Siete consejos para invertir los ahorros con seguridad

consejosLa seguridad es uno de valores más requeridos por los pequeños y medianos inversores. Para tratar de garantizar sus ahorros y obtener un rendimiento en las operaciones. No obstante, la seguridad en la renta variable es mucho más complicada de conseguir por las especiales características de estos mercados financieros. No puede olvidarse que los diferentes modelos de inversión no garantizan ningún rendimiento. A diferencia de lo que le ocurren a los productos de renta fija que generan un tipo de interés desde el principio.

Desde estos momentos uno de tus principales objetivos consistirá en importar una mayor seguridad a todas las operaciones que vayas a realizar a partir de estos momentos. En todos los casos, te exigirá un incremento en la disciplina de las operaciones e incluso cambiar de estrategia en la inversión. Para que de esta forma, estés en mejor disposición para proteger los ahorros de una manera más eficaz. Sin desatender los beneficios que puedas obtener en todas tus operaciones.

De cualquier forma, la seguridad en las operaciones en los mercados financieros será más habitual si tus planteamientos en la inversión son más bien conservadores o defensivos. En donde sin lugar a dudas prevalecerá más la seguridad que otras actuaciones. Es un  aspecto tan positivo que además te ayudará a proteger los ahorros de una manera más útil. Para impulsar que al final las pérdidas sean las menos posibles. Para que esta tarea sea una realidad nada mejor que uno sencillos consejos que podrás aplicar a partir de estos momentos.

Seguridad con productos conocidos

No hay mejor manera de aportar una mayor seguridad que invertir tus ahorros en los productos financieros con los que estás más habituado a operar. Entre otras razones porque sabrás cuál es su mecánica y los riesgos que conlleva en cada momento. Además, tendrás mayor ventaja para entrar y salir de los mercados al conocer cómo se comportan estos activos financieros. A diferencia de otra serie de productos que desconoces incluso cuáles son sus comportamientos. En donde será mucho más fácil que cometas un error en las decisiones tomadas a partir de estos momentos.

No es ningún secreto que operar en los productos más conocidos te ayudará a optimizar las operaciones. Si no deseas más sorpresas a partir de ahora no te quedará más remedio que centrarte en los modelos de inversión conocidos. Deja los experimentos para otras ocasiones más propicias para tus intereses personales. Porque de lo que se trata es de conseguir que el saldo de tu cuenta corriente se vaya agrandando año tras año. Sin tratar de apurar las operaciones en ningún momento.

Segunda clave: definir los plazos

plazosSerá completamente imprescindible que tengas unos objetivos muy bien definidos con respecto a los plazos de permanencia de tus operaciones en renta variable. Esta estrategia te ayudará a que se reduzcan las malas ventas como consecuencia de tus necesidades de liquidez. Normalmente para afrontar los gastos no esperados y que te pueden llevar a perder mucho dinero en cada una de las operaciones. No importa que sea a corto, medio o largo ya que lo importante es que tengas muy claro estos periodos.

Si aplicas este metido no hay duda de que tendrás más seguridad en la protección de tus ahorros. Por otra parte, en función de esta importante variable dispondrás de unos valores más adecuados a esta característica en la inversión. Porque en efecto, hay unas propuestas en la bolsa que pueden ser más propicias para los periodos más cortos y otras en los más largos. No cometas el grave error de confundir la selección de valores en función del tiempo que tendrás que esperar hasta que llegue su vencimiento.

Tercera clave: no inviertas todo

Una de las estrategias más práctica será invertir una parte de tus ahorros disponibles para esta clase de operaciones en los mercados de renta variable. De esta forma, estarás limitando las posibles pérdidas que puedan generarse de estas operaciones. Con que sea un 40 % sobre esta cantidad será más que suficiente para garantizar toda clase de movimientos en los mercados de renta variable. Además, será muy útil para mantener una mayor liquidez en tu cuenta corriente.

Desde luego que otras de las aportaciones de esta estrategia es que te permitirá estar activo para buscar las oportunidades de negocio que siempre se generan desde estos mercados financieros. En donde solamente necesitarás esperar a que llegue el momento y que puede pasar varios meses o incluso años para que se den estas condiciones. Por otra parte, no puedes olvidar que siempre estarás más tranquilo ante esta situación. Porque tendrás menos problemas para pagar las facturas domésticas, el colegio de los niños o sencillamente cumplir con tus obligaciones fiscales.

Cuarta clave: aprovechar el momento

momentoNo debes invertir en todos los momentos, ni mucho menos. Sino que por el contrario te debes centrar en los periodos más beneficiosos para los mercados financieros. Como por ejemplo, en tendencias alcistas si el modelo de inversión elegido es la bolsa. Las diferencias de realizar una operación de una a otra situación pueden ser muy significativas. Es como para hacértelo pensar a partir de estos momentos. No en vano, no estás obligado a invertir tus ahorros en todos los escenarios. Todo lo contrario, deberás ser muy selectivo en la búsqueda de las oportunidades.

De esta manera, en las tendencias alcistas tendrás que ser mucho más propenso que en las bajistas o incluso de lateralidad. En este sentido, te será muy útil analizar cuál es el escenario actual de los mercados financieros. Hasta el punto de que te encontrarás con alguna que pueda ser más sensible para recibir tus aportaciones económicas. Más allá de cuáles sean tus intenciones puntuales en cada momento. Debes de aprender a partir de ahora de que cada momento exige unos planteamientos diferentes por tu parte.

Quinta clave: alejarse de los tóxicos

Si deseas potenciar la seguridad en tus inversiones te verás obligado de huir de cualquier clase de productos tóxicos. No son necesarios para que tus relaciones con el mundo del dinero se mantengan. Por otra parte, es el camino más peligroso para dejarte muchos euros por el camino. En especial, si no dispones de la cultura financiera como para operar con estos formatos tan peligrosos para defender tus intereses personales. No en vano, no es rentable la ecuación  que se establece entre riesgo y rendimiento en las operaciones.

También los productos tóxicos te pueden producir más de un problema en el momento menos deseado. Piensa que ya tendrás suficiente con tus operaciones en los mercados de renta variable más convencionales. Como por ejemplo, a través de la compra y venta de acciones en bolsa o por medio de los fondos de inversión. En donde tampoco tendrás ninguna garantía con respecto al tipo de interés que te reportarán las operaciones. Eso no te lo puede garantizar ningún producto de la renta variable, ni tan siquiera los más conservadores.

Sexta clave: combinar con más activos

activosEs otra de las estrategias para dotar de más seguridad para tus ahorros de toda la vida. Consiste en mezclar los ahorros con otros activos financieros provenientes de la renta fija. Con esta actuación conseguirás que los riesgos se reduzcan sensiblemente. Para protegerte de los escenarios menos favorables para los mercados de renta variable. Reducirás las pérdidas en unos momentos muy perjudiciales para tus intereses como pequeño y mediano inversor. Hasta incluso en algún que otro momento estarás en situaciones de plusvalías.

No puedes olvidar que esta actuación en la inversión te proporcionará un rendimiento mínimo a una parte de tus aportaciones económicas. Para contrarrestar los efectos negativos de las cotizaciones que vayan marcando los mercados financieros. El objetivo que deberás perseguir es ajustar el balance de las dos inversiones. Una de las claves para lograrlo se basa en dedicar más dinero a una u otra estrategia, en función del perfil que presentes como inversor minorista. Algo que no es fácil en la mayoría de las ocasiones. Ni tan siquiera si dispones de una amplia experiencia en esta clase de operaciones.

Séptima clave: dejarte asesorar

Utilizar o requerir los servicios de los profesionales de los mercados financieros es una buena idea que puede aportarte mayor seguridad en gran parte de las operaciones. Sabrán en todo momento en que activos financieros debes invertir tu dinero. A través de una gestión activa que estará fundamentada en aprovechar todos los escenarios que se generan desde los diferentes mercados financieros, incluyendo lógicamente a la bolsa. Este servicio lo puedes contratar desde tu banco de siempre a través de sus departamentos de análisis y gestión de capital.

Por otra parte, te darán más de una idea de las que no podrías acceder individualmente. Además de ser una gestión activa, también será flexible. Fundamentalmente porque estará adaptada a diferentes formas de inversión. No solamente procedente de la bolsa, sino de los productos menos esperados por tu parte. Estos expertos trataran de mejorar tus rendimientos, pero sobre todo desde un escenario de protección sobre al patrimonio aportado. Es lo que se denomina una inversión delegada, y que habitualmente es aplicada a capitales más exigentes.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *