¿Cómo se comportará la renta variable en el 2018?

Los chicharros suelen subir normalmente en momentos de clara euforia. Como el que ha tenido lugar en las últimas semanas en la renta variable, tanto nacional como internacional. Pero hay que analizar que estos movimientos preceden a caídas importantes. Esta una de las señales que te pueden dar los mercados financieros para que planifiques tus inversiones a partir de estos momentos. Será válida para todo el año que acaba de empezar. Este factor puede proporcionarte alguna que otra señal sobre lo que tienes que hacer en la bolsa.

En cualquier caso, la tendencia de las bolsas no es siempre la misma. Porque en efecto, mientras que el escenario en el mercado americano es muy alcista, no se puede decir lo mismo de la renta variable en el viejo continente. No en vano, ha estado en proceso de consolidación, con alguna que otra corrección durante la última parte del ejercicio pasado. Hasta el punto que requerirá de estrategias diferentes si deseas entrar en sus posiciones en los próximos meses. De cualquier manera, no puedes olvidar que las caídas pueden iniciarse en cualquier momento y quizás te pille con el pie cambiado. Por este motivo la precaución deberá ser uno de los denominadores de tus actuaciones en este nuevo ejercicio.

Uno de los aspectos más relevantes que debes tener en cuenta es que a corto plazo el Ibex 35 es el que ha ofrecido más divergencias en sus cotizaciones. Desde luego que es el que más ha subido en el rebote de Europa. Pero con un dato tan importante como que también es el que ahora mismo está más lejano está de los soportes de referencia de corto plazo. Otra diferencia reside en que está vigente el hueco alcista, cosa que no sucede en ningún otro índice de la renta variable internacional. Puede ser una trampa so si al final te decides a abrir posiciones en este mercado doméstico.

Renta variable: zona a vigilar

Con respecto al índice selectivo español, el Ibex 35, hay una cosa clara que no puedes minimizar bajo ningún aspecto. Es lo que se refiere a las zonas que tienes que vigilar, tanto si vas a entrar en los mercados financieros como si es todo lo contrario. Es decir, si tu decisión va encaminada a salir de los mismos ante tu miedo de que la bolsa pueda caer a partir de estos precisos instantes. Pues bien, el soporte a vigilar está situado en la zona de 10.100, pero para que tengas más seguridad en las operaciones deberás fijarte sobre todo en los niveles que oscilan entre los 9.800 y 9.900 puntos. Será el punto donde tengas que replantearte todas tus operaciones en los mercados de renta variable.

Por otra parte, todo lo que sea rebasar con suficiencia estos niveles mencionados deberá ser el punto en donde no tengas más remedio que abandonar tus posiciones. Porque puedes perder mucho más dinero debido a que tiene un largo recorrido a la baja. Mientras que también será la señal para que no hagas ninguna clase de compras en bolsa. Entre otras razones porque ya dispondrás de tiempo para ejecutar estas acciones a precios mucho más competitivos que ahora. Con lo que su potencial de revalorización será mucho más potente. Con oportunidades de apreciación que incluso pueden superar márgenes tan exigentes como los situados en el 30 %.

Niveles de entrada en la bolsa europea

Otros son los parámetros que presentan las bolsas del viejo continente. En este sentido, y con respecto al DAX alemán los niveles están muy claros en cuanto su fiabilidad. Porque si pierde los 12.850 puntos en precios de cierre, se constituiría en una señal muy negativa. Hasta el punto que te invitaría a vender las acciones de una manera muy clara. No en vano, los riesgos que tienes por delante son numerosos y tienes mucho que perder. Por supuesto más que ganar. No tendrás más remedio que asumir que no te merecerá la pena optar por esta estrategia en la inversión. Uno de sus efectos más relevantes de este movimiento es que irremediablemente el DAX se tendría que dirigir hasta una zona mucho más acusada. Como la que este índice bursátil podría situarse en niveles en torno a la zona de entre 12.700 y 12.400 puntos.

Por los que respecto a los otros índices bursátiles de esta zona geográfica estaría inmersa en la misma o semejante situación. Aunque quizás sea el italiano el que muestra más dudas por lo errático de sus movimientos durante los últimos años. Mostrando, por tanto, unos niveles no tan claro que en las bolsas de su entorno más próximo. Y en último lugar. El caso más específico de la renta variable de Gran Bretaña que se ha mostrado mucho más ligada por los efectos del Brexit y que requiere de un tratamiento y estrategia completamente diferente. Con mayores riesgos como consecuencia de este factor tan relevante dentro de la Unión Europea.

Mercado americano: a su aire

La renta variable de Estados Unidos ha mostrado una tendencia alcista más acusada que en la europea. Pero por esta misma razón las posibles caídas que se pueden generar podrán ser mucho más violentas. En donde puedes dejarte muchos euros por el camino y dejarte en una situación muy delicada. Aunque de momento no hay una señal fiable sobre el cambio de tendencia. Sino más bien todo lo contrario. Porque mes a mes se siguen batiendo records en las cotizaciones de las acciones. Impulsadas por los buenos datos que está ofreciendo la economía de este gran país. También el efecto Trump ha tenido mucho que ver en una evolución tan positiva. Algo que no todos los analistas financieros esperaban hace tan solo unos meses.

En este sentido, no puede pasar desapercibido que un índice bursátil tan relevante como el Russell 2000 lo tenemos en máximos históricos. Toda una garantía para los pequeños y medianos inversores sobre el futuro de sus carteras de valores. Aunque, tal y como comentábamos anteriormente, más tarde o más temprano tendrá que acabar este proceso claramente alcista en esta importante área geográfica. La gran duda es saber su este cambio de tendencia tendrá lugar durante este año que se acaba de iniciar. Habrá que esperar un poco más de tiempo para tener la respuesta.

Contexto general de los mercados

De cualquier manera, los principales mercados financieros internacionales presentan un escenario general que sigue siendo claramente alcista. Pues bien, mientras este contexto no varíe, por qué no van a seguir evolucionando bien a buena parte de las acciones de las compañías cotizadas. Es una condición que suele producirse en momentos de euforia, pero que pueden indicar que el cambio de tendencia puede estar muy próximo en el tiempo. De momento, no hay alarmas sobre lo que dicen los principales indicadores y figuras en el análisis de la renta variable.

El hecho de que los chicharos de la bolsa española se hayan disparado en los últimos meses puede ser un indicio sobre el advenimiento de esta posibilidad. Es un movimiento que suele generar con cierta frecuencia en estos escenarios. En este sentido, no te quedará otro remedio que estar muy atento a los soportes que puedan ser rotos con cierta suficiencia a partir de estos momentos. Para que esto lo puedas prever deberás ser muy disciplinado en los análisis que realices desde diferentes planteamientos en la inversión.

Contratar productos inversos

Pero no tienes que tener miedo ante lo que pueda pasar a partir de ahora. Ya que los movimientos bajistas los puedes rentabilizar a través de los productos inversos. No solamente en la compra y venta de acciones en la bolsa. Sino también por medio de otros productos financieros. Como por ejemplo, los fondos de inversión, cotizados o incluso warrants. En donde a medida que más bajen los mercados financieros más será el dinero que irá a parar a tu cuenta corriente. Aunque no te quedará otro recurso que asumir mucho más riesgos que a través de las inversiones más o menos convencionales.

A través de los productos inversos puedes obtener retornos a los ahorros bajo porcentajes superiores al 30 %. Incluso con márgenes más agresivos en alguna que otra propuesta más arriesgada. Y que es como suelen decir los inversores con mayor experiencia en los mercados financieros “las oportunidades de negocio siempre aparecen, incluso en los escenarios más desfavorables para los mercados”. Es algo que deberás plantearte en el momento de planificar las inversiones durante 2018. Un año a priori no parece que vaya a ser tan positivo como este que acabamos de dejar hace pocos días.

Este es grosso modo el análisis que se puede hacer de este nuevo año bursátil. Con sus luces y sombras como en cualquier activo financiero. Porque así es el mundo del dinero, en donde cualquier noticia puede variar los cálculos que pronostican los diferentes analistas financieros. Tanto en uno como en otro sentido. Porque al fin y al cabo estamos hablando de bolsa. Algo que es muy complicado predecir con gran seguridad. Si no más bien lo contrario, tal y como saben los inversores con mayor experiencia en los mercados financieros. Quedarán casi doce meses para constatar cómo se ha desarrollado este 2018.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Bolsa

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.