Seis valores para comenzar el 2020

Con llegada de un nuevo año es el momento para configurar una cartera de inversión que sea equilibrada y con un potencial de revalorización por encima de la media. Porque la mejor estrategia en la inversión no es invertir en un solo valores. Si no que por el contrario la clave del éxito reside en conformar una cesta de acciones que pueda rentabilizar nuestros ahorros de una manera satisfactoria para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Para batir los resultados que puedan generar los mercados de renta variable en este periodo.

Para satisfacer este deseo nada mejor que proponer cuáles son los valores de la bolsa española que lo pueden hacer mejor que el resto a partir del mes de enero. En un año que no parece que vaya a ser muy tranquilo para los inversores. Debido sobre todo a la crisis económica que ya está presente en las economías internacionales y que puede ejercer como detonante para posibles bajadas que pueden complicar las inversiones de los minoristas.

Por otra parte, hay que incidir en las compañías cotizadas que tiene  mayor potencial de revalorización en estos meses que tenemos por delante. Sabiendo que no será nada sencillo cumplir con este deseo inicial por parte de todos los usuarios bursátiles. En donde una de las claves de éxito residirá en realizar una buena selección en los valores que deberán conformar nuestra cartera de inversión. Que es al fin y al cabo uno de nuestros objetivos prioritarios para este año que está a punto de comenzar.

Santander un fijo para el nuevo año

El precio objetivo del Banco Santander para este año está puesto en los 5 euros por acción, muy por encima de los 3,70 en los que cotiza en estos precisos momentos. No en vano, ha sido uno de los valores bursátiles más perjudicados durante este año y a pesar de las excelentes perspectivas que tenía para este ejercicio. En este sentido, no puede olvidarse que es una de las propuestas en los mercados de renta variable que cuenta con mayores recomendaciones por parte de los intermediarios financieros.  A poco que lo haga bien puede conseguir los objetivos que nos hemos puesto.

ACS puede dar la sorpresa

La constructora es otro de los valores que no debe faltar en nuestra quiniela para el año que bien. Debido a la buena diversificación que tiene en sus líneas de negocio y que puede llevar a este valor, al menos para acercarse a los 40 euros. Mientras que por otra, también hay que indicar que esta empresa está muy bien dirigida y este aspecto debe reflejarse en la configuración de su precio en los mercados financieros. Además cuenta con un reparto de dividendo que es muy atractivo para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Al igual que ha sido uno de los valores castigados en la segunda parte de este año.

Ence  la apuesta agresiva

Para dar un perfil más agresivo a nuestra cartera de inversión se puede incluir también  esta papelera. Porque, y entre razones, ha sido muy castigada durante este año en curso, y en cualquier que otro momento puede generar un rebote de cierta consistencia que le puede dar una valoración más ajustada a su precio. De todas formas, será el valor al que destinemos el importe más modesto de todos. Debido a que es una cotizada que es muy volátil y este le impide la entrada de nuevos inversores y que puede incidir en que no se profundicen las alzas en los mercados de renta variable.

Bankinter: muy recomendada

Dentro del sector de las entidades bancarias este es uno de los preferidos por parte de los analistas de la renta variable española. Está en muy buena posición de escalar posiciones a partir del mes de enero al mostrar unos datos empresariales muy positivos y que pueden llevar a la apreciación de sus acciones.  A pesar de que su dividendo no es uno de los más altos dentro del sector bancario. En cualquier caso sin lugar a dudas puede constituirse en una de las grandes sorpresas para el año que viene. En especial, si se conforma una recuperación de este segmento bursátil uno de los más castigados durante este ejercicio, tal y como han podido comprobar buena parte de sus inversores.

Mapfre a la espera de 3 euros

Dentro de los valores de corte defensivo, esta compañía de seguros tiene todas las papeletas para llevar un buen comportamiento en los próximos meses. Con un primer objetivo que queda establecido en los 2,90 euros desde los 2,50 euros en los que cotiza en estos momentos. Más allá de que puedan producirse algunos recortes en algunos periodos del año. Pero en todos los casos es otro de los valores fijos para incluir en nuestra próxima cartera de inversión. En donde uno de sus principales atractivos para ser contratados por los pequeños y medianos inversores es el alto dividendo que ofrece a sus accionistas. Con una rentabilidad media y anual de algo más del 6 %, uno de los más elevados del índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35.

A la espera de Solaria

Fuera del índice selectivo nacional no hay que olvidarse de esta compañía que tantas y tantas alegrías ha dado a los pequeños y medianos inversores durante los últimos años. Porque en este sentido, hay que indicar que su potencial de revalorización en estos momentos es muy alto debido a que sus perspectivas de negocio son muy prometedoras de cara al medio y sobre todo largo plazo. A pesar de que cuenta con una volatilidad en sus precios que es digna de mencionar al presentar cambios de tendencia que son constantes y que hace muy difícil tomar alguna estrategia en la inversión por parte de los pequeños y medianos inversores. En donde el objetivos en los precios de sus es muy complejo para determinar.

En todos los casos, se constituyen como uno de los modelos que podemos importar para sacar un beneficio en nuestras cuentas personales en los próximos doce meses y más allá de otras consideraciones técnicas.

Endesa de nuevo en subida libre

De nuevo la eléctrica se sitúa en el mejor de los escenarios para subir en la cotización de sus precios. Al ponerse en niveles superiores a 24 euros por cada acción, aunque en el aspecto negativo está el hecho de que ya le queda poco potencial de revalorización por delante. Según las estimaciones por parte de los más afamados analistas en los mercados de renta variable el objetivo está en torno a los 26 euros. Es decir, le queda una apreciación ligeramente superior al 6 %, con un dividendo que aporta un tipo de interés cercano al 6 %. Uno de los más generosos del índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que los resultados de Endesa de los nueve primeros meses del año han seguido la buena línea marcada por los presentados hasta junio, lo que permite anticipar la consecución de los objetivos para el ejercicio 2019 comunicados por la empresa al mercado en el marco de su Plan Estratégico. En donde la buena gestión del mercado liberalizado, en un entorno muy complicado, tanto en el negocio de electricidad como en el de gas, sigue siendo el factor clave de estos buenos resultados, a lo que se han sumado la estabilidad del mercado regulado y el éxito en el esfuerzo de contención de costes.

Es el momento de Telefónica

Otro de los valores que lo puede hacer mejor que los restantes durante el próximo año es la teleco por excelencia, Telefónica, debido a que durante 2019 se ha depreciado en exceso para llegar al nivel de los 6 euros por acción. Por este motivo, tiene un poco más fácil llegar a escalar posiciones en estos doce meses que tiene por delante. Y a lo que hay que sumar el dividendo tan potente que tiene en estos momentos con un reparto todos los años de 0,40 euros a través de dos abonos anuales. Para que sirva como incentivo en las compras por parte de los pequeños y medianos inversores en estos meses que no esperan a todos. A pesar de la fuerte resistencia que tiene en la resistencia ubicada en 6,85 euros, pero que de sobrepasarse podría ser un buen indicio para lo que resta del próximo año, ya que su potencial de revalorización se ha incrementado en los últimos meses.

En donde en el último trimestre, Telefónica ha impulsado el crecimiento de los ingresos (+1,7 % reportado) respecto al tercer trimestre de 2018, gracias a la mejora de España, Brasil y Alemania, al sólido comportamiento de Reino Unido, y a pesar del impacto negativo de las divisas. En términos orgánicos, crecen un 3,4 %. Asimismo, destaca el aumento del ingreso medio por cliente del trimestre (+4,3 % interanual orgánico) y la mejora de la tasa de abandono/churn. Unos resultados, que por el momento, no han sido ni han servido como catalizador para elevar la configuración de sus precios por encima de los 7 euros. Con uno de los dividendos más generosos del índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.