Telefónica vuelve a posiciones de compra

telefónica

La teleco nacional Telefónica es el valor que en estos momentos está tirando del índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35, tras muchos meses de indefinición o incluso con importantes pérdidas en su cotización. En estos momentos se encuentra en niveles cercanos a 7,60 euros la acción, aunque lo más importante es saber si podrá rebasar el importe soporte que tiene en los 8 euros. De ser de esta manera, no cabe duda de que su potencial alcista habrá mejorado sustancialmente.

En estos momentos, buena parte de los analistas financieros están pendientes de lo que pueda hacer la teleco en los mercados de renta variable. No en vano, hasta hace pocas semanas estaba inmerso en un preocupante canal bajista que le ha llevado a estar por debajo de los siete euros. En uno de los niveles de cotización más bajos de los últimos tiempo. No podemos olvidar, por otra parte, que sus acciones han estado cotizando en los 13 euros tan solo hace unos años. Es decir, ha perdido prácticamente la mitad de su valoración en bolsa.

Como consecuencia de su evolución en los mercados financieros no es extraña la preocupación por parte de los diferentes agentes financieros. Ante el temor evidente de que pudiese caer aún más en sus precios y dirigirse hacia la cota de los 6 euros, lo que supondría la entrada en un escenario técnico de bajada libre. Una figura que es la peor que se puede dar para los pequeños y medianos inversores. Entre otras razones, porque ya no cuenta con soportes de relevancia en su camino y las pérdidas pueden profundizarse con especial intensidad.

Telefónica. Nuevas y buenas noticias

móviles

Después de muchos meses sin generar noticias positivas que impulsasen su precio en bolsa, parece que la tendencia se ha invertido en los últimos días. Porque en efecto, Telefónica Móviles ha resultado la adjudicataria entre cuatro ofertas presentadas del contrato con la Gerencia Informática de la Seguridad Social, según un anuncio publicado muy recientemente en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En cualquier caso, el contrato tiene una duración de un año justo, que va del 1 de diciembre de 2018 hasta el 30 de noviembre de 2019. De todas formas, el mismo puede ser renovado por otro año más, con una duración máxima, incluidas prórrogas, de dos años.

Se trata, en definitiva, de una noticia muy positiva que puede dar un impulso a la posición de este teleco en el índice nacional de la renta variable. Después de muchos meses en una total atonía y que ha hecho que muchos pequeños y medianos inversores hayan abandonado el valor. Para decantarse por otros con mejores expectativas en bolsa. Como por ejemplo, las compañías del sector eléctrico o incluso algunas constructoras de especial relevancia en los mercados de renta variable. Con una clara presencia de las posiciones vendedoras sobre las compradoras.

Alianza con Netflix

netflix

Otra de las noticias positivas que pueden ayudar a que Telefónica pueda ser unos de los mejores representantes de la renta variable española es su alianza con uno de los gigantes del sector de las comunicaciones como el operador Netflix. No en vano, a finales del pasado año, empezaron a comercializarse las nuevas modalidades de Fusión de Movistar que incorporaban los contenidos de Netflix en calidad HD o UHD.

Cuando se cumplen dos meses del lanzamiento comercial de la alianza entre Movistar y Netflix en España, las cifras revelan que más de un tercio de los nuevos clientes de Movistar se han sumado a la compañía contratando Netflix en su paquete. Asimismo, un 35 % de los clientes de Movistar con acceso a los productos que permiten ver Netflix han contratado esta opción.

La integración de Netflix en el interfaz de Movistar + ha aportado una nueva experiencia al usuario, que puede acceder a esta plataforma tanto en las distintas secciones del interfaz como a través del buscador.

Estrategias para operar con el valor

En cualquier caso, pueden realizarse alguna que otra estrategia con este valor. Una de las más relevantes es abrir posiciones en caso de que sus acciones rebasen niveles de 8 euros. Sin asumir excesivos riesgos y que puede destinarse diversos plazos de permanencia: corto, medio y largo. Dentro de este contexto general, esta cotización es la claves para entrar o no en los mercados de renta variable. Mientras que por el contrario, si se vuelve a la barrera de los 7 euros se estará dando una nueva señal de debilidad en el valor. Y que le podría llevar a niveles aún más bajos y que invitarían a abandonar sus posiciones.

