Renta vitalicia

Renta vitalicia

Si te preocupa tu futuro, si piensas que puedes no llegar a tener una pensión tras alcanzar la edad de jubilación, una fórmula de ahorro que puede ayudarte a dormir más tranquilo es a través de la renta vitalicia.

Pero, ¿qué es una renta vitalicia? ¿Para qué sirve? ¿Cómo se gestiona? Si quieres saber todo lo que necesitas sobre los seguros de rentas vitalicias aquí vas a encontrar toda la información.

Qué es una renta vitalicia

Qué es una renta vitalicia

Una renta vitalicia, también conocida como seguro de renta vitalicia, es en realidad un producto de ahorro que se considera en la etapa previa a la jubilación. A través de esta la persona se asegura de que va a recibir un cobro periódico a lo largo de toda su vida, de tal forma que el capital que se aporta en ese seguro sirve después para convertirlo en rentas y hacer frente al cobro de lo que recibirá mes a mes.

En otras palabras, es como una pensión que creas, donde tienes que aportar un dinero inicial (un capital importante) y después la aseguradora tendrá que pagar una cantidad periódica hasta que la persona que ha contratado el seguro fallece (salvo que se establezcan otras condiciones, como por ejemplo que también se les pague a los herederos).

Este dinero será el que tú has aportado en un principio para que después una aseguradora se asegure de que lo recibes, siendo lo más habitual a través de una renta mensual (pero también se podría establecer un pago único).

La ventaja que tienen es que los ahorros que tienes, al depositarlos de esta forma, corren un bajo riesgo de perder valor por la inflación, lo cual ayuda a ganar más por el dinero que tienes.

Por qué debe interesar una renta vitalicia

Ahora que has visto lo que es una renta vitalicia, quizás te preguntes cuál es el perfil interesado en ellas, es decir, aquellos que podrían considerar tener una renta vitalicia.

En general, serían todas las personas que quieran planificar a largo plazo su futuro. Pero, para hacerlo, es necesario contar con un capital importante, ya que, de lo contrario, es mucho más difícil planteárselo.

Tipos de rentas vitalicias

Tipos de rentas vitalicias

Otro aspecto a considerar sobre la renta vitalicia es que no existe solo una modalidad, sino varias de ellas. En concreto, las más habituales son las siguientes:

  • Capital cedido. Este tipo de renta vitalicia tiene el inconveniente de que no se puede recuperar el dinero que se invierte, de tal forma que la prima inicial, en caso de fallecimiento, o si se quiere cancelar la renta, no podrías obtenerlo. Pero, a cambio, la aseguradora se asegura de ofrecer una renta más alta de lo normal. Es ideal para aquellos que no tienen problemas de salud importantes y que pueda disfrutar de esa renta durante un tiempo elevado (para que salga a cuenta).
  • Rentas constantes. También conocida como capital reservado. Se caracteriza porque se ofrece una prima inicial pero, al contrario que la anterior, sí se puede cancelar el seguro y recuperar la prima que se aportó. El problema es que, a la hora de recuperar ese dinero, se hará en base al valor del mercado, lo que puede provocar que se reciba menor cantidad de la que se aportó en su momento.
  • Modalidad mixta. En este caso es una combinación de ambas rentas vitalicias anteriores. En este caso, el dinero se puede recuperar; ahora bien, en caso de que haya un fallecimiento, los beneficiarios solo van a recibir un porcentaje, que además disminuirá conforme pase el tiempo.

Beneficios de la renta vitalicia

Si aún no estás convencido de la renta vitalicia, es posible que conocer cuáles son las ventajas que te ofrece te haga tomar una determinación en un sentido o en otro. Así, los beneficios que puedes encontrar son:

  • Poder escoger diferentes alternativas. Y es que existen diferentes rentas vitalicias, con lo que no tienes que quedarse solo con un producto, sino que podrás escoger el que más se adapte a ti.
  • Renta vitalicia líquida. Esto será solo en caso de que haya un seguro de fallecimiento, ya que, si lo hay, puedes optar a las ventajas fiscales del producto (cosa que no ocurre en el hecho de que no lo tengas.
  • Te da seguridad. Tener una renta vitalicia te ayuda a estar más tranquilo de cara a tu jubilación. Y es que al tener un seguro que te garantiza el cobro mensual de una cantidad, hará que no tengas que preocuparte de llegar a fin de mes.
  • Puedes planificar la herencia. La renta vitalicia puede actuar a modo de herencia para los herederos, de tal forma que se le deja ese dinero a una persona.

Cómo contratar una renta vitalicia

Cómo contratar una renta vitalicia

Teniendo en cuenta que no sabemos si el sistema de pensiones seguirá activo en España dentro de varios años, o de si estas merecerán la pena cuando lleguemos a la etapa de jubilación, cada vez son más las personas que se decantan por contratar un seguro de renta vitalicia para asegurarse de que se reciba una renta mensual hasta el fin de sus días o incluso más allá, para los herederos.

Pero, ¿qué hay que hacer para conseguir esta?

Revisa las promociones de distintas aseguradoras

Las aseguradoras, así como los bancos, pueden tener este tipo de servicio en su catálogo, y puede ser interesante estudiar varios de ellos para saber lo que te ofrecen y los requisitos que debes cumplir para conseguirlo.

No te quedes con el primero que veas, es mejor tomarse su tiempo e investigar un poco antes de tomar la decisión ya que, como hemos visto, algunos no pueden cancelarse, y podría ser una mala inversión si no se tiene cuidado.

Cuidado con la letra pequeña

Hay que tener cuidado con esos pequeños detalles que pueden no especificarte a la hora de darte información, y sin embargo estar presentes en el contrato. Por eso, es importante que dediques tu tiempo a leer con detenimiento el contrato que te presenten e incluso a preguntar las dudas que te puedan surgir (o a no firmarlo al final). Si hay cosas que no te quedan claras, no lo firmes.

Escoge siempre una aseguradora que sepas que va a funcionar

Porque, ¿qué pasa si una aseguradora hace rentas vitalicias y luego desaparece, quiebra o se declara en bancarrota? Pues que no vas a poder cobrar, por mucho que quieras.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.