¿Por qué son tan importantes la tendencia en bolsa?

Todos los activos financieros que cotizan en los mercados muestran unas tendencias. A pesar de lo que pueden pensar algunos inversores, no solamente se divide entre alcista o bajista. Por supuesto que no, porque también la lateralidad es un tendencia. Aunque sea para no definirse para emprender subidas o bajadas. Pero en definitiva es otra clase de tendencia y muy importante para definir la estrategia que vas a llevar a cabo en los mercados financieros.

La primera enseñanza en cualquier mediano o pequeño inversor es detectar la tendencia de los valores. Será de especial importancia para que puedas rentabilizar tus ahorros a partir de estos momentos. Porque en efecto, sabrás lo que tienes que hacer y utilizar una serie de herramientas para que tus operaciones puedan desarrollarse con un mayor éxito. No puedes olvidarte si no deseas equivocarte más de la cuenta ya que se trata de un grave error que cometen algunos inversores.

Tal es la importancia de una tendencia que será determinante para abrir o cerrar posiciones en los mercados financieros de renta variable. No podemos olvidar que darán las señales correctas para abrir una estrategia de inversión, en uno u otro sentido. Hasta tal punto que puede hacerte ganar mucho dinero en las operaciones. O en el peor de lo casos, limitar las pérdidas cuando se den las condiciones más adversas en los mercados financieros. Porque además, no requieren de un especial aprendizaje por parte de los usuarios en esta clase de operaciones.

Tendencia alcista: comprar acciones

alcistaNo cabe duda que la tendencia alcista es una de las más beneficiosas para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Porque en efecto, será la que proporcione las pautas sobre la decisión que habrá que tomar en los próximos meses. No en vano, en toda tendencia alcista la compra de acciones supone una operación que puedes realizar con un control mayor de los riesgos. En especial, por el elevado recorrido al alza que puede presentar un valor o activo financiero.

Además, hay una figura en el análisis técnico que puede ser aún más beneficiosa para tus intereses como es la denominada subida libre. Por una razón muy especial y que reside en que el valor seleccionado ya no tendrá más obstáculos por el camino. Es decir, ha superado todos los niveles de resistencias que se le ha ido presentando durante su evolución en las cotizaciones. Hasta el punto que tiene todo el camino despejado por arriba, sin límites aparentes que pueda frenar su precio.

En toda tendencia alcista siempre hay una estrategia que puede ayudarte a conseguir tus objetivos con una mayor claridad. Se basa fundamentalmente en comprar en los picos mínimos en donde cotizan sus precios y vender los máximos. Hasta el punto que puedes reforzar tus posiciones en la renta variable con mayores garantías de éxito que a través de otros procedimientos bursátiles. Con la importante ventaja que no necesitarás de un especial aprendizaje para detectar estos niveles de entrada y salida en los mercados bursátiles.

Bajista: preservar los ahorros

Durante la configuración de esta tendencia, no buscarás una rentabilización de tus ahorros. Por supuesto que no, sino que por el contrario tu principal objetivo es proteger tus aportaciones monetarias. Y una de las formas más eficaces es a través de una limitación en las pérdidas. Nada menos que pierdas menos dinero que el que puede dictaminar el mercado de renta variable. En estos casos, se trata de una medida muy prudente para que no pierdas tanto capital como el que et habrá pasado en más de una ocasión. Incluso utilizando una orden de limitación de pérdidas para que las cosas no vayan a peor.

Al igual que hay una subida libre, en la tendencia bajista también está presente la bajada libre. Uno de los escenarios más desfavorables con los que te puedes encontrar en el análisis técnico. Y que puede hacer perder más de la mitad del patrimonio invertido en la renta variable. Si lo detectas, debes salir rápidamente y sin ningún tipo de excusas. No en vano, es lo más práctico que puedes hacer a partir de estos momentos. Su recorrido bajista es muy alto sin ningún soporte durante este recorrido. No te quedará otra alternativa que vender tus acciones si no deseas verte en una situación mucho más peligrosa que la que tienes ante ti.

A diferencia de la tendencia alcista, en esta no quedan alterativas para desarrollar cualquier clase de estrategias en la inversión. Solamente vender, vender y vender. En lo que único que hay una pequeña diferencia es en el momento de formalizarla. Porque en efecto, puedes aprovechar algún rebote para alejarte de los mercados de renta variable. Quizás con un mejor precio de venta que el esperado al originarse la caída en las cotizaciones. En cualquier caso, no debes prestar atención a estos escenarios para intentar aprovecharte de los bajos precios que aportan las acciones de los valores.

