Sectores originales para invertir: arroces, vinos o aceites

El sector de bienes de consumo está día sí día también en los titulares de la prensa económica. Con esta perspectiva tan original te vamos a proponer una serie de valores que están vinculados con el sector de bienes de consumo. Se trata de uno de los segmentos más olvidados por parte de los pequeños y medianos inversores. Como por ejemplo, pueden ser sectores en donde están incluidos arroces, vinos o aceites. Y que los puedes rentabilizar a través de ciertos valores de la renta variable de nuestro país.

Para empezar, generalmente se trata de valores bursátil que se caracterizan por su pequeña capitalización en los mercados de renta variable. Es decir, con títulos muy pocos líquidos en donde es muy complejo ajustar correctamente los precios de entrada y salida. Hasta el punto que es bastante normal quedar enganchados en sus posicione y este es uno de los motivos por los que su volumen de contratación no es muy elevado en buena parte de las sesiones en bolsa. Además, son preferidos por los especuladores para conseguir beneficios en espacios de tiempo muy reducidos.

Mientras que por otra parte, hay que indicar que los sectores originales para invertir, como por ejemplo pueden ser los de arroces, vinos o aceites se constituyen en una opción que dispones en los mercados de renta variable. En donde casi ninguno de ellos está integrado en el índice selectivo de la bolsa española, el Ibex 35. Si no que por el contrario son muy datos a estar en los índices secundarios con todo lo que indica este hecho. Es decir, manteniendo unas constantes muy definidas para la configuración de sus precios y que los hacen ser unos valores un tanto atípicos desde todos los puntos de vista.

Sectores originales para invertir: aceites

Dentro de este segmento de la bolsa el de los aceites ha sido uno de los clásicos de la renta variable nacional, aunque ha entrado en decadencia en los últimos años. Uno de sus representantes es Deoleo uno de los valores más volátiles de la bolsa y que puede alcanzar divergencias en sus precios y en el mismo día de hasta el 10 % o incluso con porcentajes más violentos. Son muy proclives para realizar operaciones de trading debido a estas características pero para ello no cabe duda de que hay que saber operar con ellos. Porque generan un riesgo muy alto que te pueden llevar a perder mucho dinero en cada una de las operaciones realizadas por los pequeños y medianos inversores.

También hay que recalcar que Deoleo se encuentra en una fase empresarial muy compleja y que le ha llevado a cotizar en mínimos históricos. Con un precio en los mercados financieros por debajo de la unidad de euro y que en estos momentos está muy cerca de la décima de euro. Por lo tanto, está muy claro que no está destinado para crear una bolsa de ahorro estable de cara al medio y largo plazo. No en vano, tienes mucho más perder que ganar y esta es una potente razón para no entrar en sus posiciones a partir de esto momentos ya que las sorpresas pueden ser muy frecuentes tal y como ha pasado en los últimos años.

El vino cotiza en bolsa

Este sector, por el contrario, ya es otro cosa porque poco a poco y sin apenas llamar la atención pueden llegar a ser muy rentables para los pequeños y medianos inversores. Es cierto que tampoco son unos valores considerados como líquidos, pero mantienen un tono en la cotización que puede ser muy interesante para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que suelen generar rentabilidades anuales en torno al 3 % o 4 %. A través de compañías cotizadas como Bodegas Riojanas o sobre todo Barón de Ley. Están reservadas para un perfil de minorista que busca la calidad en las propuestas en los mercados de renta variable por encima de otras variables más agresivas.

Pues bien, esta clase de valores tan especiales suelen tener un buen comportamiento en los escenarios más adversos en los mercados de renta variable. Aunque en realidad su volumen de contratación no es muy elevado con muy pocos intercambios en los títulos en todas las sesiones bursátiles. Al igual que el anterior, no hay muchas compañías de estas características en el mercado continuo y por supuesto que ninguna de ellas cotizando en el Ibex 35. No en vano, se trata de empresas de muy pequeña capitalización y que por lo general no reparten dividendos entre sus accionistas. Como una de sus principales señas de identidad si al final te vas a decantar por esta inversión tan original para buena parte de los inversores.

Invertir en arroz

Otra de las opciones más originales pasa por la inversión en arroz y que no es una elección mayoritaria entre los pequeños y medianos inversores. En este caso a través de una empresa de mayor capitalización como es Ebro y que hace unos pocos años llegó incluso a cotizar en el índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35. Como uno de los valores más seguidos y contratados por parte de los minoristas y con un alto volumen de contratación, incluso por encima de algunas de las propuestas más seguidas. En estos momentos su interés ha decrecido pero mantiene unos ratios de rentabilidad bastantes ajustados.

Mientras que por otra parte, cabe mencionar que Ebro puede ejercer de valor refugio en los escenarios más desfavorables para los intereses de los inversores. No en vano, pertenece al sector de la alimentación un segmento que no destaca por la alta divergencia entre los precios máximos y mínimos en una misma sesión bursátil. Además, otro de sus grandes alicientes es que reparte dividendos entre los accionistas, con un cargo en cuenta que roda el 3 %. Es decir, no muy alto pero que puede merecer la pena en los perfiles más conservadores o defensivos. En cualquiera de los casos, se trata de un valor para tenerlo en el radar para futuras operaciones en bolsa.

Ventajas de estos valores

Si deseas tomar posiciones en algunos de los valores que te hemos mencionado no te quedará más remedio que analizar sus ventajas y desventajas. Sobre las primeras hay que mencionar que se trata de valores anti cíclicos y esto quiere decir que pueden tener un mejor comportamiento que los restantes que en los escenarios bajistas para los mercados de renta variable. Al ejercer de refugio en estas situación y ser el centro de las operaciones de buena parte de los pequeños y medianos inversores. Aunque con una capitalización no muy alta en todos los casos y que te pueden impedir ajustar los precios de las compras y ventas.

Otro de sus beneficios más relevantes consiste en que son valores que no ofrecen grandes oscilaciones en la configuración de sus precios. Esto es muy importante para los perfiles más defensivos que desean por encima de todo la preservación de sus ahorros por encima de otras consideraciones de carácter técnico. También influye el hecho de que pertenecen a sectores con líneas de negocio muy establecido en la economía nacional, como por ejemplo el vino o el aceite. Es decir, sus productos siempre se demandarán por parte de los consumidores y es difícil que haya crisis en esta clase de consumo.

Valorar sus desventajas

Mientras que por el contrario, hay que analizar que como hecho negativo estos valores no son muy propicios para realizar operaciones a corto o medio plazo. Debido a que su volatilidad no es precisamente uno de sus denominadores comunes más importantes. Además, en su oferta no tienes muchas propuestas en donde escoger en estos momentos. Tan solo una serie de modelos de inversión que satisfagan las demandas de los usuarios. La falta de dividendos por lo general es otro de sus inconvenientes para abrir posiciones a partir de estos momentos. Ya que en la mayoría de los casos son empresas que no ofrecen beneficios.

En cualquier caso, será tú mismo quien tengas que valorar ahora si merece o no la pena optar por estos valores ante la oferta que ofrece el mercado continuo nacional. Aunque puede ser una excelente decisión si se conforma como una inversión complementaria y nunca como la principal o predominante. Esta pueda ser la mejor de las claves para que las operaciones sean más rentables en cualquier momento y situación. Y no olvides que es de lo que se trata al fin y al cabo.

Por último, indicar que no es aconsejable que realices operaciones de gran cuantía en esta clase de valores tan especiales de los mercados de renta variable. Si no que por el contrario, debe formalizarse bajo movimientos muy pequeños y que no puedan afectar a tu cuenta de resultados. No en vano, debemos tener en cuenta que estos no son valores como por ejemplo los blue chips que están integrados en el Ibex 35. Con comportamientos completamente diferentes y que saltan a la vista de todos los pequeños y medianos inversores. Hasta el punto de que necesitan de un tratamiento diferente y como consecuencia de ello la estrategia emplear será otra que llevarás a cabo desde ahora.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.