¿Qué seguros son obligatorios contratar?

El seguro es un medio para la cobertura de los riesgos al transferirlos a una aseguradora que se va a encargar de garantizar o indemnizar todo o parte de las incidencias generadas. En cualquier caso, se constituye en una potente herramienta para prevenir alguna incidencia y en cualquier ámbito de la vida. Porque en efecto, hay muchas clase de pólizas ya que abarcan a toda clase de actividades y procesos. Los hay de salud, viajes, hogar, automóvil, decesos, ahorro, inversión y hasta para proteger a las mascotas. Se pueden suscribir en función de las necesidades reales de los usuarios, bien de forma unitaria o varias pólizas a la vez.

Hasta ahora se tenía la creencia de que los seguros no eran obligatorios de contratar. Pero esto no es cierta ya que ciertos formatos, todavía muy pocos, que requieren totalmente su formalización. Es conveniente que conozcas este hecho porque el no suscribirlos puede costarte muy caro a partir de estos momentos. Entre otras razones porque conllevan unas fuertes penalizaciones que están contempladas en la legislación actual. Hasta el punto de que puede desajustarte tu presupuesto personal o familiar en cualquier momento de tu vida.

Para que no tengas ninguna clase de problemas, la mejor receta será saber cuáles son los seguros que son obligatorios contratar. Hay más de los que piensas desde un principio y alguno de ellos son seguros de los más habituales en las ofertas de las compañías de seguros. Hasta puedes que te lleves alguna que otra sorpresa en el listado de seguros obligatorios que te vamos a ofrecer a continuación. No en vano, no son muy conocidos por buena parte de los usuarios en esta clase de productos financieros. A partir de estos momentos no tendrás excusas para su correcto conocimiento.

Seguros para contratar: incendios

Quizás no lo sepas pero en el momento de adquirir una propiedad inmobiliaria tendrás que formalizar un seguro contra incendios. Servirá para proteger esta propiedad de estas contingencias y en todos los casos será obligatorio si tú eres realmente el propietario del mismo. Lo que suele pasar es que esta póliza esta especial está incluida generalmente dentro de lo que son los seguros para el hogar. En donde están incorporadas otra clase de coberturas que sirven para proteger tu vivienda con la mayor eficacia.

Pero mucho cuidado, por lo que en sí el seguro para el hogar no es obligatorio, a pesar de lo que piensan muchos usuarios. Si no que por el contrario el producto es que sí lo es la póliza contra incendios. Da lo mismo el formato que elijas al final pero deberás tener siempre en cuenta esta notable precaución. En realidad es un producto que tiene una prima anual muy asequible para todas las economías domésticas y que te puede ayudar para salir de más de un problemas que puede presentarse en tu casa. Además, se trata de un producto que no es muy complejo y que casi siempre se comercializa bajo las mismas constantes comerciales.

Seguros para las mascotas

Otro de los seguros que se rigen bajo esta peculiar característica es el destinado a los animales peligrosos. Las personas que tengan uno de estos ejemplares deberán suscribir un seguro de esta modalidad para preservar posibles incidencias ante terceras personas. Porque de no ser de esta manera, estarán expuesto a muy fuertes penalizaciones ante la vulneración de la actual normativa sobre animales peligrosos. En este sentido, no puede confundirse esta clase de seguros con los que corresponden a nuestros animales de compañía. Se trata, en definitiva, de productos aseguradores complemente diferente aunque guarden muchas semejanzas entre ellos.

Esto es otro de los seguros que son obligatorios y que si estás en esta situación deberás cumplimentar a la mayor brevedad de tiempo posible. Desde luego que no tendrás ningún problema para contratarlo ya que todas las compañías de seguro contemplan una póliza de estas características en su actual oferta aseguradora y bajo diferentes planteamientos en su comercialización. En donde se tiene en cuenta las particularidades del perro que está en nuestro hogar.