Como dar veracidad a las subidas

subidasOtro de los problemas con los que puedes encontrarte a partir de estos momentos es cuales son los parámetros que certificarán que la subida es un hecho incontestable. Pues fundamentalmente dos y uno de ellos es si las alzas van acompañas por un incremento significativo de su volumen de contratación. Si es realmente así, será una señal de que la subida esta vez va en serio. Hasta el punto que estarás en condiciones de abrir posiciones en los mercados financieros. Con compras fuertes si fuera posible.

La otra técnica está representada porque los más máximos y mínimos crecientes van aumentando al cierre de todas las semanas. Será otra de las pistas que te proporcionará el mercado de la bolsa sobre la tendencia de un valor o activo financiero. Mientras no se incierta será que se mantiene con todo vigor bajo la tendencia alcista. Puede durar unas pocas semanas o por el contrario perpetuarse de un plazo de tiempo muy amplio. En cualquier caso, nunca se eternizará ya que la renta variable está dominada  por continuos cambios de tendencia. Aunque pueden tener una duración diversa, en función de cada caso en concreto.

En cualquier caso, de confirmarse será una oportunidad para que puedas rentabilizar los ahorros con mayor eficacia. Porque en efecto, tienes una altas posibilidades de no confundirte en la decisión que has tomado. En consecuencia, podrás mantener las posiciones mientras no los máximos y mínimos no decrezcan en sus cotizaciones semanales. Entonces sería el momento para deshacer las posiciones y recoger las plusvalías. A pesar de que puedan generarse rebotes en las cotizaciones.

¿Por qué es tan importante detectarlo?

Es muy recomendable que tengas esta información con cierta anticipación. La suficiente como para que puedas desarrollarla con la estrategia más convincente y definida. Estando pendiente en todo momento de los soportes y resistencias que puede sobrepasar en cualquier momento. Con la intención de buscar ganancias o limitar las pérdidas, respectivamente. Porque en función de esta variable deberás utilizar una u otra estrategia para optimizar las operaciones. Vamos que será un movimiento que te ayudará a defender tus intereses como pequeño y mediano inversor.

También es muy conveniente que analices el análisis técnico para constatar cual es la situación real del valor o activo financiero. Será una herramienta de gran eficacia para que puedas tomar la mejor decisión para rentabilizar tus ahorros. Porque en efecto, una de las mejores estrategias en el mundo de la inversión es ir a favor de una tendencia definida. En unos casos, te servirá para conseguir un dinero extra, y en otras para no perder más aportaciones. Si haces caso a estas recomendaciones con toda seguridad que optimizarás todas tus operaciones en la renta variable.

Operaciones de los traders

tradersOtro aspecto que debes tener en cuenta es que la lateralidad también es una tendencia, aunque pueda sorprenderte. Con la única diferencia de que no desarrolla al alza o la baja, sino manteniendo unos niveles muy parecidos en su cotización. Como consecuencia de esta actuación, será mucho más complicado operar en bolsa. En donde solamente los traders estarán en mejor disposición para conseguir sus objetivos más deseados. Con operaciones muy rápidas y que incluso se desarrollan en la misma sesión bursátil. Es algo que les diferencia de otros perfiles de pequeños y medianos inversores.

Una recomendación muy práctica en estos escenarios es que nunca puedas ir a contracorriente. Porque en efecto, si es de esta manera, tendrás todas las papeletas para realizar unas pésimas operaciones que se materializarán en fuertes minusvalías en tu cuenta de resultados. Por lo que debes aprovechar las tendencias alcistas y elegir las bajistas para abandonar los mercados financieros. Es una de lecciones más básica para cualquier inversor, por encima de otras consideraciones más complejas o técnicas.

Como seguramente te haya pasado en más de una ocasión, en los momentos en que se genere un cambio de tendencia será la ocasión para que cambies tu cartera de inversión. Para adaptarla al nuevo escenario que se presenta en la renta variable. De una manera rápida, analítica y comprobando al intensidad de los movimientos. Todas estas actuaciones podrás visualizarlas desde los gráficos de los valores, sectores e índices bursátiles. Será la mejor herramienta que tengas para operar en bolsa con las máximas garantías.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *