Ratio de tesorería

La tesorería es conocida como la parte fundamental del activo de una entidad empresarial. Esto también referente a la al área de toda empresa en la que la principal función es organizar y gestionar todas y cada una de las acciones que tengan relación con las operaciones del flujo monetario o también puede ser el flujo de caja.

El ratio de tesorería es reconocido como la relación cuantificada que existe entre dos magnitudes y que nos permite vislumbrar su proporción. En economía al ratio se le conoce como la relación cuantitativa que hay entre dos fenómenos cuales quiera y que nos permite vislumbrar un evento en concreto de nivel de inversiones, rentabilidad, etc.

Al concepto de ratio de tesorería se la han dado ya varias definiciones, pero para comprender lo que es y cómo funciona se requiere un concepto base con el cual partir, el ratio de tesorería es una relación que nos permite hacer medible la capacidad que posee una empresa para afrontar un pago o una serie de pagos cuyo vencimiento es comúnmente a corto plazo. Este ratio en específico nos muestra la capacidad que posee nuestra entidad empresarial para sufragar aquellas deudas que están establecidas con un vencimiento menor a un año contable, esto con las deudas y el disponible a favor de la compañía.

El ratio de tesorería es uno de los ratios de liquidez que más se utilizan para conocer la situación de liquidez de una entidad empresarial, esto quiere decir que es; las posibilidades que tiene la empresa de realizar los pagos a corto plazo, tal y como ya lo habíamos mencionado, los ratios de liquidez son tres que mencionaremos a continuación:

Ratio de tesorería inmediata o “ratio de disponibilidad”.

Es definido por distintos letrados de la teoría económica y teoría contable como el cociente de la división de ambas cantidades: “disponible” y “pasivo corriente”.

Disponible pasivo corriente = ratio de disponibilidad.

Este ratio nos indica que la empresa puede o no tener la capacidad para afrontar las deudas a corto plazo, esto contando únicamente con su disponible o tesorería.

Ratio de solvencia técnica o “ratio de liquidez”.

Es también definido por los distintos letrados en la economía y teoría contable como el cociente resultante de la división de ambas cantidades:

“activo corriente” y “pasivo corriente”.

Activo corriente ÷ pasivo corriente = ratio de liquidez. Este ratio hace representación a la capacidad que una compañía posee para afrontar los pagos que se derivan de la exigibilidad del pasivo corriente, esto a cause de los cobros que han sido generados por el activo corriente. Se considera que la empresa no tiene problemas de liquidez cuando el valor del ratio de liquidez sea aproximadamente mayor o igual a 1,5 (? a 1,5), o menor o igual a 2 (? a 2).

En el posible caso de que el ratio de liquidez indique ser menor a 1,5 (? a 1,5), la empresa tiene una mayor probabilidad de hacer una suspensión de pagos, lo cual indica muy baja liquidez para sufragar los pagos menores a un año contable.

Es común caer en el error de creer o estimar que con un ratio de liquidez de 1 las deudas a corto plazo serian atendidas y sufragadas sin problemas, esto sin embargo es un error, ya que la dificultad de vender todas las existencias a corto plazo, además de la morosidad por parte de la clientela señalan que el fondo de maniobra llegue a ser positivo y que por esta misma razón el activo corriente sea superior al pasivo corriente, esto desde un punto de vista conservador puede ser suficiente.

De darse la situación en la que el ratio de liquidez sea superior a 2, podría indicar que se tienen “activos corrientes ociosos” lo que puede afectar directamente a la rentabilidad y generar pérdidas.

Ratio de tesorería. Es también definido por los conocedores de economía y teoría contable como la suma del disponible más el realizable, esto dividido entre el pasivo corriente.

(“Disponible” + “realizable”) ÷ (pasivo corriente).

Esto es un indicador de la capacidad que posee la entidad empresarial para afrontar las deudas a corto plazo o menores a un año contable, para esto contando con el activo corriente, también hay que tomar en cuenta que no se incluyen los stocks de existencias. Se debe tomar en cuenta que para considerar que una empresa no tiene problemas de liquidez, el valor del ratio de tesorería debe de ser de 1, esto por supuesto siendo un aproximado de lo que es óptimo para el funcionamiento de la empresa.

De ser el caso que el ratio de tesorería sea menos a 1 (? a 1), la compañía corre riesgos financieros, tales como suspender pagos por la insuficiencia de posesión de activos líquidos para sufragar la deuda y/o sus pagos. De ser el caso contrario al anterior, en el que el ratio de tesorería sea superior o muy superior a 1, es un indicador de que cabe la posibilidad de que exista un exceso de activos líquidos, lo que provocara una pérdida de rentabilidad de los mismos activos.

El ratio de solvencia y el ratio de tesorería

Ambos ratios se encargan de mostrarnos el nivel de solvencia que posee una empresa para abonar a sus deudas, por decirlo de una manera más sencilla; que tan sencillo es para la empresa pagar lo que debe a tiempo y así no generar intereses, todo dentro de un periodo a corto plazo. Existe una diferencia fundamental para comprender que ambas cumplen una función similar, pero de manera distinta. En cuanto se refiere al significado de “ratio de tesorería” se contemplan únicamente las deudas a corto plazo (menores a un año), esto se compara con los recursos que posee la empresa, recursos líquidos, o que incluso pueden serlo dentro de un periodo a corto plazo. Con esto podemos notar que el ratio de tesorería se encarga de medir la solvencia que tiene la compañía para sufragar sus deudas en un periodo más inmediato de tiempo.

La diferencia fundamental entre ambos se remarca en el ratio de solvencia, con su comparación de todo el activo de la compañía con el pasivo, haciendo así una demostración de la proporción que implica a todos los bienes y derechos de la empresa contrastando con las deudas y obligaciones de esta. El ratio de solvencia es por sí solo, un indicador que no refiere a las distinciones de las deudas con un periodo corto o largo plazo, tampoco distingue entre los bienes que son líquidos y aquellos que no lo son, es un ratio más general y menos específico que el ratio de tesorería, su función es similar pero la eficiencia es distinta.

¿Cómo calcular el ratio de tesorería correctamente?

Claro que para realizar una operación como esta es sencillamente cuestión de conocimientos aritméticos, sin embargo, no hay que dejar de tomar en cuenta los conocimientos que se poseen de economía y teoría contable, se necesitan muchos datos para llegar a esta simple operación.

La fórmula que usaríamos para calcular el ratio de tesorería es la que mostramos a continuación:

Disponible + Realizable ÷ Pasivo corriente = Ratio de tesorería.

¿No comprendes estos conceptos o términos?

Como lo mencionábamos anteriormente, incluso si has estado al tanto de la teoría económica y contable, los conceptos se olvidan fácilmente, para eso te dejamos aquí el significado simplificado de cada uno de los conceptos presentes en el balance de situación de la empresa:

  • Es el dinero, lo que conocemos y llamamos como “liquido” de la empresa.
  • Son los bienes y derechos que son rápidamente transformados a dinero, se entiende por esto que hablamos de los deudores, inversiones y clientes, todo a corto plazo.
  • Pasivo corriente. Son las obligaciones y las deudas que tienen una fecha límite de vencimiento a corto plazo.

De los principales problemas que puede tener una entidad empresarial caben la falta de solvencia para sufragar las deudas, una empresa que no es capaz de mantener una estabilidad financiera es aquella misma que adeuda y deja de pagar y que por lo tanto debe más y más en intereses, esta empresa difícilmente saldrá de dicha situación si su planeación financiera y contable no fue la adecuada, por tanto, reconocemos la importancia de los ratios como el ratio de tesorería. Una empresa que solventa, quizá no rápidamente, pero con eficiencia y capacidad constante, es una empresa que habla bien de sí misma de manera contable, se convierte en una compañía que atrae a los socios y prestamistas, por su confianza y fiabilidad, remarca compromiso y planeación que actualmente representan un activo económico muy fuerte para cualquier inversionista y/o prestamista. Es importante marcar al ratio de tesorería como una herramienta útil para conocer el posicionamiento de nuestra empresa y cuáles son las acciones que podemos tomar a la brevedad posible.

Se considera que un ratio de tesorería marca a una empresa en su óptima solvencia cuando ronda el 1. Cuando esto sucede, la empresa se encuentra en una situación en la que la relación entre la liquidez y realizable, y los vencimientos de las deudas a corto plazo se aproximan o asemejan a 1.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Economía en general

Diplomada en Ciencias Empresariales, en la rama de Marketing, Públicidad y Mercadotecnia, redactora profesional , inmersa en el mundo de las noticias, en todos los ámbitos desde nuevas tecnologías hasta curiosidades, especialista en finanzas, Forex, divisas, Mercado de valores, inversiones y las novedades en fondos, pero principalmente una amante de los mercados nacionales e internacionales, una mezcla primordial para conseguir y hacer llegar las mejores noticias y consejos a los lectores financieros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.