Seguros profesionales

Quizás no lo conozcas, pero hay una serie de actividades laborales o profesionales que requieren de la contratación obligatoria de un seguro. Puedes encontrarte hasta más de 500 seguros que su formalización es forzosa para proteger a los trabajadores. En actividades de toda clase y entre las cuales destacan las siguientes que te exponemos a continuación:
  • Seguro de Drones
  • Seguros profesionales (personal sanitario, mantenimiento de servicios, etc.)
  • Seguros para otras actividades (espectáculos, agrarios o construcción)

En estos casos se trata de un producto asegurador que previene ciertas incidencias en el sector del trabajo y muchas de las cuales son muy específicas, como por ejemplo la que tiene que ver con el personal que trabaja en temas sanitarios o de la construcción. En todas estas situaciones no tendrán otro remedio que contar con un seguro que les prevenga de ciertos procesos en el trabajo. Al tratarse en algunos casos de actividades que suponen un gran riesgo para su seguridad. De todas formas, hay un gran desconocimiento sobre esta clase de seguros por parte de los usuarios y que son obligados por los propios empresarios a formalizar su correspondiente póliza.

Pólizas obligatorias en los viajes

Otro de los seguros que son desconocidos sobre su implantación obligatoria son los que tienen relaciones con los viajes y desplazamientos en transportes públicos. Por una parte, en los trayectos realizados dentro de la misma ciudad y que sin duda requieren de un seguro obligatorio de viajeros. No obstante, lo que suele suceder en estos casos es que el seguro está incorporado en el billete que se compra para realizar el viaje. En este sentido, el usuario no se tiene que preocupar de nada porque sus necesidades están cubiertas en todos los casos.

Por otra parte, también los viajes hacia otros destinos, bien en formatos turísticos o de negocios, lleva la obligación de tener suscrita un seguro que les protege. Pero al igual que en la anterior modalidad también está cubierta por la reserva de viaje. Es decir, se encarga la agencia de viajes o la compañía de transportes. Tampoco en este escenario el usuario deberá suscribirlo, si no que por el contrario le vendrá impuesto gratuitamente por el billete adquirido. En cualquier caso, es otro de los seguros con los que deberás contar a partir de estos momentos.

Protección de las aficiones favoritas

Desde luego que esta lista no se ha agotado con los casos expuestos hasta estos momentos. Por supuesto que no, porque faltan los seguros que están destinados a preservar algunas de las aficiones que tienes. Como por ejemplo, si practicas algún deporte en el que estás federado o sencillamente en actividades tan habituales como la caza o embarcaciones a recreo. No en vano, la actual legislación te obliga a suscribir una póliza de responsabilidad civil que contemple los daños causados a terceras personas como consecuencia del desarrollo de estas actividades.  Es decir, si este es tú caso en concreto, no tendrás otra solución que ir formalizando una póliza de estas características si no deseas tener algún que otro problema para desarrollarla con normalidad. Porque además te puedes ver fuertemente penalizado si incumples esta exigencia.

Otro de los casos más representativos es de las personas que practican algún deporte y que participan en competiciones. Necesitan de un producto que les protege y preserve cualquier incidencia que pudiesen desarrollar con la práctica de ese deporte. Esto es algo que se extiende a las carreras populares y que al inscribirse automáticamente se dispone de un seguro de estas características. Los organizadores están obligados a proporcionar este servicio con los deportistas. Más allá de otras consideraciones en la propia prueba deportiva.

Seguros de alquiler de una casa

Una de las dudas que se les plantean a los usuarios que van a alquilar un piso a apartamento es si están obligados a rubricar una póliza de alquiler. Pues bien, en este caso no es de obligado cumplimiento a pesar de la creencia general. No obstante, es muy aconsejable su formalización debido a que se constituye en una eficaz estrategia para proteger y preservar sus propiedades. Como por ejemplo, equipos informáticos, aparatos tecnológicos y hasta si se diese el caso el propio vestuario o mobiliario. No en vano, estas propiedades no están cubiertas por los seguros de los propietarios en ningún aspecto.

Por otra parte, desde la otra parte, es decir el dueño de la propiedad inmobiliaria, también debe cumplimentar un producto de estas exigencias. Al igual que puede aceptar otro seguro de protección de pagos y con el que estará cubierto ante ciertos procesos en la falta de cobro de las mensualidades.  Desde luego que no es obligatorio, pero totalmente deseable porque aporta mucha seguridad a su condición de propietario.

Como hemos dicho anteriormente, en lo que respecta a las propiedades inmobiliarias el único que es necesario contratar por ley es el seguro contra incendios. Los restantes son opcionales y dependen de la voluntad de los propios usuarios. Incluso en el momento de suscribir el crédito hipotecario, aunque los bancos incorporen algunas pólizas para su tramitación. Puede ser una estrategia para abaratar el coste final de la financiación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.