Tendencia de los inversores: ¿cómo asumen los riesgos?

tendenciaNo todos los pequeños y medianos inversores asumen los riesgos de la misma manera. Así se pone de manifiesto en un reciente estudio denominado como Estudio Global de Inversión 2018 y que ha sido realizado por el bróker internacional Schroders. Se constata que hay unas claras diferencia entre los ahorradores nacionales que se clasifican entre los que son considerados como avanzados o expertos y por otro lado los restantes, es decir los principiantes. Con notables diferencias en la estrategia de uno y otros y en especial en la forma en que asumen los riesgos de las operaciones.

En este informe sobre la tendencia en las actuaciones de los pequeños y medianos inversores se pone el acento en que el primero de los grupos, los inversores más avanzados, adoptan un nivel de riesgo superior. Hasta el punto de que invierten un 23 % de su cartera en inversiones de alto riesgo en comparación con los que cuentan con conocimientos de nivel principiante o básico. En cuyo caso, su exposición a esta clase de operaciones bursátiles tan especiales es de tan solo el 9 %.

Otro de los datos más relevantes que se extrae del estudio impulsado desde el bróker internacional Schroders es que los inversores avanzados o expertos dedican al bajo riesgo un 42  % de sus inversiones, mientras que por el contrario, los usuarios que tienen menos conocimientos invierten de media casi un 60 %. Una sutil diferencia que debe valorarse para conocer cuál es el estado real de las inversiones en renta variable en estos precisos momento y del que puedes sacar alguna que otra lección sobre las actuaciones que deberás realizar a partir de estos momentos.

Posiciones de los riesgos

riesgosPor otra parte, el estudio incide muy claramente en que los inversores de nuestro país tienen casi la mitad de su cartera (49 %) en inversiones de bajo riesgo, por encima de la media europea (45 %) y sólo por debajo de los italianos (51 %) y lusos (57 %). Además, están por encima de la media en la exposición que tienen a efectivo, con un 27 % de la cartera en comparación con el 25% de la media que experimenta los inversores en el viejo continente. Esto es algo que expone la importancia de si es rentable o no tomar posiciones de riesgo o alto riesgo en los mercados de renta variable.

La distribución en los diferentes activos financieros también es objeto de análisis en este estudio bursátil. Porque pone de manifiesto que son los inversores españoles más avanzados o expertos los que en estos momentos generan una mayor exposición a la renta variable, con el 39 % de las preferencias. A continuación le siguen la renta fija (15 %), los fondos inmobiliarios (11 %) y las inversiones alternativas, con el 14 % de las operaciones. Se puede comprobar, a pesar de todo, de que también los productos basados en la renta fija están presentes en su cartera de inversión. Como estrategia para garantizar y proteger sus aportaciones económicas por encima de otras consideraciones técnicas.

Reacciones frente a las caídas

No de menor importancia es la importancia que se da a cuál puede ser la reacción ante la depreciación del valor en uno u otro perfil de usuarios y que han sido analizados en el Estudio Global de Inversión 2018. Al revelar que son los inversores con mayores conocimientos los que tienen más posibilidades para reaccionar con mayor rapidez ante este escenario que puede presentar la bolsa ya que el 71 % invierte o mueve el dinero frente al 32 % de los que tienen un nivel principiante o básico. Mientras que por el contrario, el 68 % de los pequeños y medianos inversores con conocimientos básicos o de principiante no hace nada en estos casos tan concretos de la inversión.

Puede decirse que uno de los momentos más decisivos en las operaciones en los mercados variables es este decir. Es decir, cuando las posiciones van francamente mal y el precio actual está muy alejado del de compra. En donde hay que diferenciar las tácticas agresivas y por otra parte las conservadoras. Es muy importante adoptar una decisión, aunque bien es cierto que no es una labor muy sencilla de llevar a cabo por infinidad de causas que son de diversa naturaleza. Porque al fin y al cabo podrán tener un resultado completamente diferente tal y como puedes comprender con la experiencia acumulada año tras año en los mercados de renta variable.

