Repsol, Exxon y BP: ¿nuevas oportunidades de compra?

??

La penúltima semana del mes de septiembre, el precio del crudo se disparaba en algo más del 20 % (Brent) y un 17 % (West Texas) tras los primeros minutos de cotización en el Internacional Petroleum Exchange (IPE) de Londres. Después de que Arabia Saudí, segundo productor del oro negro en el mundo, anunciase una reducción de la producción de la petrolera saudita Aramco en un 50 % tras el ataque de los rebeldes hutíes yemeníes contra dos de sus principales refinarías. Y que han puesto en el centro de interés de las operaciones en bolsa a los inversores en su afán de rentabilizar su dinero en un espacio de tiempo no muy largo.

En este sentido, el precio del crudo tiene en estos momentos una zona de soporte en el rango de los 68-74 dólares el barril, mientras que como resistencia tenemos la directriz que pasa por encima de los 80 dólares. Aunque para poder hablar de un potencial cambio de tendencia necesitamos que el precio salte por encima de esta última resistencia. No estando muy alejada de la misma como consecuencias del reciente repunte de esta materia prima. Hasta el punto de que está a menos de un 10 % en la configuración de sus precios.

Si se diese este último escenario, no cabe duda de que aparecían nuevas e importantes oportunidades de negocio. Representadas por algunas de las compañías petroleras más importantes del mundo, como en el caso concreto de Repsol, Exxon y BP.  Son tres opciones que pueden ser muy interesantes si el precio del oro negro se dispara en los próximos días por cualquier circunstancia. Pero que pueden hacerlo mejor que los restantes valores a partir de estos momentos, siempre y cuando se vean acompañados por la subida en el precio del crudo.

Repsol, Exxon y BP: potencial

Uno de los aspectos que debemos considerar sobre estos valores del sector del petróleo es que ya no se dedican a una línea de negocio convencional. Si no que por el contrario, están optando por modelos renovables para adaptarse a los nuevos tiempos. Este factor en cierta forma puede ayudarles a mejorar su cotización de cara al medio y largo plazo. Pero por otra parte, pueden limitar las subidas en caso de un alza espectacular en el precio del oro negro. Se trata de un arma de doble juego con el que tendrán que convivir los pequeños y medianos inversores a partir del próximo año.

Otro de los aspectos que deben valorarse en Repsol, Exxon y BP es que se han venido manteniendo bajo una horquilla de precios muy limitada. Sin sobresaltos tal y como era normal en otras épocas de la historia. Es decir, presenten un menor nivel de volatilidad y está siempre es una buena noticia para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Al menos los que aportan mayores periodos de permanencia en sus inversiones y que es al fin y al cabo para lo que destinan sus estrategias en la inversión. En  este sentido, cabe prever pérdidas menos abultados que en otros ejercicios.

Diversificar la cartera de inversión

El objetivo de incluir estos valores en la próxima cartera de la inversión reside en el hecho de amortiguar las pérdidas que se pudiesen generar desde sus posiciones. Podemos optar por estos valores  del sector ligado con el crudo junto a otras propuestas en los mercados de renta variable para intentar diversificar las inversiones. Es decir, protegernos ante movimientos no deseados en la bolsa y que sin lugar a dudas pueden llegar en los próximos días o semanas. Por tanto, conviene no invertir el dinero en un solo valor, si no que por el contrario lo mejor es confeccionar una atractiva cesta de acciones que se complementen entre sí. Es decir, que no sean procedentes del mismo sector bursátil, sino de varios y de diversa naturaleza.

Dentro de este contexto general, Repsol, Exxon y BP pueden ser unas propuestas muy correctas ante la posibilidad de que el precio del petróleo pueda dirigirse hacia niveles más altos de 90 dólares el barril. Daría un tremendo empuje a nuestra cartera de inversión, a pesar de que el riesgo en las operaciones es un poco más elevado. Pero merece la pena intentarlo debido a que este es un activo financiero en el que hay que estar posicionados a partir de estos momentos. Por el potencial de crecimiento que tiene y que es más elevado que en otros activos financieros. Tal y como ha venido siendo tradicional en los últimos años tal y como puedes ponerlo de manifiesto en sus cotizaciones históricas.

Petroleras con geolocalizaciones

No cabe duda de que el trío formado por Repsol, Exxon y BP es una buena idea de negocio, al menos en principio. Pero debe complementarse con otras propuestas que puedan ser muy rentables a partir de estos momentos. Una de ellas procede de valores que repartan dividendos entre sus accionistas muy generosos, con unos ratios que se muevan en una horquilla que vaya del 5 % al 8 %. Para que de esta forma, para una inversión media de 10.000 euros pueda conseguirse un tipo de interés en torno a 600 euros anuales y garantizados. Que sirvan para garantizar las posibles pérdidas que se puedan desarrollar en las inversiones.

La otra estrategia se basaría en dirigirse a los valores de corte más defensivo que puedan seguir el rol de valores refugio ante los escenarios más adversos para los mercados de renta variable. Con una mayor protección sobre nuestras posiciones en bolsa y que darán sin lugar a dudas mayor seguridad a nuestro capital invertido. No en vano, son las que ofrecen en estos momentos una menor volatilidad en cuanto a la divergencia entre sus precios máximos y mínimos. Más allá de la rentabilidad que puedan ofrecer en un momento determinado, y que puede ser mayor o menos en función de muchas variables bursátiles.

Petrolera nacional o internacional

Una de las claves para formalizar la compra de acciones por el trío formado por Repsol, Exxon y BP es conocer y tener muy claro que es lo queremos. Si por un lado, decantarnos por las petroleras de nuestro entorno más próximo o si por el contrario basarnos en la globalización. Son dos estrategias, válidas las dos, que son perfectamente ejecutables desde estos momentos y que solo nuestro perfil como pequeños y medianos inversores darán con la solución correcta en la elección para invertir en bolsa. Aunque sabiendo que todas ellas son una fuente de referencia dentro del sector del oro negro.

En este aspecto, y en lo que se refiere a Repsol, hay que indicar que esta compañía y sus socios han comenzado a producir petróleo en Buckskin, un yacimiento situado en aguas profundas del Golfo de México estadounidense. La producción inicial, que estaba prevista para finales de este año, se ha adelantado unos meses y alcanza los 30.000 barriles de petróleo al día. En este proyecto Repsol y sus socios han logrado una reducción de costes del 60 % respecto al plan de desarrollo original. Puede ser un motivo adicional para tomar posiciones en Repsol en detrimento de sus competidoras dentro de este sector de la energía.

¿Hacia dónde se dirige el petróleo?

Se trata de la pregunta del millón para buena parte de los pequeños y medianos inversores ya que en función de este dato se tomarán o no posiciones en algunos de los valores mencionados. Las estimaciones apuntan a que en breve tiempo podrán hacerlo por encima de 85 dólares el barril. Si fuese de esta manera, no cabe duda de que será una operación muy rentable de cara al corto y medio plazo. Con la posibilidad real de obtener unos beneficios en los movimientos de entre el 10 % y 20 %. Se trata de una rentabilidad más alta que la ofrecen muchos de los valores más relevantes de los principales índices bursátiles, tanto de España como de fuera de nuestras fronteras.

En cambio, todo lo que sea un crudo por debajo de 60 dólares sería una muy mala noticia para los inversores. No solo porque no podrán rentabilizar las operaciones, si no que por el contrario podrían caer en pérdidas en su cartera de inversión. Desde este punto de vista es muy importante estar pendientes con lo que pasa con el crudo para saber qué postura debemos adoptar a partir de estos precisos momentos. En donde todos sabemos que las la compra y venta de acciones en bolsa es la opción preferida por buena parte de los inversores para rentabilizar sus ahorros. Pero en este caso en concreto constatando la gran vinculación que tienen estas empresas cotizadas con la evolución de esta importante materia prima internacional.

También hay que diferenciar entre la inversión dirigida al más corto plazo y las destinadas a plazos de permanencia más largos. Y en cuyo caso, requerirán de un tratamiento sensiblemente diferente desde el principio. Debido a la gran volatilidad que muestra en los últimos años este activo financiero de gran necesidad en la sociedad y que en menor o mayor medida puede determinar su posterior rentabilidad. En un sector muy activo en los últimos años. Las estimaciones apuntan a que en breve tiempo podrán hacerlo por encima de 85 dólares el barril.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.