Qué son los mercados financieros

Qué son los mercados financieros

Dentro del sistema económico de un país, los mercados financieros es una de las figuras más importantes. Es el centro de reunión de ofertantes y demandantes, es decir, de aquellos que tienen productos para vender y los que los necesitan comprar. Por eso, entenderlo bien puede ayudarte a saber qué son los mercados financieros, para qué sirven, qué características tienen o los tipos que existen.

Si quieres conocer toda esta información, a continuación nos centramos en esta figura económica y te hablamos de ella.

Qué son los mercados financieros

Qué son los mercados financieros

De manera sencilla, podemos definir lo que son los mercados financieros como lugares, físicos o virtuales, en los que se compran y venden activos. Ahora bien, esos activos no pueden entenderse realmente como productos y bienes o servicios del día a día. Es decir, un mercado financiero no se encarga de poner en común a personas que venden verduras o ropa con aquellos que las demandan, sino que se centran en otro tipo de activos, como son los valores, productos y/o instrumentos financieros.

Antiguamente, los mercados financieros tenían lugar en plazas específicas donde se buscaba una relación entre el ahorro que querían las familias y las inversiones que las empresas podían dar, así como la financiación de los estados. Ahora es muy más sencillo ya que se realiza a través de plataformas telemáticas, por lo que solo es necesario un ordenador o un dispositivo móvil para poder conectarse.

Debido a su uso y a las actividades que llevan a cabo, están regulados y supervisados. En este caso, el ente con mayor autoridad es el banco central, por ejemplo, el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para qué sirven

Ahora que sabes qué son los mercados financieros, es hora de que entiendas para qué sirven. Estos tienen como objetivo el que las personas inviertan su dinero a cambio de una buena remuneración, y a cambio las empresas reciban dinero para poder operar y realizar, a su vez, más inversiones que les reporten resultados beneficiosos para todos.

Por tanto, la actividad de los mercados financieros va a regirse siempre por la ley de la oferta y la demanda.

Ahora bien, a pesar de que esta es la función principal, el poner en contacto a vendedores y compradores no es lo único que van a hacer. Hay más funciones como son:

  • Poner los precios a los activos.
  • Dar liquidez a los activos.
  • Reducir los costes de intermediación así como los plazos.

Características del mercado financiero

Características del mercado financiero

Hay muchos calificativos que pueden definir los mercados financieros. Pero, básicamente, existen cinco características principales en ellos que son:

  • Flexibilidad: en el sentido en que son capaces de adaptarse a los continuos cambios que se produzcan en la ley de la oferta y la demanda.
  • Libertad: porque no existen barreras, ni en la compra ni en la venta de activos financieros (más allá de las posibilidades de cada uno para hacer frente a la transacción).
  • Amplitud: porque hablamos de un mercado en el que, cuanto mayor sea el volumen de activos, más grande va a ser.
  • Profundidad: relacionado con lo anterior, cuanto más grande sea en activos, mayor número de compraventas existirán y albergará a más personas y empresas.
  • Transparencia: porque se puede obtener fácilmente información sobre el mercado financiero donde se quiera operar.

Tipos de mercados financieros

Clasificar los mercados financieros es fácil, pero da lugar a tener diferentes tipos según distintas medidas. Por ejemplo, a grosso modo, tendríamos:

  • Mercados financieros primarios: también llamados de emisión, son donde se emiten los valores, como pueden ser los títulos de deuda pública, bonos corporativos, etc.
  • Mercados secundarios: también llamados de negociación. En ellos opera la compraventa de activos financieros que forman parte del mercado primario. Uno de los más conocidos es la bolsa de valores, pero existen muchos más que empiezan a resurgir.

Ahora bien, si la clasificación de los mercados financieros la hiciéramos en base al tiempo de inversión, entonces nos encontraríamos con:

  • Mercado monetario: que se centra en activos a corto plazo (que duren menos de 12-18 meses).
  • Mercado de capitales: para los activos financieros a largo plazo. Los más conocidos son los de renta variable, renta fija o derivados financieros.

Además, una clasificación más dividida, nos da también los siguientes mercados:

  • De materias primas.
  • De divisas. El más conocido en estos casos es el Forex.
  • Derivados financieros, donde te encontrarás con mercados organizados, como el de futuros financieros o el de opciones financieras; o el no organizado.
  • Al contado.
  • De seguros.
  • Interbancario.
  • Mercado de criptodivisas. Ahora mismo uno de los que más en auge está debido a las distintas criptomonedas que existen.

Por qué operar en estos mercados es muy complicado

Por qué operar en estos mercados es muy complicado

Los mercados financieros, sobre todo algunos de ellos como el de las criptomonedas o el de la bolsa o los valores son muy atractivos para muchos que deciden invertir su dinero en ellos. Sin embargo, no hay que olvidar que se trata de un peligro en potencia.

Debido a que hay una oscilación de los precios, a que estos se rigen por la ley de la oferta y la demanda, y que las condiciones de los países y sus economías afectan a estos mercados, las cotizaciones e inversiones que se realizan pueden acabar al alza o a la baja. En otras palabras, puedes ganar mucho dinero, o perder mucho.

En general, cuanto mayor es la volatilidad de un activo financiero, más se puede perder; pero, al mismo tiempo, también puede ser mayor la ganancia. Por eso, muchos se arriesgan en busca de ese «tesoro» soñado. El problema es que, si no se va con pies de plomo, la cosa puede ser muy peligrosa.

Para hacerlo, es necesario contar con una buena formación en el mercado financiero en que se opera con el objetivo de anticiparte a las posibles crisis que surjan o ver venir las buenas oportunidades para operar.

Ahora que conoces más a fondo lo que son los mercados financieros, podrás tomar la decisión de entrar en ellos o mantenerte al margen. Si entras, asegúrate de que tienes toda la información o que cuentas con personas que realmente entiendan esos mercados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.