Recetas para no malvender un valor

Siempre hay que tener presente que cuando se producen minusvalías en los mercados de renta variable es un fracaso en la estrategia del inversor. De todas formas, hay que tener presente que existen algunos casos en que se pueden evitar este escenario nada deseado, cuando menos minimizar. Para ello es necesario tomar una serie de precauciones que varían en función del perfil de cada uno de los pequeños y medianos inversores. Con la finalidad prioritaria de preservar el dinero invertido y que puede generar algún que otro problema de liquidez en la cuenta de ahorro.

Para evitar operaciones no deseables es aconsejable que el inversor realice previamente un autodiagnóstico sobre sus necesidades reales de inversión. Para que de esta forma, se pueda detectar si su perfil es agresivo o defensivo. Y lo que es más importante, la necesidad de liquidez que tendrá para el futuro para afrontar algunos de sus gastos más necesarios. En ninguno de los casos se deben vender los títulos cuyos precios se encuentran en mínimos históricos, a pesar de que lo difícil es detectarlo. Aunque debes tener en cuenta a partir de ahora que el análisis técnico generalmente proporciona alguna que otra pistas sobre los cambios de tendencia.

A través de una serie de consejos que son muy fáciles de aplicar puedes evitar estas situaciones tan embarazosas para algunos de nosotros. Realmente merece la pena llevarlas a cabo porque podrás disponer de un saldo mayor en tu cuenta de resultados. Que es la finalidad que buscas al fin y al cabo. Porque no puedes olvidar que estamos ante la bolsa y todo lo que implica esta clase de operaciones en los mercados financieros. En donde no puedes olvidar que puedes perder grandes aportaciones monetarias en muy poco espacio de tiempo.

Para no malvender: no ser impaciente

Desde luego que ser paciente en los mercados de renta variable puede darte más de una alegría a partir de estos momentos. No en vano, buena parte de los errores que los movimientos de compra provienen de la urgencia de llegar a cabo esta operación. Para tener liquidez en la cuenta corriente, pagar las facturas domésticas o sencillamente afrontar los gastos no esperados. Hasta el punto de que puedes llevar que materialices estas órdenes con minusvalías. Cuando puedes comprobar que si hubieses retrasado la operación te hubiera ido mucho mejor en la venta de las acciones.

Mientras que por otra parte, no puedes olvidar que las malas ventas pueden ser originadas por un desconocimiento de los mercados en renta variable. Y que ante la falta de datos te veas influenciado en realizar este movimiento. Para evitar este escenario tan poco deseado por parte de los pequeños y medianos inversores no te quedará más remedio que no ser impaciente, aunque veas que tus inversiones no se van desarrollando tal y como pensabas al inicio de tomar posiciones. Debes meditar esta operación antes de llevarla a cabo y si es preciso debes contar muchas veces antes de emprender esta actuación que puede ir en contra de tus intereses personales. Que es al fin y al cabo de lo que se trata en estas ocasiones.

No vender en tendencias alcistas

Por otra parte, también debes de tener en cuentas a partir de estos momentos que es otro grave error realizar las ventas en las fechas que tradicionalmente la renta variable experimenta un rally alcista. Esto es algo que sucede con cierta frecuencia en las fiestas navideñas. En donde los precios de las acciones se suelen revalorizar entre un 5 % y 10 %. Bajo ningún aspecto debes tener como estrategia en la inversión el deshacer posiciones en estas épocas del año. Con toda seguridad que al poco tiempo de habrás arrepentido de haber tomado este mala decisión en los mercados financieros.

Al igual que es muy interesante el hecho de que muchas veces puedes dejarte manejar por las inercias de los mercados financieros y desaprovechar posibles revalorizaciones adicionales que puedas generar en la cartera de valores. Esto es algo muy frecuente que pasa entre los pequeños y medianos inversores que cuentan con un menor aprendizaje en esta clase de operaciones.

También hay valorar qué puedas vender las acciones al menos contratiempo que tengas en los mercados de renta variable. Con unos resultados completamente nefastos para la defensa de tus intereses como usuario bursátil que eres. Estos casos debes tenerlos en cuenta a partir de ahora para eliminar los procesos de inestabilidad en tus inversiones. No en vano, es mucho el dinero es el que te estás jugando a través de estas operaciones en el sector de la bolsa.

Elegir la mejor época del año

Algunas de estas técnicas subjetivas y, en muchas ocasiones ilógicas (pero efectivas en la misma forma) son las que propician comprar y vender en función del día, mes o época del año y, que son las  siguientes. En este sentido, un filtro para realizare las operaciones en bolsa se basa en seleccionar el día del mes en donde formalizar las compras. Los precios de los títulos suelen subir los primeros días de cada mes. De ahí que si se compra en la última semana del mes anterior y se vende en la primera del siguiente, el inversor dispone de muchas posibilidades de sacar beneficios a su inversión en un período de tiempo relativamente corto y, de una forma sencilla de llevar a la práctica.

Por otra parte, también puedes llevar esta estrategia en la inversión en función de los días de la semana en donde desarrollar estas operaciones en los mercados financieros. En este sentido,  los martes, miércoles y jueves son, por lo general, estables, sin grandes oscilaciones, mientras que los lunes tienen un perfil claramente bajista y los viernes es alcista. En el primero de ellos porque se está a la expectativa de cómo abrirá Wall Street y, el último día de sesión bursátil, porque siempre hay movimientos por parte de los brokers ante el fin de semana, en donde se formalizan las ventas. En donde, si hay un sector que está muy debilitado en estos momentos ese no es otro que el bancario. Está en niveles mínimos de los últimos


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.