Por otra parte, no puede olvidarse que Telefónica es uno de los blue chips de la bolsa nacional. Es decir, aquellos que tienen un gran volumen de contratación y con un intercambio de títulos en todas las sesiones bursátiles. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Siendo, en definitiva, en uno de los valores más activos, no solo de la bolsa española sino también de la del viejo continente. Algo que le puede ayudar a escalar posiciones dentro de unos mercados financieros internacionales alcistas.

Inversores con perfil conservador

Otra de las características que distingue a este valor tan importante de la bolsa es que es objeto de las operaciones de los inversores más defensivos o conservadores del mercado. En donde prevalecen sus deseos de preservar los ahorros por encima de otras consideraciones más agresivas desde todos los puntos de vista. En este sentido, no nos podemos olvidar que la operadora de telecomunicaciones reparte un dividendo todos los años con una rentabilidad en torno al 5,5 %. A través de dos pagos realizados en el mismo año y que le conforman en uno de los repartos más rentables del Ibex 35.

Por otra parte, tampoco es un valor excesivamente volátil ya que sus subidas y bajadas en los parqués no son muy violentas en comparación con otros valores bursátiles. Como por ejemplo, los del sector bancario en los últimos meses. Con porcentajes muy cercanos al 3 % o 4 % y que pueden hacer ganar mucho dinero en las operaciones o perderlo si el escenario es desfavorable para los intereses de los pequeños y medianos inversores. A pesar de la depreciación de esta relevante teleco de más del 50 % en los últimos siete años.

Son aspecto que hay que tener en cuenta para importar ciertas estrategias en sus operaciones. Tanto para realizar las compras como las ventas. En este último caso a través de las ventas a crédito que permite obtener beneficios en un valor a la baja. Aunque se trata de un producto financieros que conlleva muchos riesgos y no está adaptado a todos los perfiles de los pequeños y medianos inversores. Si no que por el contrario, requiere de un elevado aprendizaje en sus operaciones.

Soluciones empresariales

tv

Telefónica España ha estado poniendo el foco en reforzar las unidades de negocio especializadas en cada una de estas tecnologías (conectividad, cloud, seguridad, big data, IoT y digital workplace), que en los últimos años han tenido una senda de continuado crecimiento, situando a Telefónica como uno de los actores de referencia en el mercado de las nuevas tecnologías para empresas.

“Con ‘Telefónica Empresas’, los empresarios podrán acceder a todas las capacidades, servicios y soluciones de las diversas unidades de negocio de diferentes compañías, a través de una oferta comercial completa tanto para grandes empresas como para las de tamaño mediano y pequeño, así como el sector público. ‘Telefónica Empresas’ quiere ser el socio de confianza para llevar a cabo la transformación digital de los negocios en un momento en el que la digitalización ya es una realidad y una necesidad para seguir creciendo”, ha añadido José Cerdán, CEO de Telefónica Business Solutions.

Emisión del primer bono verde

Telefónica ha lanzado hoy con éxito su primera emisión verde, por importe de 1.000 millones de euros y a un plazo de cinco años. La operación, que también es la primera que se realiza en el sector de las telecomunicaciones, se produce después de la presentación al mercado del marco de financiación sostenible de la compañía. Se trata también de la primera emisión de una compañía española en 2019. A través de una nueva modalidad en la inversión y que era desconocida por buena parte de los inversores.

La operación ha tenido muy buena recepción por parte de los inversores institucionales, cuya demanda ha permitido fijar el cupón en el 1,069 %, hasta 25 puntos básicos por debajo de las indicaciones iniciales de precio. La prima final pagada se sitúa en tan solo 3 puntos básicos, significativamente por debajo de la media de emisiones del año. El libro de órdenes final se situó en los 5,2 millardos, lo que supone una sobresuscripción de más de 5 veces. Cabe destacar el elevado interés de inversores verdes, con una participación superior al 50 %, lo que contribuye a ampliar la base inversora. En total, han participado más de 310 inversores, de los cuales más de 80 % son inversores internacionales. Se trata también de la primera emisión de una compañía española en 2019. A través de una nueva modalidad en la inversión y que era desconocida por buena parte de los inversores.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.