Seguros para recibir las rentas del alquiler

En estos momentos una alternativa a la inversión tradicional está representada por la compra de una vivienda para posteriormente alquilarla. Y de esta forma, obtener una renta todos los meses que supere las expectativas de los productos bancarios (depósitos a plazo, pagarés, bonos, etc.) y también de los destinados a la inversión. En donde tendrás serias dificultades para superar niveles del 5 % como consecuencia actual del precio del dinero y la evolución de los mercados financieros. Un factor que está llevando a buen número de inversores a volver sus miradas hacia el ladrillo, aunque en este caso a través del alquiler de inmuebles.

En estos momentos, ofrecen una rentabilidad superior al de otros activos financieros de especial relevancia. Porque en efecto, el dinero que puedes obtener por medio del alquiler de la vivienda ha crecido hasta el 7,8 % durante el primer semestre de 2018, según un reciente estudio realizado por el portal inmobiliario idealista. En el que se pone de manifiesto que La rentabilidad que ofrece la inversión en viviendas para ponerlas en alquiler se ha incrementado hasta el 7,8 % desde el 7,1 % de hace un año, debido al fortalecimiento que experimenta la demanda de alquileres.

Esta puede ser una excelente idea para que puedas rentabilizar mejor los ahorros a partir de estos momentos, en función del escenario coyuntural que presenta la economía internacional y nacional. En donde, este mismo estudio constata que la inversión inmobiliaria en España, en cualquiera de los productos analizados, ofrece unas tasas de rentabilidad que triplican, en el peor de los casos las de los bonos del estado a 10 años. Toda una invitación a que trates de mejorar el saldo de tu cuenta corriente a través de esta singular forma de inversión que se caracteriza sobre todo por su seguridad.

Seguros de alquiler: su utilidad

El principal problema que plantea esta inversión más alternativa es que los inquilinos no et paguen la cuota de alquiler. No en vano, presenta un nivel de morosidad bastante preocupante y que propicia que debas tomar más de una medida de precaución para evitar estos escenarios tan poco deseados por parte de los propietarios o inversores. Una de las formas en donde puede canalizarse una mayor protección se lleva a cabo a través de los seguros confeccionados para el alquiler de una vivienda. Puede constituirse en la solución adecuada para no pasar más por esta desagradable situación de que no te paguen las cuotas de ocupación al final de mes.

Pero no solo representará una medida de disuasión para la otra parte cumple con su obligación de pagarte la renta de su ocupación de la vivienda. Si no que por el contrario, se constituye en toda una estrategia, desde luego muy eficaz, para contar con una defensa jurídica ante posibles conflictos con el arrendatario. No en vano, será una de las soluciones para esta clase de inversión no te creen más de un problema en ciertos momentos de tu vida. Tal y como les están pasando a otras personas que han decidido optar por el alquiler como fórmula para mejorar la rentabilidad de los ahorros.

¿Cómo son estos productos?

El seguro de alquiler se caracteriza básicamente porque te ayudará a recibir el pago del alquiler de tu vivienda. En especial, en situaciones ciertamente difíciles en las que por muchas circunstancias no podrás recibir el pago por parte del nuevo inquilino. Hasta el punto que podrás tomar alguna que otra medida de carácter legal para que te paguen por el uso de esta propiedad inmobiliaria. En este escenario, el seguro de alquiler desde luego te garantizará el pago del alquiler ante cualquier incidencia grave en los abonos por parte de la otra parte del contrato. Por una razón muy sencilla de explicar y es que será la propia compañía de seguros quien responderá de estos pagos de una manera eficaz y satisfaciendo tus necesidades reales.

Pero no solamente estos seguros cumplen con esta función ya que se encargarán de proteger el estado de esta propiedad individual ante posibles destrozos que se puedan producir en sus estancias. Algo que con cierta frecuencia suele pasar con los pisos de estas características y que con el pago de una prima todos los años lograrás evitar a partir de estos momentos. Por otra parte, tampoco puedes olvidar que algunas pólizas incluso tienen en cuenta la preservación del propio mobiliario y hasta en los casos más concretos los objetos más valiosos de esta propiedad tuya.

Como elemento de defensa jurídica

Desde otro planteamiento bien diferente, esta clase de seguros tan especiales te pueden proporcionar todos los mecanismos de defensa ante cualquier litigio que puedas tomar contra la otra parte del proceso, es decir contra el nuevo inquilino. De todas formas, bien es cierto que este producto asegurador no te garantiza los pagos de forma ilimitada. Si no que por el contrario, hay un tope máximo que llega a alcanzar los 16 o 18 meses aproximadamente, y en función del que producto que has contratado. Otro aspecto que es muy relevante es el que tiene que ver con su coste. Con una tarifa que suele representar entre 300 y 500 euros todos los años.

Por otra parte, el seguro de estas características se caracteriza porque no tendrás que estar pendiente de que el inquilino te pague todos los meses. Sino que será una labor que estará centralizada desde la propia compañía de seguros.  Ellos se encargarán, en definitiva, de que el dinero que te deben vaya a parar a tu cuenta de ahorro son ningún problema. Con lo cual, tú mismo no tendrás que gestionar ninguna parte del proceso. Con lo cual será de gran comodidad para defender tus intereses ya que no te faltarán los pagos sin que tengas que hacer ningún trámite administrativo.

Ventajas de los seguros de alquiler

No cabe duda que la contratación de este producto asegurador te proporcionará más de una prestación en tu vida diaria si eres propietario de una vivienda y decides alquilarla. Con algunos servicios francamente innovadores y que quizás no contabas con ellos desde un principio. Porque las aportaciones de esta póliza te reporta algo más que seguridad en el pago de las mensualidades, tal y como vas a poder comprobar a partir de estos instantes.

  • Puedes elegir el perfil de arrendatario para tu piso o apartamento. Incluso con potentes filtros para comprobar si es o no un buen pagador y conocer si hasta está integrado en una lista de morosos. Porque al final serás tú mismo quien decida quién es la persona que desea que ocupe esta propiedad durante los próximos años.
  • Estarás muy protegido ante posibles desperfectos que se puedan producir en el inmueble como de las actuaciones del inquilino. De esta forma, no tendrán que repercutir en tus cuentas personales sino que estos gastos serán asumidos por la propia compañía de seguros.
  • La parte más importante de este proceso es que tendrás aseguradas unas rentas fijas todos los años, independientemente de las actuaciones de los inquilinos. Con lo que podrás planificar mejor los gastos e ingresos que tendrás en los próximos años. Con una rentabilidad superior a la ofrecida por otros productos financieros. Y de una forma segura y garantizada desde el principio.
  • Contarás con una mayor protección ante cualquier litigio con respecto a la otra parte de la operación. Sea cual fuese su naturaleza y con el apoyo de la compañía de seguros. Como consecuencia de esta actuación, no te implicará gastos adicionales que puedan repercutir en tu bolsillo.

¿Qué consigues con esta póliza?

Desde luego que la contratación del seguro de alquiler te dará mucha más tranquilidad que hasta ahora. Por muchas y de diversa naturaleza explicaciones que te exponemos a continuación.
  • La operación del alquiler de tu casa o apartamento se llevará a cabo con mayor transparencia  que antes. En donde ya no será necesario que estés pendiente de las posibles actuaciones de tus nuevos inquilinos.
  • Contarás con claras referencia de la persona que va a ocupar la vivienda durante los siguientes meses o años. Sabrás en todo momento su perfil: clase de trabajo, estado civil, si mantiene deudas ante terceros, etc.
  • Tendrás la completa seguridad de que contarás con unos ingresos fijos todos los años. Sin posibles incidencias en los pagos que puedan desestabilizar el presupuesto personal o familiar para los próximos ejercicios.
  • Con una rentabilidad que quizás no puedas obtener a través de los activos financieros más convencionales. Con una diferencia muy importancia en cuanto al importe que recibirás todos los años y de forma puntual.
  • No son productos excesivamente onerosos, si no que puedes suscribir desde cuotas muy asequibles para toda clase de economías domésticas. Porque al fin y al cabo, será un modelo asegurador que dará más de una solución para proteger tus intereses personales.
  • Se trata de una clase de pólizas que están siendo comercializada por buena parte de las compañías del sector. Con una serie de servicios adicionales que te pueden prestar otra serie de soluciones a tu vivienda.
  • Y por último, no puedes olvidar que es un seguro muy práctico cuando no puedes estar de todo lo que pase en esta propiedad.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.