Responsabilidad Social Corporativa

El Pleno del CERSE, Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas, autorizó la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas, estrategia que brinda al país un marco común de referencia, que permitirá armonizar las diversas actuaciones que se pueden desarrollar tanto en los ámbitos públicos como en los privados.

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

Se define como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento de la sociedad, la economía y el medio ambiente por parte de las organizaciones, con la visión de mejorar su situación competitiva en el mercado, así como su valor añadido.

La Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas tiene 6 principios fundamentales que explicaré a continuación, define a su vez, 4 objetivos estratégicos, así como 10 acciones con sus correspondientes estrategias, todas estas comparten la visión de: apoyar el desarrollo de las prácticas responsables de las organizaciones con la finalidad de que se conformen como un motor significativo de la competitividad que posee España y de la transformación de su sociedad a una economía más productiva, sostenible e integradora.

Los principios fundamentales de la Responsabilidad Social Corporativa

  1. Competitividad: La mejora de su posicionamiento en el mercado, su rentabilidad, productividad, y sostenibilidad.
  2. Creación de valor compartido: La aplicación de los valores que la RSE establece, en colaboración efectiva con los grupos de interés, contribuye a generar y reforzar el impacto positivo. Debe, al mismo tiempo, contribuir a eliminar los impactos negativos y generar valores en la población.
  3. Cohesión social: La Responsabilidad Social de las Empresas debe aumentar la eficiencia de las organizaciones y empresas para establecer la igualdad de oportunidades y la inclusión de todos los estratos sociales. Una organización socialmente responsable, deberá considerar todos aquellos aspectos económicos, laborales, sociales y medioambientales sin darle más prioridad a uno sobre el otro. La responsabilidad social Empresarial promueve la innovación constante al introducir formas nuevas de gestión, las cuales favorecen la creación de productos y servicios de vanguardia. Maximizar la creación de valor compartido para sus propietarios y la sociedad en un sentido amplio, con el fin de prevenir y atenuar las consecuencias que se presenten debido a esta acción. La valoración por la sociedad, es la mejor forma de promoción, requiere que los ciudadanos visualicen como ayudar a reducir los efectos socio-económicos, principalmente la pérdida de empleos con la creación de nuevos puestos de trabajo.
  4. Transparencia: La promoción de organizaciones ejemplares y transparentes es fundamental, porque esto se refleja en un aumento de credibilidad y confianza hacía su empresa. Las empresas que se consideran socialmente responsables dialogan con sus interlocutores y se comprometen a resolver los inconvenientes.
  5. Sostenibilidad: La Responsabilidad Social Corporativa tiene la sostenibilidad como punto sumamente importante en la actualidad, ya que mediante la obtención o venta de recursos que no dañen al medio ambiente, ponen a la empresa en una situación atractiva para la sociedad.
  6. Voluntad de asumir compromisos: Para adoptar políticas de responsabilidad social nuevas, es sumamente complicado, pues cambiar la rutina nunca es fácil, pero con voluntad como punto elemental se obtendrán resultados eficaces. y supone un valor añadido al cumplimiento de la normativa vigente. El compromiso asumido voluntariamente será entonces fundamental para el éxito de la aplicación de las políticas.

Objetivos principales Responsabilidad Social Corporativa

  1. Promover las políticas de la Responsabilidad Social Corporativa tanto en las grandes empresas, como en las Pymes, organizaciones públicas y privadas.
  2. Integrar los valores propuestos en la sociedad.
  3. Identificar las políticas de la Responsabilidad Social Corporativa como atributo de competitividad y de sostenibilidad.
  4. Crear un marco común de referencia para España, que garantice el cumplimiento de la Ley 20/2013, de Garantía de la Unidad de Mercado que permita una apropiada coordinación dentro del sector.

Acciones para lograrlo y medidas concretas Responsabilidad Social Corporativa

  1. Promover la Responsabilidad Social Corporativa como elemento impulsor de organizaciones más sostenibles, equitativas y socialmente responsables que tiene como finalidad empresas con mayor visión del mundo actual con el que interactúan.
  2. Integrar la Responsabilidad Social Corporativa en la educación y en la investigación: la educación, en el ámbito de la ética y los valores sociales; y la investigación, en el ámbito de la aplicación adecuada de los criterios aprendidos en la educación, para mejorar los sistemas existentes de Responsabilidad Social Corporativa.
  3. Transparencia para la confianza: las prácticas transparentes y cristalinas de buen gobierno, así como el comportamiento moral y la sostenibilidad de una corporación, son señales para identificar a las organizaciones socialmente responsables.
  4. Fomento a la generación de más empleo: las organizaciones que se consideran como socialmente responsables, deben prestar especial atención a la generación constante de empleos de calidad y tener en cuenta los sectores de la población con mayores dificultades de inserción laboral para trabajar en conjunto y tratar de resolverlo creando un empleo ideal para este perfil. Deben impulsar y promover la diversidad de raza y género en las plantillas laborales, garantizar ante todas las cosas, el cumplimiento de sus derechos humanos y laborales.
  5. Inversiones socialmente responsables: la responsabilidad social puesta correctamente en práctica genera inversión de largo plazo e incentiva a un crecimiento responsable y sostenible. Además, debe haber una promoción y difusión de la innovación como seña característica de las nuevas empresas españolas socialmente comprometidas, especialmente las que impulsan el desarrollo de las nuevas tecnologías y aquellas que están orientadas a promover el desarrollo sustentable de la sociedad.
  6. Relación con los proveedores: el desarrollo de sistemas socialmente responsables por parte de las organizaciones y actuaciones que contribuyan a extender las buenas prácticas entre sus distintos proveedores, deben ocupar un lugar prioritario en los planes estratégicos de una organización.
  7. Consumo responsable: La implementación de medidas de concientización para que el consumidor compre responsablemente, participe en la toma de decisiones, así como en futuras mejoras en los productos o servicios que se ofrecen.
  8. Desarrollo de sistemas sostenibles: Indispensablemente se requiere respetar al medio ambiente en toda organización que se considere como socialmente responsable, ya que se tiene que pensar en el planeta donde sus operaciones tienen lugar y si estas perjudican directa o indirectamente al ambiente, hacer algo al respecto para mejorar. En esta acción, se fomenta el respeto por la tierra, mediante la puesta en marcha de actuaciones referentes al control de emisiones de contaminantes y el impulso de las tecnologías limpias, entre otras.
  9. Cooperación al desarrollo: La cooperación al desarrollo es la acción que promueve la coordinación y participación de los distintos agentes referentes, con la meta de cumplir los Objetivos Mundiales de Desarrollo Sostenible, así como a la protección de los derechos humanos de su capital humano y su sector de interés.

Se pretende incorporar también los principios establecidos en Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y empresas transnacionales y fomentar la gestión socialmente responsable de las organizaciones de España.

  1. Coordinación y participación: En esta acción se pretende generar o diseñar mecanismos de coordinación entre las diversas administraciones públicas que existen, con la visión de promover los principios y criterios de la Responsabilidad Social Empresarial.

Un ejemplo de empresas socialmente responsables es Inditex, que, en el 2001, el grupo textil de Amancio Ortega, decidió poner en marcha a nivel global su departamento de Responsabilidad Social Corporativa. El objetivo de la creación de este departamento residía en tratar de comprender y resolver las problemáticas derivadas de su expansión en todo el mundo.

Esta tarea, tomó como referencia tres principios básicos:

  1. El diálogo constante con sus clientes
  2. La buena fe hacia los consumidores y la sociedad en general.
  3. La transparencia en sus finanzas y su estrategia de sostenibilidad para dejar de utilizar químicos contaminantes para el medio ambiente en sus textiles.

Se trata, por tanto, de una medida importante que visualiza aspectos de carácter económico, social y medioambiental.

Este compromiso que la marca Inditex asumió hace más de una década ha obtenido numerosos beneficios entre los que destacan los siguientes:

  • Prestigio de la marca a nivel global.
  • Fidelidad tanto de clientes como de proveedores.
  • Aumento sustancial en las ventas.
  • Mejores respaldos o prestamos financieros.
  • Mayor efectividad de los trabajadores de la empresa

Otro ejemplo muy evidente de llevar a cabo una buena práctica de la Responsabilidad Social Corporativa es Ikea, la multinacional fabricante de muebles de Suecia, que puso en marcha el programa Personas y Planetas Positivos, es una estrategia que busca compatibilizar el crecimiento empresarial y el desarrollo sostenible equiparándolos sin priorizar ninguno.

La acción de esta estrategia se centra básicamente en tres aspectos:

  1. Vida autosustentable en los hogares españoles.
  2. Recursos y energía aprovechados del medio ambiente.
  3. Mejor vida para las personas y las comunidades.

Ikea no posee herramientas de balance social, pero cuenta con un Código Ético enfocado hacia una buena relación con sus clientes, especialmente en lo que se refiere a las acciones para el ahorro de la energía, reutilización de residuos y aprovechamiento de otras fuentes de energía que la tierra brinda gratuitamente sin contaminarla.

Los logros más destacados desde que su estrategia inició son:

  • Más de 700.000 paneles solares ubicados en los edificios Ikea en todo el mundo.
  • Gestión y operación de 224 turbinas eólicas.
  • Implementación del sistema de iluminación LED para obtener una eficiencia máxima de iluminación, así como un pequeño gasto de energía. Se fomenta con frecuencia a los clientes respecto a este sistema como forma de sostenibilidad medioambiental y ahorro a largo plazo.

A través de su Fundación Ikea, la compañía brinda apoyo a proyectos de acceso a la salud y la educación para niños en países con carencias económicas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *