Sin suelos en las bolsas de todo el mundo

Los bancos centrales de Canadá, Japón. Inglaterra, Suiza, la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo anunciaron la puesta en marcha de una acción coordinada de todos ellos para proporcionar liquidez mediante un swap en dólares en lo que representa la primera operación conjunta para evitar que la crisis del contagio del coronavirus se extienda dentro la economía mundial. Pero ni tan siquiera esta medida ha calmado a los inversores en todo al punto de que los mercados de renta variable han caído en un lunes negro en una media del 8 %.

La compra de activos entre bonos soberanos y agencias federal con garantías hipotecarias al tiempo que rebaja el precio del dinero hasta el 0 % desde el 1 % y el 1.25 % en que estaba hasta ahora. Pero sin surtir efecto, tal y como han indicado los futuros en las bolsas a un lado y otro del Atlántico. Hasta el punto de que la renta variable de Estados Unidos ha tenido que parar su cotización en lo que es la tercera ocasión en que lleva a cabo esta medida tan radical. En cualquier caso, en algo en lo que coinciden todos los analistas financieros es que las bolsas están rotas y no atienden a ningún soporte de cierta relevancia.

Por otra parte, el derrame en los fondos de pensión e inversión las pérdidas se muevan en una horquilla que oscila entre el 5 % y 10 % en función de los activos financieros que integran su cartera de inversión. En lo que se constituye la peor situación tanto para el ahorro y la inversión en muchos y muchos años. No es extraño que desde algunos medios de comunicación se compare esta situación con la de la Gran Depresión del año 1929. Más que a la recesión económica que tuvo lugar hace algo más de diez años. Todos somos más pobres que a finales del mes de febrero.

Errores de los usuarios

Es mucho el dinero que están perdiendo los pequeños y medianos inversores en tan corto espacio de tiempo. Peor ya lo único que podemos hacer llegados a estos niveles es aprender de los errores cometidos. Para que a partir de unos meses este escenario no vuelve a suceder nunca más. En este sentido, una de las mayores equivocaciones que han cometido los pequeños y medianos inversores es no invertir su dinero bajo una estrategia de value. Esto significa que esta clase de valores son más estables y por lo general desarrollan su negocio en sectores más maduros y con fuertes barreras de entrada. Hablamos de empresas pertenecientes a sectores defensivos como el eléctrico o dedicadas al consumo no cíclico: medicamentos, alimentación… Como por ejemplo, activos financieros como Endesa, Ebro, etc.

Una derivada de esta estrategia se basa en el error que se comete al contratar valores especulativos. Es decir, que al final puedan generar unas pérdidas muy espectaculares en toda clase de escenarios en los mercados de renta variable. Incluso con el riesgo de que se puedan quebrar y por tanto dejarse todo el dinero invertido. No puede olvidarse que esta clase de inversiones no son consideradas como tal, sino que por el contrario se centran en operaciones claramente especulativas. Y que en las actuales circunstancias puede ser un error monumental entrar en sus posiciones, por muy bajos en que coticen sus precios en los mercados financieros.

No ir a contracorriente

Nada es menos rentable que ir en contra con la tendencia de los mercados de renta variable. En este sentido, cabe recordar que hay que estar siempre con lo que marcan estos activos financieros. Y por tanto, en los periodos recesivos no habrá más remedio que estar en niveles de liquidez para que no llegue a pasar lo que ahora estamos viviendo todos los pequeños y medianos inversores. No dará mucha más tranquilidad a partir de estos momentos y además podremos aprovecharnos de las auténticas oportunidades de negocio. Sino que podremos beneficiarnos de unos precios más competitivos que hasta estos momentos. Y esta es una lección de la que tendremos que aprender a partir de los sucesos que estamos viviendo.

Nunca promediar a la baja

Muchas veces la posición negativa de nuestra cartera de valores se debe a la evolución de los mercados, en este caso bajista, pero es cierto que en otros se derivan de nuestros propios errores. Y uno de los más relevantes es promediar a la baja y que es algo que algunos pequeños y medianos inversores están haciendo para limitar sus pérdidas. No en vano, algunos inversores cuando están perdiendo dinero en bolsa optan por aplicar esta estrategia para limitar sus pérdidas. Y lo único que conseguirán es ahonda en sus ya altas minusvalías con una gran poder de pérdida en sus posiciones y que pueden ser mucho más altas de las habituales.

