que se ha confirmado que la compañía juguetera se va a acoger a la ley de quiebras de Estados Unidos. Ante las serias dificultades para su deuda, pero también motivada por los importantes problemas en su línea de negocio y que le ha llevado a generar unos resultados empresariales por debajo de las estimaciones oficiales. Una de las razones para comprender esta situación se debe al momento por el que pasa el sector de los juguetes ante la pujanza del mercado online que no para de crecer durante los últimos años.

Esta noticia se une a los problemas por la que también está pasando la juguetera danesa Lego. Hasta el punto de que se ha visto inmersa en una pequeña crisis empresarial que le ha llevado a redecir parte de su plantilla. Un hecho que viene a reflejar el delicado momento que vive el sector de la juguetería a nivel internacional. Con unos resultados empresariales que no estaban siendo satisfactorios para sus intereses. Además, de otras pequeñas empresas de estas características que se están resintiendo de una menor demanda. En parte derivada de la aparición de los juguetes en formato online.

Pues bien, la actual situación de Toys se podía prever tras la decisión hace unos meses de su emblemática tienda en uno de los barrios más relevantes de Nueva York. Después de llevar más de quince años abierta al público. No es de extrañar que en esos momentos algunos medios de comunicación especializados advirtiesen sobre la situación económica de uno de los iconos de la juguetería mundial, tal y como ha sucedido en estos momentos. Con una deuda cercana a los 5.000 millones de dólares y que ha terminado con esta situación en sus finanzas.

Toys en el ojo del huracán

cuentasUna de los aspectos que hay que advertir en estos momentos es que Toys no cotiza en los mercados de renta variable de ningún país. Por lo que esta medida no tendrá consecuencia sobre los inversores. Si eres una de estas personas, deberás conocer que la cadena minorista de juguetes no tuvo más remedio que abandonar el parqué bursátil hace una década. Para de esta forma, poner en marcha un duro ajuste a sus cuentas empresariales. Después de haberse desplomado sus precios en los mercados financieros y llevar a un recorte ciertamente muy importante en sus acciones. En este sentido, los ahorradores que tomaron posiciones en este valor tuvieron que sufrir fuertes minusvalías en sus ahorros.

Esto es algo que en estos momentos no va a pasar con la declaración de bancarrota de Toys. No en vano, no está cotizando en ningún mercado financiero. Ni tan siquiera en los secundarios por lo que su situación actual no afectará al sector de la inversión. Aunque por el contrario, sí que puede tener repercusión sobre las empresas de su mismo sector. No obstante, en España no hay ninguna de estas características. Tendrías que ir a los mercados de Estados Unidos, Gran Bretaña o Alemania para encontrarte con compañías cotizadas con esta identidad. La mayoría de ellas ligada a otras líneas de negocio y que les permiten diversificar sus cuentas empresariales.

Sus tiendas funcionan con normalidad

Esta importante medida económica por parte de Toys de momento no afecta a las tiendas que tiene a través de la geografía española. Al igual que sus más de 1.600 establecimientos repartidos por todo el mundo. Sin que tenga ninguna repercusión por la declaración de bancarrota. De esta forma, los usuarios que deseen comprar sus productos podrán realizarlo como hasta ahora mismo. Con una completa normalidad en la prestación de sus servicios y con la misma gama de productos destinados para el público más infantil.

En concreto, la juguetera aporta en España una red de 51 establecimientos y un total de 1.600 empleados que, según insisten desde esta marca comercial, no se verán afectados inicialmente por este proceso empresarial. Una noticia que se une a otros del sector que no indican que esté pasando por el mejor de los momentos. Con una competencia en las líneas de negocio que no estaban presentes en años pasados. Curiosamente fue esta empresa, Toys, la que despertó mucha expectación entre los consumidores por la innovadora oferta de sus juguetes. Hasta el punto que la respuesta de estos parecía motivar el asentamiento de esta marca en la geografía nacional.

