Ratio Sharpe

El Ratio Sharpe fue desarrollado por William Sharpe

Los ratios se utilizan muchísimo en el mundo financiero, sobre todo para analizar y comprar la situación económica de diversas empresas. Pero también existen ratios que nos ayudan a analizar fondos, como por ejemplo el Ratio Sharpe, del cual hablaremos en este artículo.

Se trata de un ratio que nos ayudará mucho a la hora de querer comparar diversos fondos de inversión. Explicaremos qué es el Ratio Sharpe, cuál es su fórmula y cómo interpretar el resultado. Espero que os resulte útil e interesante.

¿Qué es el Ratio Sharpe?

El objetivo del Ratio Sharpe es medir la relación que hay entre la rentabilidad y la volatilidad histórica de un fondo de inversión

Como bien sabréis, los ratios son unos indicadores de la situación económica de una compañía. Gracias a ellos podemos realizar análisis exhaustivos sobre empresas mediante el establecimiento de una relación entre diversas unidades financieras. El resultado obtenido mediante los cálculos de los mismos es la situación financiera o el balance económico de la compañía en cuestión, siempre y cuando interpretemos correctamente el resultado.

Mediante la comparación de diversos ratios durante un período de tiempo determinado podemos averiguar más sobre la gestión de la empresa, si ha sido adecuada o no. De esta manera nos resultará más fácil adaptarnos a posibles cambios futuros y responder a ellos con soluciones eficaces.

En cuanto al Ratio Sharpe, este fue desarrollado por el economista estadounidense William Sharpe, quien ha sido galardonado con el Premio Nóbel. El objetivo de este ratio es medir numéricamente la relación que hay entre la rentabilidad y la volatilidad histórica de un fondo de inversión. Para ello simplemente debemos dividir la rentabilidad del fondo que nos interesa, restándole la tasa de interés sin riesgo, entre la desviación standard o volatilidad de esa rentabilidad durante el mismo periodo de tiempo. La fórmula sería esta pues:

Ratio Sharpe = Rentabilidad del fondo – tasa de interés sin riesgo (letras a tres meses) / Volatilidad histórica (desviación standard de la rentabilidad)

¿Cómo se interpreta el ratio de Sharpe?

El Ratio Sharpe es una medida para comprar dos o más fondos entre sí

Ahora que ya sabemos qué es el Ratio Sharpe y cómo calcularlo, es importante que sepamos interpretar el resultado. Pues bien, cuanto mayor sea el Ratio Sharpe, mejor será la rentabilidad del fondo en cuestión. Eso sí, en relación a la cantidad de riesgo que ha supuesto la inversión.

Cuanta más volatilidad haya, mayor será el riesgo. Esto se debe a que las probabilidades de que el fondo que estamos calculando tenga unos retornos negativos siempre es mayor cuanta más volatilidad haya de sus rendimientos. De todas formas, cuando la volatilidad es alta, también es más probable obtener unos retornos positivos elevados.

Por este motivo, el Ratio Sharpe es menor y el denominador de la ecuación mayor cuando el fondo cuenta con una volatilidad grande. Es decir: Si el valor liquidativo de un fondo ha estado oscilando entre 80 y 120 durante un año entero, su volatilidad histórica es mayor que la de un fondo cuyo valor liquidativo ha estado oscilando entre 95 y 105 durante ese mismo año. La mayoría de los inversores no buscan únicamente fondos que hayan reportado mayores rentabilidades a nivel histórico, si no que buscan fondos que además hayan evolucionado de una manera consistente a lo largo del tiempo, sin sufrir grandes altibajos. Para entender el Ratio Sharpe un poquito mejor, vamos a poner un ejemplo a continuación.

Ejemplo

Supongamos que hay dos fondos de inversión de renta variable que llevan a cabo sus inversiones en el mismo mercado. ¿Cómo medimos su Ratio Sharpe? Vamos a calcularlo en un periodo de un año, empezamos por el fondo A:

  • Rentabilidad a 1 año: 18%
  • Volatilidad a 1 año: 15%
  • Letras a 3 meses: 5%
  • Mínimo del año: -5%
  • Máximo del año: +22%
  • Ratio Sharpe = (18-5) / 15 = 0,86

En cambio, los porcentajes del fondo B son los siguientes:

  • Rentabilidad a 1 año: 25%
  • Volatilidad a 1 año: 24%
  • Letras a 3 meses: 5%
  • Mínimo del año: -15%
  • Máximo del año: +32%
  • Ratio Sharpe = (25-5) / 24 = 0,83

A pesar de que la rentabilidad del fondo A es menor que la del fondo B, su ratio Sharpe es mayor. Esto se debe a que la volatilidad de este fondo ha sido menor. En otras palabras: El fondo A ha oscilado menos que el fondo B, el cual ha tenido más altibajos que el primero. Aunque al final la rentabilidad del fondo A ha sido menor, nunca ha llegado a perder tanto como el fondo B. En su peor momento, el rendimiento se encontraba en -5%, mientras que el otro fondo ha llegado a perder hasta el 15%.

Imagino que ya os habréis dado cuenta de que calcular el Ratio Sharpe de un único fondo nos sirve de más bien poco. Es más bien una medida para comprar dos o más fondos entre sí, como hemos hecho en este ejemplo.

Mientras que otros indicadores miden los fondos por su desviación en relación a su índice de referencia, conocido como benchmark, el Ratio Sharpe es una opción estupenda para medir la desviación standard o volatilidad histórica de la rentabilidad de diversos fondos y compararlos de esta manera. ¡Más vale ir sobre seguro!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.