¿Qué le pasa a Telefónica?

Desde luego que uno de los títulos más bajistas que hay en estos momentos son los que corresponden a Telefónica. Han visto como en muy pocos meses el precio de sus acciones ha pasado de casi 8 euros la acción a valer menos de 5 euros. Es decir, ha sufrido una depreciación superior el 30 % para desesperación de sus accionistas. Bajo una corriente bajista que no se recordaba desde hacía mucho tiempo. En donde la presión vendedora se ha impuesto con especial claridad a la compradora. Y lo que es peor, con un volumen de contratación que hay que calificarlo de bastante aceptable.

En estos momentos son muy pocos los pequeños y medianos inversores que confían en la teleco nacional por excelencia. Y por tanto prefieren otras opciones para rentabilizar sus ahorros con mayores garantías de éxito en la conformación de sus precios. Como por ejemplo, en las compañías eléctricas que están ejerciendo de valores refugio en el escenario de mayor volatilidad en los mercados de renta variable. Hasta el punto de que algunos analistas de los mercados financieros son de la opinión de que los títulos de la teleco pueden dirigirse hasta el nivel de los 5 euros por acción a partir de estos momentos.

Un escenario que desde luego no invita a tomar posiciones en el valor. Si no que por el contrario lo aconsejable es esperar hasta que puedan darse las primeras señales sobre la formación de un suelo. Desde donde consiga remontar de cara el medio y largo plazo y que puede presentar un potencial de revalorización muy atractivos para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Que por otra parte, espera comprar sus acciones con precios más ajustados de los que presenta la compañía en estos momentos. Cuando hace unos pocos años estaba todavía tanteando los niveles en los diez euros por acción.

Telefónica: incremento del dividendo

No obstante, el lado positivo de esta actuación de Telefónica en los mercados de renta variable es que su rentabilidad por dividendo es ahora más alta que antes del verano. Con un interés que ofrece en torno al 7 % y uno de los más altos de los valores que integran el índice selectivo de la renta variable española. Incluso por delante de los valores del sector eléctrico que ha sido los que tradicionalmente han liderado este ranking a través de las últimas décadas. Este es un curioso efecto que ha generado la caída en las acciones de la compañía y de forma que son los ahorradores sus principales beneficiarios.

Telefónica  paga 0,40 euros como dividendo todos los años a través de un cargo fijo y que garantizado que se divide en dos abonos de 0,20 euros cada uno de ellos. De esta forma, una persona que invierta sus ahorros a 5,80 euros la acción dispondrá de un dividendo estimado en 4.000 euros todos los años y una vez descontados los impuestos. Es decir, dispondrá una renta mensual todos los años muy próxima a 350 euros. Por supuesto que muy encima de lo que ofrecen en estos momentos los productos bancarios y derivados de la renta fija. Es decir, para conformar una cartera de renta fija dentro de la variable. Pase lo que pase en los mercados de renta variable.

Lastrada por la deuda y Latinoamérica

En cualquier caso, los últimos resultados de la empresa no han sido del todo malos, pero si en cambio muy mal recibidos por parte de los mercados financieros. En donde, Telefónica cerró el primer semestre del ejercicio con un beneficio de 1.787 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,8 % respecto a igual periodo del año pasado. Se pone de manifiesto que la buena marcha del negocio en España, Reino Unido y Alemania compensa las caídas registradas en Brasil y Argentina. Pero algunas de sus líneas de negocio siguen creando muchas dudas entre los pequeños y medianos inversores.

Mientras que por otra parte, el verdadero talón de Aquiles de la teleco nacional es su elevada deuda que es muy mal vista por parte de los analistas financieros. Entre otras razones porque puede lastrar sus cuentas empresariales a partir de los próximos trimestres. En donde una de las soluciones que tiene a mano para reducirla consiste en bajar la rentabilidad por dividendo. Y este es un hecho que no gusta a los agentes financieros ya que de producirse se generaría una nueva escalada bajista en sus precios. Hasta el punto de que esta va a ser una de las claves para el devenir de la empresa de telecomunicaciones en los próximos años. Y lo que es peor, con un volumen de contratación que hay que calificarlo de bastante aceptable.