¿Qué es lo que pasará ahora?

deudaDespués de que hayan anunciado la situación de bancarrota son muchos los pasos que tendrán que dar en este complejo proceso administrativo a partir de estos momentos. Para empezar deberán asumir un pago inminente sobre un total de 400 millones de dólares. O lo que es lo mismo, 334 millones de euros. Esta ha sido uno de los motivos más relevantes por lo que han precipitado esta importante decisión. Al estar en una posición financiera claramente deficitaria que les impedía realizar cualquier clase de maniobras para subsanar su grave problema de falta de liquidez.

De esta forma, y con las medidas tomadas durante esta semana, Toys está en condiciones de refinanciar su deuda con más calma. Hasta el punto de que incluso pueda adquirir más productos y financiar sus operaciones empresariales. Este es uno de los motivos por los que pueda sobrevivir su línea de negocio de cara a los próximos. Y que apuntala la decisión de no cerrar la mayoría de sus puntos de venta. Como por ejemplo, está sucediendo con sus tiendas en España. Desde esta perspectiva, no podemos estar hablando de una situación terminal tal y como pudiese pensarse en un principio.

Futuro de la empresa juguetera

De cualquier forma, la intención de sus dirigentes es seguir adelanto con el negocio. Ya que han adelantado su objetico de seguir trabajando con sus acreedores para reestructurar la deuda a largo plazo. Para lo cual el primer paso que han tenido que dar es llegar a esta situación de bancarrota. Con la meta que puedan solucionar estos problema en su contabilidad y puedan continuar con su actividad en cualquier momento. Todo ello a pesar de impacto que ha provocado esta noticia en el mundo empresarial. Y más concretamente en el segmento de la juguetería y artículos de ocio destinados al segmento de la población más joven.

Precisamente en un momento en que las empresas al otro lado del Atlántico están pasando por un buen momento. En donde mayoritariamente los beneficios se están incrementando trimestre a trimestre. Dando alas a la renta variable de los Estados Unidos para buscar un mejor rendimiento a las acciones de las compañías cotizadas. En donde el caso concreto de Toys parece ser un caso aislado con respecto a las principales líneas de negocio de este país.

Las tiendas seguirán operando

tiendasDe todas formas, es necesario conocer que los establecimientos no acogidos a esta operación continuarán operando como de costumbre. En donde la mayoría de ellos, en opinión de los directivos de Toys, son rentables y están dando beneficios a la compañía. No en vano, el problema no se debe a que el negocio vaya extremadamente mal. Sino que por el contrario la causa hay que buscarla en la deuda tan grande que tiene como consecuencia de la expansión del negocio a buena parte de los más importantes países del mundo.

Otro aspecto que hay que tener muy en cuenta en este proceso es que si hubiese cotizado sus acciones en los mercados de renta variable las cosas hubiesen cambiado sustancialmente. En el sentido de que esta realidad se hubiese hecho sentir en el precio de los títulos. Con una más que previsibles depreciación en sus acciones. Incluso provocando una estampida por parte de los inversores. Un factor que habría agravado la situación por la atraviesa uno de los referentes más relevantes en el sector de la juguetería. Desde este escenario, los usuarios bursátiles no deben preocuparse por los efectos colaterales que puedan generarse a partir de estos momentos.

A pesar de la incidencia de esta noticia en los medios de comunicación, no es nada nuevo lo que ha pasado a Toys. Sino que sucede a una parte de las empresas que están en su misma situación. Con pocas novedades en las medidas que están tomando durante esta complicada semana. Su mayor incidencia ha tenido que ver con la popularidad del negocio. Además, por estar presente en muchos de los destinos internacionales, como en el propio ejemplo del mercado español.

En donde, uno de los aspectos de mayor relevancia consiste en que firma estadounidense ha recibido un compromiso de financiación de más de 3.000 millones de dólares por un grupo sindicado de bancos liderado por JP Morgan y otros prestamistas para poder pagar a sus proveedores, según informó la propia compañía. También es digno de mencionar que las operaciones fuera de Estados Unidos están separadas y por tanto no forman parte del proceso de quiebra bajo supervisión judicial. Es decir, que los consumidores españoles podrán seguir adquiriendo los productos de esta marca comercial como hasta ahora. Sin ninguna novedad visible en la calidad del servicio que ofrecen desde todos sus establecimientos comerciales.


Categorías

Empresas

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *