Sigue pesando el turismo en el ámbito económico Español

Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), ha dicho que España está terminando un año con resultados positivos en el sector, aunque preocupan dos aspectos fundamentales. La crisis política que se ha derivado de la situación en Cataluña, así como que algunos países competidores, ya recuperados,  regresarán a los mercados con una fuerte presencia.

La importancia y peso del turismo en el ámbito económico español es trascedente, y hoy continúa aumentando. Se proyecta una contribución al PIB con ascenso al 11.86% en el actual ejercicio, siendo en 2016 del 11.5%. El buen momento que vive el turismo nacional, ha ayudado también a impulsar este comportamiento.

Todo parece indicar, que la aportación e incidencia del Turismo al PIB nacional, se mostrará en dos años con un incremento de cerca de ocho décimas, reflejando una objetiva  evolución.

Se ha buscado mediante diferentes iniciativas,  hacer entender a la opinión pública y a la sociedad española, cuan valorado debe ser este sector, y cuanto significa realmente para el país. De esta forma se pretende exista una opinión positiva hacia esta actividad.

Es de mencionar el fenómeno de la turismofobia, episodios que se vieron surgir con fuerza en el verano en Barcelona y Mallorca, aunque ya han desaparecido.

Para lograr tener una opinión realmente cierta de la dinámica del turismo español, se necesita utilizar diferentes fuentes informativas que incluyan distintas variables en conexión unas con otras, para evitar que la valoración o imagen que se tenga sobre la industria turística en el país, sea basada o sostenida fundamentalmente en la cantidad de turistas que lo visiten.

Crisis catalana y turismo

Según un informe sobre la marca España de Reputation Institute, asciende a cifras de 12.000 millones de euros lo que la economía española podría estar perdiendo, producto a que la intención de los turistas foráneos de visitar el país ha caído en cinco puntos. Este dato puede traducirse en que el turismo descienda superior al 15%.

Considerando datos de marzo de este año, entre los europeos la reputación de la imagen española ha caído 3.1 puntos producto del conflicto político existente en Cataluña.

Ha caído  en 5 puntos según estos estudios, la intención de los europeos en visitar España. Esta es  una de las  facturas que podría afectar al país fuertemente, al ser la industria  turística  un sector indudablemente relevante para la economía.

Temporada de invierno

Existen buenas perspectivas para el turismo en esta temporada de invierno, según el Observatorio de la Industria Hotelera relacionados en un entorno macroeconómico levemente más conservador.

El índice OHE Hotelero, basado en encuesta hecha a las 54 asociaciones pertenecientes a CEHAT, está situado en los 63.09 puntos para esta temporada de invierno, siendo de esta forma optimistas las expectativas en los cuatro meses próximos.

Los subíndices más importantes manifiestan buenas perspectivas, destacando una mejoría en la rentabilidad. Referente a las pernoctaciones, se espera superar los 78.71 millones de pernoctaciones observadas el pasado año, en esta misma temporada.

Se considera que los viajeros extranjeros también aumenten, destacándose en un orden consecutivo como sigue: franceses, ingleses, nórdicos y alemanes.

¿Podría afectar el Brexit al sector?

Sobre el mes de marzo de este año, Christie & Co presentó un estudio relacionado sobre el impacto que la situación de salida del Reino Unido de la Unión Europea, podría tener sobre el turismo en España en los destinos vacacionales más importantes.

Es de notar, que en ese momento, el Brexit no había influido de forma determinante en el comportamiento de los turistas británicos de cara a España, siendo una muestra de esto que llegó a batirse récords de demanda en 2016.

Turoperadores y hoteleros consideraron en ese entonces, que iba a ser a partir del año 2018 cuando los efectos de este suceso comenzarían a notarse. Los factores que influirán con mayor fuerza serán la evolución de las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea, y también el valor que tomará la libra frente al euro, mas efecto en el gasto medio de los turistas británicos  con intenciones de visitar España.

Xavier Batlle, quien es consultor de la firma para España y Portugal, comentó que el mercado de este país es el primer emisor de turistas en España, y que los hoteleros son de la opinión, que el efecto más próximo del  Brexit debería ser la reducción de los días de estancia de los turistas, y también la disminución del gasto que efectuarían en el destino.

Previsiones y estrategias

A mediados de noviembre, Molas dijo que el nivel de reservaciones para el próximo verano, no tenía en esta ocasión el mismo volumen que mostró hace un año, sobre un 6% menos.

Los hoteleros pueden percibir lentitud en las reservas de 2018.

Molas dijo que después de las navidades, se recuperan los presupuestos destinados a los viajes y nuevas ventas se producen.

Es importante hacer notar, que otros destinos competidores se están recuperando; como son Turquía y Grecia. Mayormente entre el mercado británico el aumento que se ha proyectado es en base a precios. Egipto se recupera igualmente, pudiendo afectar a destinos como Canarias, y es un competidor muy fuerte en invierno.

De forma general se considera va a mantenerse la estancia media y que seguirá aumentando el número de visitantes extranjeros; franceses mayormente, nórdicos y alemanes. Solo Tenerife está esperando que disminuya la estancia media, ya sea por nacionales como por extranjeros.

La industria turística en 2018, deberá ser impulsada en medio de un escenario con perspectiva de crecimiento económico a nivel mundial y en el país. El servicio de estudios de Bankia ha manejado esta información.

El comportamiento de la economía europea en este cierre 2017 trae esperanzas, países con un significado especial para el turismo español, pues son mercados emisores, muestran recuperación.

El PIB  de la zona euro estará creciendo 2,3% este año, y el Reino Unido, como ejemplo, el 1,6%.

El servicio de estudios de Bankia dice que el sector en España tiene importantes retos a corto plazo, como será el repunte de la demanda en destinos competidores del Mediterráneo.

A mediano plazo, tiene que elevarse la calidad para poder competir de forma adecuada a largo plazo. Se tendrá que trabajar para aumentar la imagen española como destino seguro, y como ya hemos mencionado, la tan importante tarea de enseñar los grandes beneficios que deja el turismo en el país, contrastados con los perjuicios, en vista a que   pueda reconocerse que son menos estos últimos que los primeros.

A largo plazo, se tendrá que conseguir una adaptación a una demanda dinámica. Asimilar de manera adecuada la influencia cada vez más creciente de las nuevas tecnologías, y caminar hacia la desestacionalización turística.

Se tendrá que trabajar en la influencia sobre países emergentes para atraerlos. Existen suficientes atractivos en España para que esto ocurra. Nuevos nichos de mercado que mucho prometen,  tendrán que ser desarrollados. Ejemplos serían el termalismo, enogastronomía, destinos slow, etc.

Es necesario sumar a lo atractivo y bello del destino, una oferta de alojamientos turísticos de alta calidad. Será una forma efectiva de  atraer más visitantes.

Se habla de poder mejorar ingresos a través de precios, y no de más llegada de turistas como una opción o estrategia posible.

Una variante o camino para disparar los ingresos de hoteles, sin precisamente tener que aumentar la disponibilidad de plazas, es mejorando los servicios ofertados, trabajando un upselling y cross-selling potente.

Si se renueva un hotel y aumenta la categoría, se podrá atraer a un turista de más calidad, que gastará más en el propio hotel, como en otros servicios turísticos del destino en cuestión. Se puede aumentar la categoría y con esto maximizar su rendimiento.

Otra vía en la que se puede incidir, es la desestacionalización del turismo, ya mencionada.  FERGUS Hotels, está apostando por esta estrategia con la apertura de sus hoteles los 365 días del año. Por ejemplo FERGUS Style Palmanova, en Mallorca, que es su adults only en esta región, pretende estar abierto todo el año 2018.

Algunos de los objetivos definidos por CEHAT para el próximo año serán:

  • Competir nuevamente con destinos que ya se recuperan como Grecia o Turquía.
  • Acordar y definir el modelo turístico a ofrecer en España, tratando de apuntar sobre todo, a ofrecer un destino de calidad, apartándose de la masificación.
  • Concienciación de la importancia y relevancia del sector turístico para el bienestar del país, en el orden económico y social
  • Conseguir legislaciones claras, justas e iguales para todos. Debe erradicarse la inseguridad jurídica en el tema de permisos.

Este 2017 fue declarado por la ONU  como el “Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo”, en el contexto de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

La ONU ha estado  promoviendo  un cambio en el sector turístico hacia una mayor sostenibilidad tanto económica, social como medioambiental.

Se persigue un cambio en las prácticas de empresas, también en el comportamiento de los consumidores y permitir mover el planeta hacia un cambio importante para el turismo.

Se ha de buscar junto al crecimiento la sostenibilidad y la existencia de un turismo responsable, tratando de equilibrar las 3 P’s: profit, people & planet.

Será importante que España se sume también a estos intentos, con un  enfoque de sus políticas hacia el sector, considerando este nuevo paradigma.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *