¿Es rentable suscribir un plan de pensiones desde muy joven?

pensionistasDesde luego que hay muchas de inversión. Y una de ellas se basa en ir preparando tu jubilación desde muy joven. Para que de esta manera, estén en la mejor de las disposiciones para contar con unas rentas más altas durante los años dorados de tu vida. No importa que no hayas cumplido todavía los 30 años. Puedes suscribir un plan de pensiones en función de los ingresos que tengas todos los meses. En donde a medida que antes lo contrates, más altos serán tus ingresos en el momento de la jubilación. Aunque la pregunta que se plantea en estos momentos es si realmente es una operación rentable a tan pronta edad.

Desde este escenario general, conviene que recuerdes que en estos momentos la pensión media en España es de 1.098 euros, según los últimos datos confeccionados por la Secretaría de Estado para la Seguridad Social. Es cierto que todavía quedan muchos años para que llegues a esta situación. Pero no para preverla y encararla como una inversión muy original destinada al más largo plazo. Por encima de otras estrategias más inmediatas que están representadas en la compra y venta de acciones en los mercados de renta variable. De cualquier forma, es otra de las alternativas que tienes a partir de estos momentos para rentabilizar los ahorros. Aunque desde una óptica diferente a los sistemas tradicionales.

Porque ante todo, es completamente normal que tus objetivos financieros vayan encaminados a incrementar el saldo de tu cuenta corriente. Pero aun así, puedes combinar ambas estrategias de una manera racional y en función de tus posibilidades económicas. Aunque con toda seguridad que te cueste asumir los muchos años que te quedan para que llegue este momento tan especial en tu vida. Porque tienes todavía una amplia carrera profesional por delante. Pero ser previsor no te perjudicará, sino que será una solución ante lo que puede depararte el futuro. Incluso si las pensiones públicas se reducen drásticamente durante estos próximos años. En donde cualquier cosa puede pasar en dependencia de la evolución de la economía, tanto nacional como de fuera de nuestras fronteras.

¿Qué aporta un plan de pensiones?

Un producto de estas características te proporciona una manera nada convencional de rentabilizar los ahorros a largo plazo. Para que años más tarde puedas obtener un tipo de interés a través de las rentas generadas a través de los planes de pensiones. Pero con la ventaja de que te podrás beneficiar de este modelo de ahorro fiscalmente durante muchos años. Y muy concretamente ahora que eres joven y tienes que pagar mucho dinero por tus obligaciones tributarias. Otra de sus aportaciones más relevantes es que llegarás en mejores condiciones a tu jubilación. Con una renta como complemento a la pensión pública que te corresponda por tus años trabajados.

Desde unos planteamientos algo especiales que tendrán como meta incentivar el ahorro. Para que a partir de estos momentos destines una parte de los ingresos a esta finalidad. No tiene que ser un importe de gran cuantía, sino que al ser joven bastará con una parte mínima de los mismos. Con la ventaja añadida de que podrás variar esta asignación en función de tus necesidades económicas. A diferencia de lo que ocurre con buena parte de los productos financieros (bolsa, fondos cotizados, warrants, ventas a crédito, etc.). En donde tendrás que ajustarte a una inversión inicial de la que no podrás desviarte. Otro de los elementos favorables para la contratación de un plan de pensiones es que eliminarás gran parte de las comisiones y gastos de gestión de estos formatos para el ahorro y la inversión.

Rentabilidad de estos productos

rentabilidadLlega el momento de plantearte una de los factores más importante para fundamentar tu decisión. Y que no es otro que el retorno que ofrece el plan de pensiones a tus ahorros. En primer lugar, deberás tener en cuenta que no generan un tipo de interés fijo ni garantizado. Sino que por el contrario estarán a expensas de lo que dictaminen los mercados financieros. No obstante, proporcional una rentabilidad media anual que oscila entre el 4 % y 6 %, en dependencia de los formatos elegidos en cada momento. Aunque desde luego no solamente este aspecto será relevante para valorar o no su suscripción. Sino otros de diferente naturaleza, pero igualmente determinantes de cara al futuro.

Uno de ellos procede que te permite optar por diferentes modelos en la inversión. Desde los modelos más convencionales procedentes de los mercados de renta fija a los más exigentes de renta variable. Sin olvidarse de otros planteamientos claramente alternativos que están dirigidos a un perfil de usuario mucho más definido. En cualquiera de los casos, no se trata de un producto rígido en donde tengas que limitarte a un modelo de gestión único. Sino que dispones de todas variantes para amoldarte, no solamente a tu estilo de vida, sino a lo que deseas para cuando el momento de abandonar el mundo del trabajo.

Para rescatarse en cualquier momento

rescatesOtra de las aportaciones más relevantes del plan de pensiones reside en el hecho de que te permiten que puedas rescatar las aportaciones económicas en cualquier momento y situación. Ante necesidades en tu vida personal o familiar. Como por ejemplo, saldar una deuda ante terceros, afrontar un viaje con los amigos o sencillamente hacer frente al pago de tu crédito hipotecario. Porque en efecto, una de las cualidades de estos productos financieros es que esto lo puedes hacer en unas situaciones muy especiales. Como en los casos de desempleo, invalidez o enfermedad grave. Desde esta perspectiva, es un producto que te podrá ayudar a prever situaciones no deseadas y que pueden pasarte factura en algún momento de tu vida. No en vano, tienes muchos años por delante.

Como elemento negativo, tienes que contar con las comisiones que deberán afrontar al formalizar este formato de ahorro. Con una tasa máxima que alcanza el 1,50 %. En cualquier caso, serán siempre menores que las aplicadas en los fondos de inversión que pueden llegar hasta algo más del 2 %. De todas formas, deberás analizar si estas penalizaciones te merecerán la pena asumirlas. Porque para ello no tendrás otro remedio que analizar tú cuenta de resultados. Porque puede ser que llegues a la conclusión de que todavía es muy pronto destinar muchos recursos al plan de pensiones. En donde tendrás que tomar una decisión, en uno u otro sentido.

Planes con intereses garantizados

La buena noticia de su formalización es que puedes elegir un plan de pensiones con rendimiento garantizado. Con unos márgenes que se mueven en una franja muy dilatada entre el 2 % y 4 %. Serán unos intereses que se irán acumulando poco a poco y que tendrás que esperar a la edad de la jubilación. Por otra parte, estos intereses irán incrementado el capital hasta que llegue esta situación social. Pero con el beneficio adicional de que no tendrás que pagar ningún euro por el tratamiento fiscal. No en vano, es algo que debes valorar por si te conviene realizarlo a partir de estos momentos.

Tendrás un rendimiento garantizado solamente en algunos planes de pensiones. Los que tienes que seleccionar si el perfil que presentas es el de inversor conservador o defensivo. Además, necesitarás valorar si te genera más ventajas que otros productos financieros. Como por ejemplo, en los fondos de inversión que presentan unas características muy parecidas a los que estamos hablando. Tanto en lo que se refiere a su rendimiento, como a la estructura de la cartera de inversión. Con la única diferencia de que estos puedes rescatarlos en cualquier momento. Sin ninguna clase de penalizaciones o gastos en gestión o mantenimiento.

Mejoras tributarias en los planes

impuestosEste producto destinado a la jubilación se caracteriza fundamentalmente porque si abonas 2.000 euros conseguirás que la base liquidable se reduzca. Esto en la práctica significa que tendrías que dedicar un menor esfuerzo económico al pago de impuesto. Hasta el punto que te pueda ser una operación muy favorable para defender tus intereses a partir de estos momentos. Por otra parte, no conviene que olvides. No en vano, estarás en condiciones de genera un mayor ahorro fiscal, en función de tus rendimientos en el trabajo. Que puede alcanzar una cuantía de hasta 1.000 euros. Este es otro de los planteamientos que deberás abordar sobre la conveniencia o no de suscribir un plan de pensiones ahora mismo.

Porque no lo olvides, con el plan de pensiones no puedes desgravar los ahorros, pero por el contrario no tienes que declararlos hasta su reembolso. Es una de sus grandes ventajas y que no aportan otros productos para la inversión. Aunque seas muy joven, puede que estas condiciones te interesan a pesar de no utilizar el capital hasta el momento de la jubilación. En definitiva, todo dependerá de tu situación personal y que no en todos los casos será siempre lo mismo. Aunque contarás con una mayor seguridad para que en los años dorados puedas contar con unos ingresos más potentes que los que te corresponden por tu trabajo. Aunque hay una cosa cierta, tampoco es el mejor momento para suscribirlo debido a la indefinición de los mercados financieros.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *