Sueldo Neto – Cómo se obtiene del Salario Bruto

El salario bruto es la totalidad que paga la empresa al trabajador por las labores realizadas

El sueldo o salario es la parte que la empresa paga a final de mes a un trabajador por las labores realizadas. Existen dos tipos de sueldo, el bruto y el neto. De hecho, cuando hablamos de sueldo neto, nos referimos a la parte líquida que percibe el trabajador a final de mes. Sin embargo, esta cuantía es el resultado del sueldo bruto tras deducirse otros pagos. Por eso, en realidad, la parte que desembolsa la empresa es mayor a la del sueldo neto.

Muchas personas preguntan a empresas o personas «¿Qué sueldo tienes?», o «¿Cuánto se cobra?», cuando en realidad la pregunta es inexacta. Hay quién te dirá el sueldo bruto o el sueldo neto y otros preguntarán, «¿te refieres al sueldo bruto o al sueldo neto?». La parte que como trabajador acabarás percibiendo y con ella afrontarás tus gastos cada mes es la del sueldo neto. Por ello mismo, vamos a ver más de cerca cómo se obtiene, los gastos que se deducen, y ayudarte tal vez a negociar un posible aumento de sueldo.

Diferencias entre el sueldo neto y el sueldo bruto

El sueldo neto se obtiene restando al salario bruto las retenciones de irpf y seguridad social

El sueldo bruto es la cuantía total que recibe el trabajador por parte de la empresa en concepto de los servicios realizados. A este salario aún no se le ha aplicado ningún tipo de retención. Además, el sueldo bruto engloba todos los pagos que la empresa paga a parte del salario base, es decir, si hay horas extras, comisiones, complementos salariales, pagas extras, etc. También se añade en el sueldo bruto las percepciones no salariales tales como si hay dietas, pluses de transporte, indemnizaciones, prestaciones, etc.

Finalmente al salario bruto se le descuentan (retienen) las cotizaciones de la seguridad social y el IRPF, y el resultado es el salario neto. No existe un único tipo de retención, y varía en función de cada contrato, tipo de trabajo (si es temporal o fijo), cantidad salarial percibida, así como la situación personal de cada persona (si se está casado o si se tienen hijos). Es en esos casos cuando no se aplica la correcta retención que al hacer la declaración de la renta puede salir a nuestro favor o no.

El IRPF en las rentas y las nóminas

Cómo anteriormente hemos explicado, al Sueldo Bruto se le aplican ciertas retenciones y así llegamos al Sueldo Neto. Una de ellas es el IRPF, el «impuesto sobre la renta de las personas físicas». El IRPF en las nóminas es un adelante sobre lo que deberemos pagar a Hacienda al hacer la declaración. En caso de haber pagado poco nos saldrá «a pagar», y en caso que hayamos pagado de más en nuestras nóminas nos saldrá «a devolver».

El gasto del IRPF en las nóminas funciona por tramos

A la hora de pagar a Hacienda, se aplican unas tablas con porcentajes sobre lo que deberemos pagar. En la declaración se incluyen todas las rentas percibidas, no sólo las del trabajo. Este porcentaje que deberemos pagar en concepto de IRPF funciona por tramos, es decir, que el porcentaje no es sobre el total recibido, sino según la cuantía final un porcentaje distinto según las rentas ganas. Para entender mejor cómo se obtiene el sueldo neto, vamos a ver los diferentes tramos en porcentaje que existen.

Los diferentes tramos del IRPF

  • De 0 a 12.450€: El 19%. Si las ganancias anuales no pasan de 12.450€ el IRPF a abonar será del 19% sobre la totalidad ganada. Es decir, que si se han ganado 10.500€ se pagarán 1.995€.
  • De 12.450€ a 20.200€: El 24%. En este caso, los primeros 12.450€ se abonará un 19% que serían 2.365,50€ y el resto a al 24%. Si la persona hubiera ganado 18.450€, debe pagar un 24% del excedente de los 12.450€, en este caso 6.000€. En la totalidad serían 2.365’50€ (del primer tramo) y 1.440€ del segundo tramo, en total 3.805’50€.
  • De 20.200 a 35.200€: El 30%. Cómo el anterior caso, todo el primer tramo iría al 19%, luego al 24%, y el excedente de 20.200€ al 30%.
  • De 35.200 a 60.000€: El 37%. Sucesivamente se va repitiendo el formato anterior, para este caso y los siguientes.
  • De 60.000 a 300.000€: El 45%. Hasta muy recientemente, todo lo que excedía a 60.000€ se pagaba al 45%. Sin embargo, con los nuevos presupuestos para el 2021 hechos por el actual Gobierno en España se espera aprobar un nuevo tramo.
  • De 300.000€ o más: El 47%. Este nuevo tramo sería el nuevo que entraría para el próximo año 2021 en el que a partir de 300.000€ el impuesto se vería aumentado en 2 puntos porcentuales.

El pago a la Seguridad Social

Las pagas extras en el sueldo neto quedan exentas de pagar por seguridad social

El porcentaje que se paga a la Seguridad Social en cambio no tiene en cuenta el nivel de ingresos ni el contexto de la persona. Lo paga tanto la empresa como el trabajador. La empresa es quién hace el pago más grande (normalmente suele ser del 30% al 40% del salario bruto que le pagan al trabajador). El trabajador en su nómina lo que si va a encontrar es una retención que suele oscilar entre el 6% y el 7%. Los conceptos por los que va a cotizar y en consecuencia se le va a retener son los siguientes.

  • Desemplo: 1’55%.
  • Contingencias comunes: 4’70%.
  • Formación Profesional: 0’10%.
  • Cotización adicional por horas extraordinarias: 2%.
  • Resto de horas extraordinarias: 4’70%.

Las pagas extras en el Sueldo Neto

Las pagas extras por el contrario al salario mensual, son exentas de pagar a la Seguridad Social. No por ello están exentas de pagar el IRPF, ya que forma parte de las rentas ganadas al largo del año. Así que de ellas se deduce el IRPF quedando como resultado el sueldo neto. Recordemos que en el pago del IRPF se tienen en cuenta todas las rentas recibidas durante el año, no sólo las recibidas como salario. Estas gratificaciones forman parte del sueldo de la persona trabajadora y que han sido pospuestas. Además, estos pagos suelen ser bien recibidos por todo el mundo ya que coinciden con épocas en las que suelen afrontarse gastos mayores. suelen haber 2, la de diciembre por la Navidad y la de junio por las vacaciones de verano.

Algo que hay que tener en cuenta es que las pagas extras no son una obligación de la empresa, y cada una sigue su propio criterio. Algunas empresas tienen más pagas extras, como 3 al año, y otras en cambio sólo 1 o incluso algunos casos sin pagas. Todo dependerá también en las condiciones en las que se está contratado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.