¿Qué valores lideran las alzas o pérdidas en bolsa?

En todas las sesiones bursátiles podemos ver que siempre hay unos valores que tienen mejor comportamiento que otros. La diferencia entre los mejores y perores pueden alcanzar nivel del 5 % e incluso porcentajes más elevados. Es decir, es mucho dinero el que está en juego y que dependerá de la decisión que vayamos a adoptar a partir de estos momentos. Por este motivo vamos explicar que es lo que hace que una compañía cotiza estén ente las que más se revalorizan o por el contrario está en la lista negra del día.

En este sentido, hay que incidir en que durante cada sesión bursátil solamente se presentan unas cuantas oportunidades para entrar en los mercados de renta variable a precios razonables. En unos casos originados por las noticias positivas que va generando desde el propio valor, sector o índice bursátil. Mientras que por el contrario, en otros son los propios datos macroeconómicos quienes dan la pauta para su entrada, para que de esta forma se pueda desarrollar una estrategia de inversión. En la que quede muy claro cuánto dinero se quiere ganar, si se desea ir al corto, medio o largo plazo o en definitiva cuantas pérdidas se pueden asumir que es al fin y al cabo de lo que se trata.

Como se puede analizar no siempre son los mismos valores los que lideran las alzas, o en su caso los que más pierden en los mercados financieros. Si no que por el contrario, lo más normal es que se produzcan rotaciones en esta listas sobre las cotizaciones de todas las sesiones bursátiles. Se puede usar algunos sistemas para que podamos tener un poco más idea que es lo que podemos hacer con estas clasificaciones tan peculiares. Y beneficiarnos a través de alguna que otra estrategia en la inversión. Para que de esta manera, estemos en mejor disposición para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos.

Valores con mejor comportamiento

Cuando hay periodos expansivos en los mercados de renta variable son precisamente los valores más agresivos los que mejor comportamiento tienen. Este es un hecho que casi nunca suele fallar y en el que te puedes fijar para elaborar alguna estrategia en la inversión que te haga acumular más dinero en las operaciones. Pero dentro de los valores más agresivos, normalmente los cíclicos son los que se llevan el mejor de los premios, tal y como se pone de manifiesto en los últimos años a través de las series históricas. Con unos porcentajes que son muy superiores a los que marca el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35. Es decir si este índice se aprecia el 2 % es muy fácil que estos valores puedan alcanzar el 4 % o 5 %.

En otro orden de cosas, y dentro de estas tendencias tan alcistas, los bancos son otros de los sectores que tiran al alza en las sesiones en la que se muestra una mayor revalorización en los índices bursátiles. Son los que tiran con fuerza del Ibex 35, tal y como se puede comprobar estos días. Batiendo los márgenes de beneficios de este parámetro de la renta variable nacional, en uno o incluso dos puntos porcentuales. Aunque desde luego son los valores de carácter cíclicos los más beneficiados de esta tendencia. Este es algo que puedes comprobar todos los días en los medio de comunicación.

Mientras que por otra parte, siempre hay otros valores que tienen peor comportamiento que los restantes en los periodos expansivos para las bolsas. En este caso están representadas por las compañías más defensivas o conservadoras del Ibex 35. Y en todos los casos están las eléctricas  que siempre suelen cotizar con fuertes descuentos sobre el índice general. Con divergencias en la formación de los precios que pueden llegar hasta el 2 %. Al igual que algunos valores que en los días previos han generado importantes subidas en su cotización y que por tanto necesitan eliminar la sobrecompra que tienen en esos precisos momentos.

Posiciones en periodos recesivos

Otra cosa bien diferente es cuando en el Ibex 35 se producen caídas y que origina que se produzcan movimientos contrarios. Es decir, a la inversa de lo que hemos comentado anteriormente. En el sentido de que son los valores más defensivos los que mejor comportamiento tienen. Incluso con la posibilidad real de cerrar la sesión bursátil en terreno positivo y en donde puedes obtener unas plusvalías entre el 1 % y 2 % aproximadamente. Al igual que otra serie de valores bursátiles que experimentan ciertos rebotes a su mala actuaciones en los anteriores días o semanas.

