Todos los fondos de inversión que puedes contratar

fondosLos fondos de inversión se han constituido en uno de los productos financieros más populares en donde puedes rentabilizar los ahorros. No en vano, no se conforman como un modelo de ahorro único ni tampoco homogéneo. Sino que por el contrario, está desarrollado bajo diferentes aristas que puedes seleccionar para mejorar tu cuenta de resultados todos los años. Desde la renta variable a la fija, pero sin olvidarse de las soluciones alternativas o incluso monetarias si este es tu deseo. Una de sus grandes ventajas con respectos a otros formatos de inversión son las muchas posibilidades que te ofrece para buscar el retorno adecuado a tu patrimonio personal o familiar.

Desde este escenario general, nada mejor que conocer cuáles son los fondos de inversión que tienes disponibles en estos momentos. Para que los puedas analizar y contratarlos en función del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor. Con toda seguridad comprobarás que son más fondos que los que te imaginabas desde un principio. Incluso desde concepciones muy innovadoras en interesantes para defender tus intereses en cualquier momento. Desde luego que modelos no te faltarán para llegar a la decisión más correcta en dependencia del estado real de los mercados financieros.

En cualquier caso, en estos momentos puedes detectar en el mercado una amplia gama de fondos de inversión de todas las características y condición. Sin apenas exclusión en el momento de su contratación. Aunque es muy complicado cuantificar cuáles son los mejores fondos ya que es una definición muy subjetiva en función del perfil que aporte cada uno de los pequeños y medianos inversores. Puede que para ti esté representado por los basados en la renta variable, mientras que para otro usuario sean los que tengan como componentes de su cartera de inversión los bonos más representativos de la renta fija internacional.

Clases de fondos de inversión

En primer lugar, necesitarás ver la clasificación que hay de estos productos financieros. Tan amplia que puede crearte a partir de estos momentos algún que otro problema en su elección. La lista de estos fondos abarca diferentes formas para invertir los ahorros desde estos precisos momentos. Entre los que destacan los monetarios, renta fija, variable, mixtos, globales y fondo de fondos. Por otra parte, también hay subdivisiones dentro de estas modalidades. Como por ejemplo, en los mixtos que pueden agrupar a los que son defensivos, agresivos, moderados, flexibles o incluso en función de su gestión: activos o pasivos.

Ninguna es mejor o peor que otro. Sino que por el contrario dependen de las condiciones que presentan los mercados financieros en cada momento. A parte – claro está – del perfil que presentes como inversor: moderado, agresivo o intermedio. Tienes tantos fondos de inversión que prácticamente no puedes abarcar todas las propuestas por parte de las gestoras. De lo que se trata es que los complementes a partir de ahora. Será una de las estrategias más eficaces para diversificar los ahorros desde un planteamiento muy práctico que defiende tus intereses como usuarios.

Garantizados: rendimiento mínimo

garantizadosTambién hay otra categoría que son los denominados garantizados. Estos fondos te aseguran una rentabilidad mínima y fija todos los años. Quizás no se muy exigente para tus deseos, pero al menos conseguirás un retorno fijo todos los años de entre el 3 % y 5 % aproximadamente. A partir de estos niveles podrás superar el tipo de interés que te ofrecen, siempre que se cumplan unas condiciones mínimas que no en todos los casos se cumplen. Se trata de un productos demandado por algunos pequeños y medianos inversores que quieren dotar de mayor seguridad a sus aportaciones económicas. Pero que en cualquier caso, te impiden que puedas acceder a las mejores rentabilidades que se generan desde los mercados financieros.

Sirven para aplicar otra clase de estrategias en la inversión. Y que van destinados a un perfil de cliente muy bien definido. En donde prevalece la seguridad por encima de otros planteamientos en la inversión. No obstante, pueden limitarte que estén en condiciones de aprovecharte las buenas condiciones de los condiciones de los mercados financieros. Sea cual fuese el activo financiero del que se compone su cartera de inversión. Porque en efecto, los fondos garantizados se refieren tanto a vinculaciones con la renta fija como en la variable. Incluso desde otros modelos en su gestión. En cualquier caso, será una nueva alternativa para rentabilizar tus ahorros desde estos momentos.