Riesgos de inversores agresivos

agresivosUno de los perfiles que presentan los pequeños y medianos inversores es el de más agresivo. Es decir, está en condiciones de optar por ampliar sus riesgos en el dinero que invierte. Bien porque es la estrategia que usa habitualmente o sencillamente porque está respaldado por una cuenta de ahorro muy saneada que le permite arriesgar más en sus operaciones en los mercados financieros. Normalmente a través de productos que invierten en la compra y venta de acciones en la bolsa, pero desde modelos diferentes.

Algunos de estos productos de renta variable son los warrants, derivados y otros de similares características. Se distinguen por encima de todo por el alto riesgo que corren los inversores. En el sentido de que si bien pueden ganar mucho dinero en esta clase de movimientos, no menos verdad es que se pueden dejar muchos, pero que mucho euros por el camino. Desde luego que en un nivel superior al generado desde la propia bolsa, aunque sea a costa de operaciones muy rápidas en donde lo más importante es acertar con la tendencia del valor o activo financiero.

Mayor nivel de apalancamiento

Esta es sin duda otra de las características más relevantes de estos productos financieros en donde no todos los inversores tienen el nivel de aprendizaje que se exige a estas operaciones. No en vano, este es otro de los grandes peligros de invertir en estos modelos financieros. Ya que si no se aporta una experiencia previa se puede pagar muy caro esta clase de estrategias en la inversión. Son precisamente los pequeños y medianos inversores más agresivos los que pueden hacer frente a esta clase de operaciones tan complejas y a la vez con tantos riesgos.

Por otra parte, no puede olvidarse que en algunos de estos productos se genera un vencimiento. Esto en la práctica quiere decir que se incrementan los riesgos ya que si no se cumplen las expectativas son muy altas las posibilidades de que puedas perder una parte muy importante del dinero que has invertido en cada una de las operaciones que presentan estas características tan especiales. Por tanto, es aconsejable no invertir todo el capital disponible, si no por el contrario una parte mínima del mismo. Será la mejor manera para proteger tus intereses particulares de la manera más correcta y eficaz.

Inversores más defensivos

Por otra parte están los inversores denominados como conservadores o defensivos en donde prima más la seguridad de las operaciones que la rentabilidad de las mismas. Se trata, en definitiva, de que prevalezca por encima de todo que el capital o ahorro no decrezca por una mala operación por encima de otras consideraciones de cualquier naturaleza. Es al fin y al cabo el objetivo principal que persiguen esta clase de inversores y que detectan muy rápidamente cuáles son los productos que desean contratar a partir de estos momentos.

Otra de las señales que les delatan a este perfil de inversores es la que se refiere a su inclinación por la renta fija en detrimento de la variable en buena parte de las etapas en la inversión. Incluso a través de los depósitos bancarios a plazo fijo. En donde la rentabilidad es mínima, pero en todo caso es fija y garantizada. Aunque sea a costa de renunciar a una rentabilidad más alta que generan los productos de renta variable en su conjunto. Porque además tendrán la opción de ir incrementando su bolsa de ahorro poco a poco y año tras año.

Aportaciones monetarias

euroPor último, conviene también recordar que otra diferencia que presentan los inversores conservadores y los más agresivos se deriva del importe monetario que dedican a sus inversiones. Mientras en el primer de los casos, es más bien limitado en el segundo de ellos se realiza bajo unos movimientos muy elevados. Hasta el punto de que éstos perfiles pocas están en liquidez en su cuenta de ahorro. Es una señal por la que se reconoce este tipo de perfil por encima de otras consideraciones técnicas y hasta puede que también desde el punto de vista fundamental.

Más allá de los vencimientos que se puedan dar a uno u otro producto y que a mayor plazo de permanencia equivale a un planteamiento en la inversión más conservador o defensivo. No en vano, es otro de los rasgos en que puedes fijarte para determinar ante qué clase de estrategias estas en cada momento. Ya que es muy habitual que las inversiones con más riesgo en los movimientos estén acompañada de unos vencimientos muy cortos y en algunos de los casos hasta habría que calificarlo como ultra cortos. Más allá de otras consideraciones técnicas y también desde el punto de vista fundamental. Es una señal por la que se reconoce este tipo de perfil por encima de otras consideraciones técnicas y hasta puede que también desde el punto de vista fundamental.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.