Mientras que por otra parte, otro de los errores que suelen cometer los pequeños y medianos inversores es precipitarse en sus decisiones y que les puede llevar a una situación no deseada. En este sentido, antes de tomar una decisión es recomendable que un analista financiero o bursátil nos ayude a canalizar nuestra inversión como consecuencia de esta estrategia en la inversión. Porque al fin y al cabo, los usuarios no tienen todos los datos para conocer lo que mejor les conviene en un determinado momento.  No hay que olvidar que este perfil de profesionales están para asesorar a sus clientes y en la mayoría de los casos de forma gratuita y sin costes económicos para los usuarios bancarios.

No tener paciencia en los plazos

No cabe duda de que el elemento psicológico es otro factor determinante para no cometer errores en la inversión a partir de estos momentos. Sobre este aspecto hay que indicar que siempre es mejor esperar a realizar una mala operación y este es un factor que tienes que aprender para que no te pase el escenario por el que estás atravesando en estos precisos momentos. Debes de tener en cuenta que nadie te obliga a tomar posiciones durante todos los meses del año. Ni mucho menos. Hasta el punto de que debes ser más selectivo en la decisión que antes porque de lo que al fin y al cabo se trata es de preservar tus ahorros por encima de otra clase de consideraciones técnicas que emergen desde los propios mercados de renta variable.

No comprar en máximos

A partir de estos momentos sabrás que no es un buen negocio comprar en precios máximos o muy altos. Aunque sea porque su potencial de revalorización será menos que en otros escenarios menos agresivos. Desde luego que no debes olvidar que estas no son operaciones rentables debido al riesgo que entrañan. Sea cual fuese el plazo de permanencia al que te diriges en estos momentos. Sobre este aspecto no queda más remedio que analizar que al final de estos movimientos corres el serio riesgo de que las correcciones sean muy severas y se pueda perder mucho dinero en estas operaciones. Por tanto, tienes que reducir esta clase de actuaciones en los mercados de renta variable.

Mientras que por otra parte, también es una idea muy práctica el hecho de que no aceptes todas las recomendaciones en las opciones de inversión. En este sentido, nada mejor que ser muy selectivo en las fuentes de información ya que te pueden llevar a situaciones muy poco deseadas para todos los perfiles de pequeños y medianos inversores. Porque en efecto, puede que los intereses que puedan conformar algunos de los analistas no sean los más deseados por parte de todos los usuarios, sea cual fuese la estrategia que vaya a emplear para rentabilizar sus ahorros. Al igual que por el hecho de que hay que evitar los bulos que se difunden por los foros de los medios de comunicación social y redes sociales.

Riesgos de las compras en resistencias

La aplicación de esta estrategia en la inversión no cabe duda que al final genera un grave riesgo en la inversión. Debido a que si no se consigue el objetivo las correcciones pueden llegar a ser muy altas. Por tanto, no queda otro remedio que esperar a que se superen estos niveles con cierta suficiencia. Y entonces sí, realizar compras selectivas en los mercados de renta variable con mayores garantías de éxito a partir de estos momentos.  Hasta el punto es importante este factor que es uno de los errores más frecuentes que suelen cometer los pequeños y medianos inversores.

Mientras que por último, merece realmente la pena que esperes que las resistencias sean vulneradas en varias sesiones en bolsa, no únicamente en un solo día. Para que puedas rentabilizar el capital disponible en todos los escenarios que pueden presentar los mercados de renta variable. Para que  de esta forma, estés en mejores condiciones para que se cumplan tus expectativas en el mundo de la inversión. Y que es al fin y al cabo uno de tus objetivos más inmediatos a partir de estos momentos. No lo olvides si no deseas que puedas llegar a situaciones muy poco deseables para todos los pequeños y medianos inversores.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.