Manera de gestionar los fondos

gestiónOtra de las variantes en las que se pueden diferenciar estos productos financieros es por su modelo de gestión. En este sentido, un concepto interesante es la de fondos de autor que son aquellos en los que el gestor tiene más libertad a la hora de llevar a cabo las inversiones, la política de inversión es más libre. Aunque la diferencia principal reside en los formatos activos y pasivos. Con respecto a los primeros se caracterizan por es el propio gestión quien los va renovando en función de las condiciones de los mercados. Y que en cada momento puede ser una muy diferente. Es otro de los recursos para mejorar el rendimiento, incluso desde los escenarios más adversos para los mercados financieros.

Mientras que los fondos de gestión activa, por otra parte, son mucho más estáticos. Ya que se plantean y desarrollan con unos objetivos muy definidos desde el principio. De los que no puedes desviarte si no deseas alejarte de tus planteamientos originales. Son los fondos más habituales que te puedes encontrar a través de la actual oferta. En los que también están presentes todos los formatos en la inversión. Desde una administración muy conservadora a otro que se distinguen por el gran riesgo que conllevan sus operaciones en cualquier momento.

Señas de identidad de estos productos

En cualquier caso, y para todos ellos hay unos nexos de unión que conviene que los tengas en cuenta a partir de estos momentos. No en vano, un mismo fondo de inversión puede tener distintas clases dependiendo de las comisiones, divisas, inversión mínima… Esto es algo que caracteriza a cualquier fondo de inversión, independientemente de cuál sea su naturaleza. No lo olvides si no deseas cometer un error que puede costarte muy caro a partir de ahora. Con respecto a las comisiones pueden ser de diversa clase: depósito, gestión, reembolso, etc. Pero no te asustes porque no todas se cumplen a la misma vez. En cualquier caso, sí que puedes ser más expansivo que la compra y venta de acciones en la bolsa.

De todas formas, una de las grandes ventajas de los fondos de inversión es que están adaptados a todas las economías domésticas. Desde aportaciones mínimas a partir de 500 euros. Aunque hay algunos formatos que realmente son mucho más exigentes al elevar estos importes hasta 5.000 o incluso 10.000 euros. Por otra parte, también puedes ser contratados en monedas locales o en otras que exigen un cambio que deberás asumirlo por medio de unas comisiones adicionales que indudablemente te llegará a encarecer la operación. Por tanto, tendrás que comprobar si la operación te será rentable.

Diferentes estrategias en la inversión

estrategiasNo se puede olvidar tampoco que estos productos financieros puedes adquirir otras variantes más sofisticadas. Desde luego que es así al encontrarnos con fondos de inversión value, growth o blend dependiendo de la estrategia de inversión que escogen. Son más complicados para su definitiva suscripción, pero por otra parte, puede mejora el interés todos los años. Deberás compartir estos objetivos en cuanto al desarrollo de la estrategia en la que son confeccionados. Porque aportan modelos de inversión sustancialmente diferentes, en donde será muy habitual que presentes una mayor cultura financiera para que puedas operar con ellos con mayores garantías de éxito. No lo olvides si deseas optimizar las operaciones a partir de estos momentos.

Por otra parte, también están disponibles los fondos con reparto de dividendo. Para que de esta manera, puedas tener un retorno fijo todos los años. No solamente afectan a los fondos de inversión de renta variable, sino también a la fija. Con una rentabilidad anual que puede acercarse a niveles del 5 %. En este caso, será necesario que te plantees si vale la pena invertir en estos modelos de gestión. Porque no solamente te debes regir por la retribución que te ofrecen todos los años, sino por otros parámetros realmente importantes. En cualquier caso, no son mayoritarios en la actual oferta que te genera este importante mercado de inversión.

Los fondos de retorno absoluto es otra de las modalidades que puedes encontrarte en estos momentos. Es una de las más características de todas y es muy frecuente ir a esta gestión en los ahorros. En algunos momentos en tu vida pueden ser los más rentables de todos. Hasta el punto que es una modalidad en al que cada vez más inciden las gestoras. Por último, también están presentes los SICAVs que están destinados a un perfil de usuario más exigente y en los que no todos los pequeños y medianos inversores pueden suscribirlos. Necesitarán de una información adicional en la que se explique cómo es su funcionamiento y la composición de sus carteras de inversión. Para que llegues a la conclusión que los fondos de inversión son un producto más complejo de lo que piensas en un principio.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *