Señales para entrar o salir en bolsa

Una de las metas que tienen buena parte de los pequeños y medianos inversores es detectar las mejores señales para que puedan entrar o salir de los mercados de renta variable. A priori no es una tarea excesivamente compleja y disponemos de suficientes recursos para dotarnos de estas herramientas. En donde su primera finalidad será ayudarnos a proteger nuestras posiciones en las operaciones en bolsa. Con la ventaja de que puede hacernos mejorar nuestra cuenta de resultados todos los años. De una manera sencilla, eficaz y sobre todo muy fiable, incluso para los inversores con menos experiencia en esta clase de operaciones.

Otro de los aspectos que debemos fijarnos a partir de estos momentos en lo que se refiere a las señales para entrar o salir en bolsa consiste en identificarla en todo momento. Para utilizarlas como herramientas en nuestra estrategia de inversión. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales. Al igual que el hecho de que podremos optimizarlas mucho mejor que a través de otros sistemas de análisis un poco más complejos y quizás menos fiables.

Desde este escenario general, no cabe duda de que estas señales en bolsa pueden beneficiarnos en muchas cosas. Como por ejemplo, realizar los movimientos una vez superadas las resistencias que tiene por delante. En cualquiera de los casos, de lo que se trata al fin y al cabo es de intentar apurar las ganancias en las órdenes de venta que es cuando se liquida la operación. Para ello nada mejor que unos sencillos consejos que pueden hacer que cumplas tus objetivos más anhelados en los mercados de renta variable a partir de estos momentos.

Entrar o salir en bolsa: soportes

Es la forma más sencilla y natural de entrar o salir en bolsa. A través de un sistema muy fiable que muy pocos veces falla en sus predicciones. Se basa en algo tan sencillo como comprar las acciones de un valor en el momento de superar las resistencias. Y por el contrario, vender si se sobrepasa un soporte de cierta importancia. En este último escenario debido a que el precio seguirá bajando en las próximas sesiones bursátiles y es mucho lo que te estás jugando en estos escenarios. Puedes realizar los movimientos de forma muy rápida y sin tener que esperar a más señales para al final confirmen la tendencia.

Mientras que por otra parte, también es digno de valorar el hecho de que tanto soporte como resistencia se constituyen en los parámetros básicos en donde tienes que formalizar las operaciones de compra y venta, respectivamente. Para que esto sea de esta manera, no te quedará más remedio que apoyarte por el análisis técnico. Es decir, por medio de uno gráficos en donde estés en condiciones de visualizar estos niveles en los precios de las acciones. Más allá de lo que pueda decirse desde el punto de vista de sus fundamentales.

El momento es decisivo en bolsa

El momento o momentum determinará sin lugar a dudas lo que tienes que hacer a partir de estos momentos. No en vano, te estará diciendo el momento por el que está atravesando una empresa cotizada en los mercados de renta variable. Si es de signo alcista puedes seguir con la racha positiva, al menos durante unos días más. Generalmente las subidas se ejecutan con especial fuerza y puedes conseguir unas ganancias muy apreciables en un espacio de tiempo muy corto.

Por la otra parte, si no es el momento o momentum quiere decir sencillamente que no es el momento para la inversión. No te quedará más remedio que tomar dos opciones, o bien no abrir posiciones en los mercados de renta variable o por el contrario (si ya las tienes abiertas) será la mejor excusa para abandonar las posiciones. Porque con toda seguridad que los precios se irán mucho más de lo que están en esos precisos momentos. Se trata de otra estrategia en la inversión que cuenta con una gran fiabilidad y que pueden aplicarla cualquier perfil de pequeño y mediano inversor. Con los riesgos muy controlados desde todos los puntos de vista.

Aprovechar los rebotes

Los rebotes es una reacción que se produce en los mercados de renta variable ante unas caídas muy pronunciadas en los valores. Sirven como estrategia en la inversión con varios sistemas. Uno de los más relevantes consiste en cerrar las posiciones en los mismos cuando la tendencia del valor o índice bursátil es claramente bajista. Al menos conseguirás ejecutar las ventas con un precio más sugerente que antes. En ninguno de los casos, deben interpretarse como un nivel de precios en donde haya que comprar. Porque a los pocos días comprobarás como el precio de las acciones se ha alejado del de la compra.

Por otra parte, los rebotes no tienen siempre la misma duración. Por supuesto que no, ya que pueden durar muchos días o diluirse en muy pocas horas. En este sentido, es muy complejo valorar su duración y puede crear ciertas dudas sobre los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que puede hacerte perder dinero en las ventas. Además, puede constituirse en una trampa para tus estrategias en la inversión debido a que puedas pensar de que los se trata es de un cambio de tendencia. Pero en realidad no lo es, si no que por el contrario es una reacción de los mercados financieros a un estado de sobreventa muy acusado.

No es un movimiento tan fiable como en el anteriores y tampoco el premio que puedes obtener es muy sugerente. Porque de lo que se trata al fin y al cabo es de que salgas de los mercados de renta variable ante un estado de debilidad de los mismos. En donde tienes muy poco que ganar y en cambio mucho que perder y esto es algo que debes valorarlo a partir de estos momentos con mucho detalle ya que afectará al resultado final en las operaciones en bolsa.

Volumen de contratación

El volumen de contratación es uno de los parámetros más importante para analizar la cotización de precios de un valor bursátil. En donde te puede dar muchas claves sobre lo que tienes que hacer con tus inversiones en los diferentes mercados de renta variable. Hasta el punto que puede constituirse como un punto de especial referencia para entrar y salir de los mercados financieros. Porque en efecto, no es lo mismo un volumen de contratación alto o pequeño, tal y como vas a comprobar a partir de estos momentos. Hasta el punto que puede ayudarte a mejorar tú cuenta de resultados con las plusvalías conseguidas.

Si un valor muestra una mayor actividad en la compra y venta de sus títulos es que algo está pasando en su cotización. Generalmente está relacionado con un cambio de tendencia en la compañía afectada por este proceso. Aun siendo cierto este escenario, su verdadera aportación reside en el hecho de que este escenario en la renta variable se produce como un aviso sobre una inminente subidas de sus precios. En especial cuando su intensidad es mucho más fuerte de la habitual. Indica que los compradores se están interesando por el valor. No en vano, es un típico movimiento que se da con mucha frecuencia en los mercados financieros. Va seguido por una fuerte apreciación de sus títulos.

Confirmación: tendencia bajista

No siempre un alto volumen de contratación significa que los planteamientos alcistas se impongan en el mercado. Porque en efecto, también puede tener connotaciones bajistas, aunque en este caso es más difusa si constatación. Deberá estar acompañado de otras señales que proporcionen mayor fiabilidad a los movimientos. Como por ejemplo, una vulneración muy clara de los soportes más relevantes. Entonces sí que se confirmaría la imposición de las posiciones vendedoras sobre las compradoras.

Normalmente los cambios de tendencia vienen precedidos con un cambio brusco en el volumen de negociación en los mercados de renta variable. En especial, cuando se pasa de una tendencia alcista a una bajista y que destaca sobre todo porque llama mucho la atención a los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que se dan cuenta muy rápido de que algo está pasando en el valor analizado. Puede constituirse en una señal muy fiable que nos invite a dejar las posiciones en bolsa para mejor ocasión. Y de esta forma, evitarnos que podamos dejarnos muchos euros por el camino.

Movimientos especulativos

Estas actuaciones en los mercados son más significativas en los valores de segunda fila o que presentan una mayor volatilidad en los precios. Con una mayor fiabilidad en el diagnóstico en el incremento o descenso en el volumen de contratación. Anticipando, por norma general, unos movimientos muy violentos que pueden ser aprovechados por los pequeños y medianos inversores. No en vano, los cambios en los movimientos de carácter especulativo suelen conllevar mucho más riesgo que en los restantes. Hasta el punto de perder una parte muy importante del capital invertido desde el principio. Hay que ter mucho cuidado con esta clase de valores bursátiles ya que puedes perder más dinero del asumible.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.