Ratio de Treynor: Qué es y para qué sirve

El ratio de Treynor es una medida de rentabilidad ajustada al riesgo basada en el riesgo sistemático. Indica la rentabilidad de una inversión, como una cartera de acciones, un fondo de inversión o un fondo cotizado en bolsa, en relación con el riesgo asumido por la inversión. El ratio de Treynor trata de medir el éxito de una inversión a la hora de compensar a los inversores por asumir riesgos de inversión. Veamos qué es y cómo podemos utilizarlo.

Qué es el ratio de Treynor

El ratio de Treynor, también conocido como ratio de rentabilidad/volatilidad, es una métrica de rendimiento que permite determinar cuánto exceso de rentabilidad se ha generado por cada unidad de riesgo asumida por una cartera. El exceso de rentabilidad en este sentido se refiere a la rentabilidad obtenida por encima de la rentabilidad que podría haberse obtenido en una inversión sin riesgo. Aunque no existe una verdadera inversión sin riesgo, los bonos se utilizan a menudo para representar la tasa libre de riesgo en el ratio de Treynor. El riesgo en el ratio de Treynor se refiere al riesgo sistemático medido por la beta de una cartera. Beta mide la tendencia de la rentabilidad de una cartera a cambiar en respuesta a los cambios en la rentabilidad del mercado en general. El ratio de Treynor fue desarrollado por Jack Treynor, un economista estadounidense que fue uno de los inventores del Modelo de Valoración de Activos de Capital (CAPM).

Para qué sirve el ratio de Treynor

En esencia, el ratio de Treynor es una medida de rentabilidad ajustada al riesgo basada en el riesgo sistemático. Indica la rentabilidad de una inversión, como una cartera de acciones, un fondo de inversión o un fondo cotizado en bolsa, en relación con el riesgo asumido por la inversión. Sin embargo, si una cartera tiene una beta negativa, el resultado del ratio no es significativo. Un resultado más alto del ratio es más deseable y significa que una determinada cartera es probablemente una inversión más adecuada. Sin embargo, dado que el ratio de Treynor se basa en datos históricos, es importante tener en cuenta que no indica necesariamente la rentabilidad futura, y que un ratio no debe ser el único factor en el que se basen las decisiones de inversión.

gráfico

Ratio de Treynor de Apple (AAPL) frente a compañías relacionadas. Fuente: MacroAxis.

En qué se diferencia el ratio de Treynor del ratio de Sharpe

El ratio de Treynor comparte similitudes con el ratio de Sharpe, y ambos miden el riesgo y la rentabilidad de una cartera. La diferencia entre las dos métricas es que la ratio de Treynor utiliza una beta de cartera, o riesgo sistemático, para medir la volatilidad en vez de ajustar la rentabilidad de la cartera utilizando la desviación estándar de la cartera, como se hace con la ratio de Sharpe.

Cómo se calcula el ratio de Treynor

En última instancia, el ratio de Treynor trata de medir el éxito de una inversión a la hora de compensar a los inversores por asumir riesgos de inversión. El ratio de Treynor se basa en la beta de una cartera (es decir, la sensibilidad de la rentabilidad de la cartera a los movimientos del mercado) para juzgar el riesgo. La premisa que subyace a este ratio es que los inversores deben ser compensados por el riesgo inherente a la cartera, ya que la diversificación no lo eliminará.

fórmula

Fórmula de cálculo del ratio de Treynor.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.