Mientras que por otra parte, también debemos fijarnos que en estos los procesos los denominados valores cíclicos o más agresivos se pueden dejar hasta el 5 % en su valoración en bolsa. En este sentido, está claro que son unas propuestas muy arriesgadas y que conllevan mucho riesgo en cada una de las operaciones. Llegando a una volatilidad extrema que puede perjudicarte en tu condición de pequeño y mediano inversor ya que la presión vendedora en estos casos es muy fuerte y son muchos los inversores que se deshacen las posiciones para refugiarse en otros valores más seguros o incluso en otros activos financieros.

Son movimientos rotatorios

Como es lógico pensar por otra parte no siempre se originan bajadas y alzas en los mercados de renta variable. Si no que por el contrario estos movimientos se van rotando con mayor o menor intensidad. Esto en la práctica quiere decir, que si estamos en periodos recesivos para la bolsa la mejor opción por la que nos podemos inclinar es por los valores de corte más defensivo. Es decir, los que mejor comportamiento tendrán en este periodo. Mientras que por el contrario, en los procesos alcistas será la gran oportunidad de dirigirnos a los más agresivos para rentabilizar los ahorros con mayor fuerza en las ganancias.

Esta es una estrategia que no suele fallar nunca y que no requiere de unos conocimientos técnicos para realizar las operaciones. Si no que por el contrario, están adaptados a cualquiera de los pequeños y medianos inversores que desee apuntarse a este sistema en la inversión en bolsa. Por otra parte, los resultados que genera desde el principio son muy generosos para nuestros intereses. Aunque a cambio hay que variar nuestra cartera de inversión con cierta frecuencia. Es decir, no debeos quedarnos con los valores para siempre y mucho menos ser estáticos en nuestras posiciones como clave para conseguir el éxitos en esta clase de operaciones tan sencillas para todos.

Diferencias en los resultados

De cualquier manera hay una cosa clara en la aplicación de esta estrategia en la inversión y es que las diferencias pueden a llegar a ser muy importantes, en uno u otro sentido. Hasta el punto de que puede inclinar la balanza en el cómputo general de nuestra contabilidad en los mercados de renta variable. Este sistema es especialmente eficaz en los escenarios más adversos para los índices bursátiles ya que podemos protegernos mucho mejor que antes. O incluso con la posibilidad más que real de mejorar los resultados y al final obtener unas plusvalías a través de estos movimientos que hemos explicado en este artículo.

En donde lo mejor que tiene su aplicación es que no ofrece efectos secundarios a los pequeños y medianos inversores. Si no que por el contrario, se pueden beneficiar de muchas prestaciones que ofrece esta estrategia tan sencilla en la inversión.  No en vano, no es lo mismo perder en bolsa un 4 5 de la valoración de las acciones que ganar un 1 %, tal y como es lógico comprender. Porque de lo que se trata al fin y al cabo es de obtener los mejores resultados posibles. Y que no en todas las ocasiones generamos este escenario y mucho menos en los movimientos recesivos en estos activos financieros.

¿Con conocimientos de los mercados?

En cualquier caso, lo más razonable para estos casos es abstenerse de tomar posiciones, a no ser que estén asesorados por su banco o cualquier experto bursátil. Es obvio, pero tampoco debe renunciar a este tipo de inversiones ya que adquirir unos mínimos conocimientos de cómo funcionan los mercados bursátiles no cuesta mucho tiempo, solo mostrar un poco de interés a una disciplina que puede ayudarle a mejorar la rentabilidad de sus ahorros. En principio todas las personas están capacitadas para invertir en la renta variable.

Por otra parte, mientras se está en el proceso de aprendizaje se puede empezar por invertir poco a poco, con pocas cantidades. No se debe invertir todo el dinero de golpe, ni siquiera a través de varias operaciones repartidas a lo largo del tiempo. El éxito posterior consiste en que no hay que tener prisa, ya habrá momentos más oportunos en que se podrá dar un salto cualitativo en cuanto al capital aportado a esta inversión, a medida que los conocimientos bursátiles vayan mejorando. Es un proceso que, en definitiva, requiere algo de tiempo, interés y sobre todo muchos deseos de aprender para que todo se desarrolle con normalidad en las operaciones en bolsa. En principio todas las personas están capacitadas para invertir en la renta variable.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.