Derechos de la liga de fútbol

Movistar ha renovado para la próxima temporada los derechos de emisión en Horecas (hoteles, restaurantes y cafeterías) de los contenidos de futbol de LaLiga Santander, la Champions League y la Europa League, por lo que los clientes de los locales que tengan Movistar + podrán disfrutar de la más completa oferta deportiva de la televisión. Pero no está claro que esta operación sea rentable para los intereses de la teleco y hasta se duda de que el contrato pueda ser renovado en los próximos años. Es otro de los factores que vienen a explicar la fuerte caída en los precios durante las últimas semanas o incluso meses.

Desde luego que los derechos de emisión de los partidos de fútbol pueden jugar en contra de los intereses de esta compañía cotizada. Hasta llegar a unos niveles más bajos de los que cotiza en estos momentos. En este sentido, es preferible esperar a lo que pasa con los derechos de emisión pasa tomar una decisión. Bien para abrir posiciones o por el contrario, olvidarse del valor durante un espacio de tiempo muy amplio y no tener más de un problemas con la cotización de sus acciones. Aunque son muchos los intermediarios financieros que opinan que sus precios son muy baratos en estos momento. O al menos que están muy bien ajustados.

Descuentos en sus productos

Todo ello a pesar de que los usuarios de la compañía de telecomunicaciones se beneficiarán de descuentos adicionales de hasta 150 euros en smartphones de alta gama, y podrán financiar sin intereses todos los Apple Watch con seis meses de multiSim gratis. Además, BuyBack es el servicio por el que la compañía comprará a partir de ahora a los clientes su antiguo dispositivo al adquirir uno nuevo. Una noticia que desde luego no ha cotizado al alza en los mercados de renta variable. Si no que por el contario ha sido neutral dentro de un claro contexto bajista a medio y corto plazo.

En cualquiera de los casos, malos momentos para la inversión se ciernen en los próximos años como consecuencia de la posibilidad de que su cotización pueda dirigirse a niveles cercanos a los 5 euros por acción. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico y puede que también desde el punto de vista de sus fundamentales.

Líder en fibra óptica

En España ya hay más de seis millones de hogares que están utilizando la fibra óptica de Telefónica para recibir sus servicios de conectividad, lo que supone un incremento superior al 24 % respecto al mismo periodo del año anterior. Este crecimiento del número de hogares que acceden a sus servicios a través de la red de Telefónica tiene su reflejo en la optimización de la misma, ya que el uso de la fibra de la operadora alcanza en junio el 27 % del total, porcentaje superior en 3 puntos a la cifra de junio del 2018.

En este sentido, Telefónica tiene la mayor red de fibra óptica hasta el hogar de Europa y sigue acometiendo un ambicioso plan de despliegue con la aspiración de llegar a una cobertura integral de fibra antes del 2025.  A día de hoy, la operadora ya tiene cubierto con fibra el 70 % del territorio nacional. A fecha 30 de junio, el número de Unidades Inmobiliarias pasadas por fibra alcanza los 22,2 millones con un incremento de casi el 10 %. En relación a junio del año pasado, dos millones de hogares nuevos que tienen a su disposición la red. Esto supone más de 2 o 3 del total de Unidades Inmobiliarias.

Con el 68 % de los clientes

De los más de seis millones de hogares que utiliza la fibra de Telefónica, 4,15 millones son clientes de Movistar, lo que representa un 68 % de los que utilizan BAF, y el resto, 1,86 millones, son clientes mayoristas que acceden a la red a través de otro operador. Ambos grupos de clientes han experimentado crecimientos sostenidos en los últimos años. Si lo comparamos con el año anterior, a junio de 2019 los clientes de Movistar han crecido más de un 13% mientras que los clientes mayoristas han alcanzado un incremento del 61 %.

Movistar, pionera en el despliegue de la infraestructura de fibra, comenzó a comercializarla en el año 2008 con una velocidad del 30 Mbps de bajada. Desde esa fecha, la evolución ha sido imparable, tanto en número de hogares pasados con fibra, como en clientes que tienen contratados servicios en esa infraestructura y en velocidad de la red, alcanzando este año los 600 Mbps simétricos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.