Suelos y techos en los gráficos: la clave para invertir

gráficosSi hay unas figuras de especial relevancia en el análisis técnico en los gráficos esa no son otras que los suelos y techos que pueden desarrollar los valores, sectores e índices de la renta variable. Hasta el  punto que te darán las pautas más objetivas para que puedas abrir y cerrar operaciones en los mercados financieros. Se constituyen, pues, en una de las herramientas más eficaces que tienes en estos momento para rentabilizar tus movimientos en la bolsa. Por encima de otras estrategias no tan fiables y que te aportan una menor fiabilidad en los resultados.

Son muchos los pequeños y medianos inversores que optan por este modelo de análisis para configurar su cartera de inversión con mayores garantías de éxito. Porque en efecto, te ofrecen una alta resolución a los problemas que se te plantean cada vez que no sabes que hacer en tu relación con los mercados bursátiles. No en vano, te darán una importante pista de los niveles en donde es necesario que compras y vendas las acciones en los mercados financieros. Tampoco te exigirá demasiados conocimientos ya que bastará un aprendizaje en esta clase de análisis.

Desde esta perspectiva, podrás invertir de mejor forma y rentabilizar tus ahorros con mayor seguridad. En cierta forma, estarás protegiendo tu capital a través de una estrategia de inversión muy segura. Que además te ofrece una serie de prestaciones muy útiles que te servirán para poner de manifiesto el estado real de un valor, sector o índice bursátil. Y lo que es más importante para tus intereses personales: el momento en donde debes formalizar tus operaciones en renta variable.

¿Qué son los suelos y los techos?

En el momento en que hables de suelos y techos te estás refiriendo a una de las partes más relevantes de un ciclo de mercado. Porque en efecto, se trata en todos los casos de un punto de inflexión en relación previa. Según sea uno u otro movimiento en la cotización de sus precios. Por otra parte, también mantiene una cierta vinculación con los ciclos económicos. Debido a que la relación es muy estrecha y casi siempre anticipa una nueva situación económica, en uno u otro sentido.

Por lo que respecta a los suelos en bolsa se constituyen en la señal más clara de que la tendencia bajista ha terminado por fin. Como consecuencia de este escenario, estarás en al mejor de las situaciones para tomar posiciones en los mercados de renta variable. Con altas posibilidades de que puedas obtener amplias plusvalías a través de las revalorizaciones de los precios. Por un motivo muy claro y que reside en que vas a comprar acciones al principio de una nueva tendencias en la renta variable. Dispondrás de muchos meses para beneficiarte de esta nueva tendencia.

Los techos, por el contrario, se conforman como el movimiento completamente opuesto. Es decir, cuando hay unas resistencias que ya no pueden batirse. Y como consecuencia de esta actuación, se impulsa un cambio de tendencia. En este caso, pasando de alcista a bajista. Es un momento que debes aprovechar para abandonar rápidamente tus posiciones en el valor afectado. Será una forma muy eficaz para resguardar las plusvalías generadas hasta estos momentos. Para que esto sea así, no te quedará más remedio que actuar con mucha diligencia y no verte afectado por los recortes en las cotizaciones.

Formación de figuras durmientes

figurasNo obstante, debes tener especial atención con su formación porque puede darse el caso que sean figuras de suelos y techos durmientes, aunque no sea lo más habitual. Porque en primer lugar se originan a más largo plazo que las formaciones más convencionales. Hasta tal punto que puede que por una serie de factores estructurales pueden estar durante muchos años haciendo un suelo o techo. En este caso, no te deben de preocupar en exceso ya que están reservadas a plazos de permanencia más dilatados. Solamente los pequeños y medianos inversores estarán vinculados a estas operaciones en renta variable.

No puedes olvidarte que estas falsas figuras se detectan con mayor facilidad a los pocos días de desarrollarse. Una pequeña pista para darte cuenta de esta particularidad es porque presenten un volumen de contratación mucho más contralado y en la misma síntoma que en sesiones bursátiles anteriores. Es una clave muy útil para conocer ante que figura en bolsa estás y lo que debes hacer a partir de estos momentos. No con otro objetivo que rentabilizar tus ahorros con mayores garantías de éxito.

¿Qué nos indican los gráficos?

Antes de nada, es muy importante que sepas que estás ante un movimiento pendular que indica con gran certeza y objetividad que estás muy cerca de un máximo o un mínimo. Algo muy importante que puede ayudarte a canalizar tus inversiones a partir de una estrategia muy bien definida que deberás ejecutar. Porque en efecto, cuando está en subida o caída libre, tienes muchas posibilidades de que se hagan nuevos máximos y mínimos en la cotización. Aunque deberás plantearte que o serán hasta el infinito.

Siempre llegará un punto de inflexión que originará un radical cambio de tendencia en los valores. En cualquier momento puede pasar, incluso en el menos esperado por tu parte. Así es como actúa la renta variable en la mayoría de las ocasiones. Porque puede ser completamente no ser previsto el movimiento, tal y como aluden buena parte de los analistas financieros. Al fin y al cabo de lo que estamos hablando es de bolsa. Nada menos que de bolsa y son muchos los euros que te juegas por el camino de los mercados financieros.

Se trata, pues, figuras muy relevante que pueden ayudarte a conformar tu cartera de valores incluso en los escenarios más desfavorables para la renta variable en general. Por una razón muy sencilla de explicar y que no es otra que la gran fiabilidad que te proporciona este método de análisis tan especial. Hasta el punto que podrás estar más seguros después de haber tomado las decisiones, en uno u otro sentido. Es decir, cada vez que canalizas las compras o las ventas en función de lo marcado por la figura aparecido en tu chart.

Duración en sus movimientos

duraciónDesde luego que uno de los aspectos que más te interesará es el recorrido pueda generar cada uno de estos movimientos. Porque en efecto,  serán una pista más que necesaria para calibrar el periodo de permanencia a las que se dirigen tus inversiones. Porque puede ser a corto, medio o largo, en dependencia de sus intensidad. Proporcionando una información de especial relevancia para conformar la toma de decisiones por tu parte. En este sentido, es conveniente que sepas que su grado de fiabilidad no es tan importante como en el anterior aspecto ya comentado.

Pues bien, ni los techos ni los suelos tienen una duración concreta. O al menos para determinarla con gran exactitud. En este sentido, no será un dato de especial importancia como para influir en tus decisiones sobre lo que tienes que hacer en los mercados bursátiles. Lo que sí te ofrecerá es una pequeña idea sobre los plazos de permanencia que deberás imprimir a las compras de acciones en la renta variable. Más que nada, en definitiva, que título orientativo más que nada y por encima de otras consideraciones.

Es cierto que normalmente los techos de mercado dura más meses que los suelos. Esto es debido a que durante el proceso de distribución hay un gran número de inversores que salen y entran de los mercados financieros. Como consecuencia de esta importante característica, tarda más en desarrollarse. Pero a la vez el tiempo en que dura es mucho más amplía. De cualquier forma, es un método algo complicado para los pequeños y medianos inversores que presentan menor experiencia en los mercados financieros.

¿Cómo pueden aprovecharse?

Antes de nada, te estarás preguntando como estas figuras tan especiales como pueden mejorar tus posiciones en la renta variable. Pues bien, si identificas estas figuras con mayor exactitud puede aprovecharte de algunas bonificaciones en los precios comprados. Como consecuencia de una estrategia derivada de una compra de acciones más selectivas. Es decir, con unos precios en las compras muchos más competitivos y que repercutirán finalmente en una mejor rentabilidad en tus operaciones en los mercados de renta variable.

De cualquier forma, son formaciones que están más aconsejadas para plazos de permanencia más expansivos. O lo que es lo mismo, para perfiles de pequeños inversores más conservadores que otros. Pero si lo que deseas impulsar son movimientos de corte especulativos, no te preocupes porque finalmente no te servirá de nada o por los menos de muy poco. Dispones de otras estrategias mucho más eficaces para estos escenarios que están presentes en tus actuaciones regulares.

Otra de las principales aportaciones que puedes obtener de los suelos y techos de larga duración es que implican la importación de estrategias en la inversión no excesivamente agresivas ni arriesgadas. Por el contrario, generan que tomes unas líneas de actuación muy cautas y que conlleva pocos riesgos para tus intereses personales. De todas, es una decisión que solamente dependerá de tus intenciones en bolsa. De nada más para que puedas aplicarla con éxito a partir de estos momentos. Con un plazo a la vista de entre uno y tres años. Es el periodo más aconsejado para comprobar los resultados que has obtenido en la apertura de posiciones en alguno de los valores de la bolsa nacional e internacional.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *