¿Qué hacer ante las bajadas en la bolsa?

Desde luego que este año no está siendo muy positivo para las bolsa y mucho menos esta semana que está a punto de finalizar. Las bajadas en los mercados financieros se han instalado con una fuerza inusitada debido a que la presión vendedora se está imponiendo con excesiva claridad sobre las compras. Todos los índices bursátiles internacionales están en negativo y son muy pocos los valores que están resistiendo al abandono de los inversores de los mercados financieros. En definitiva, un mercado desolador para los usuarios que desean rentabilizar sus ahorro a través de este instrumento para invertir el dinero.

El índice selectivo de la bolsa española, el Ibex 35, se ha dejado en lo que llevamos de año algo más del 10 %, mientras que el Eurostoxx 50 se acerca a una depreciación del 9 %. Con similares márgenes se encuentran las restantes plazas del viejo continente que han visto como en muy pocos días se han dejado una parte muy importante del precio de sus acciones. Aunque lo más preocupante para buena parte de los pequeños y medianos inversores reside en el hecho de que los mercados financieros se han situado en una tendencia bajista, al menos al corto plazo.

De cualquier manera, no está todo perdido para los inversores y si desean obtener una rentabilidad a sus ahorros disponen en estos momentos de otras alternativas en la inversión que pueden ser muy eficaces para conseguir sus deseos más inmediatos. En función del perfil que presenten ahora como inversores: agresivo, conservador o en una posición intermedia. Porque de lo que se trata en estos momentos es de detener las pérdidas en nuestra cartera de valores. Para lo cual os vamos a continuación una serie de estrategias para sobrevivir en este estado bajista de los mercados de renta variable.

Bajadas en la bolsa: liquidez

La postura más elemental y a la vez sencilla es estar fuera de los mercados en estos precisos momentos. No solo ayudará a proteger el capital destinado a la inversión, sino que por el contrario se constituirá en una poderosa herramienta para aprovecharse de las oportunidades de negocio que sin lugar a dudas aparecerán en cualquier momento. Aunque las bajadas en las bolsas sea una dinámica actual no cabe duda que siempre habría alguna que otra propuesta bursátil que sea receptiva a las compras. En este sentido, la bolsa de valores siempre te dan una oportunidad para que rentabilices los ahorros con éxito.

Si quieres conseguir estos objetivos nada mejor que estar fuera de los mercados de renta variable en estos momentos. Porque hay una cosa bien segura que conseguirás más adelanta y es comprar acciones bajo un precio más competitivo que el que ahora te ofrecen las compañías cotizadas. En este sentido, es absurdo que realices operaciones en bolsa en estos momentos cuando sabes que dentro de unos meses las tendrás más mucho más baratas. A pesar de que en los próximos días pueda desarrollarse el esperado rally de las fiestas navideñas.

Dirigirse a la renta fija

Otra de las opciones que te proporciona los mercados financieros es cambiar de chip en la inversión. Esto en la práctica quiere decir nada menos que cambiar la renta variable por la fija. Aunque su mecánica sea sustancialmente diferente ya que se rige por otros modelos en la inversión. Pero al menos no perderás dinero y obtendrás una rentabilidad fija y garantizada todos los años, aunque raramente excederá del 1 %. Por otra parte, puede servirte como una inversión puente hasta que se aclaren los mercados de renta variable. Con la ventaja de que no tendrás un coste económico por su contratación, como el ejemplo de las imposiciones bancarias a plazo fijo.

Otro de los beneficios de esta elección es que sin lugar a dudas evitarás problemas y no tendrás que preocuparte estos días sobre la evolución de los mercados financieros. Te permite un cierto relajamiento en unas jornadas de mucha tensión como son las que están viviendo las bolsas en todo el mundo. Más allá de otras consideraciones técnicas que dejaremos su explicación para otra ocasión más oportuna. Por otra parte, no puedes olvidar que esta clase de productos financieros van a mejorar su rentabilidad en las próximas semanas como consecuencia de la subida de tipos en la zona euro. Es decir, se va a volver más atractivos ante los pequeños y medianos inversores.

Aprovechar los productos inversos

Una estrategia mucho más agresiva en estos días es la contratación de los denominados productos inversos. Es decir, aquellos que generan una rentabilidad si las bolsas bajan, como es lo que está pasando en estos precisos momentos. Además, no solo hay un modelo de inversión que aplique esta característica tan especial, si no que por el contrario hay muchos y de diversa naturaleza, tal y como vas a comprobar a continuación. No obstante, son más complejos ya que necesitan de un profundo conocimiento de los mercados y de su propia mecánica en la inversión.

El más sencillo de todos es el fondo de inversión inverso cuya estrategia se basa en que ganarás más dinero a medida que las caídas en los mercados financieros sean más profundas. Es así de sencillo y te puede hacer ganar más dinero del que te imaginas desde un principio. Aunque por las mismas razones es mucho el dinero que te puedes dejar por el camino. Por este motivo está destinado a un perfil de inversor muy concreto, en el que prima la agresividad por encima de otras consideraciones.

Otros productos para operar a la baja

Estos fondos de inversión no son la única excusa para que puedas operar con la bolsa a la baja. También dispones la venta a crédito pero siempre que tengas en cuenta de que es un producto financiero con apalancamiento. Y esto quiere decir que son muchos los riesgos que vas a asumir con esta propuesta bursátil tan innovadora como especial. Pero sobre todo tener la certeza de que una acción en bolsa va a desarrollar una tendencia bajista muy bien definida. Porque si no es así, los efectos pueden ser contraproducentes para tus intereses personales.

Otros de los productos que recogen esta característica en las bolsas son los derivados, pero en este caso en concreto con una mayor agresividad si cabe. Este sistema solo está reservado para los inversores que aporte una mayor experiencia en esta clase de operaciones tan particulares y que pueden hacer perder mucho dinero si las expectativas al final no se cumplen. Algo que sin lugar a dudas puede pasar, aunque la tendencia de la bolsa sea claramente bajista en estos momentos. De cualquier forma, es otra de las alternativas que te ofrecen los mercados financieros para operar con la bolsa a la baja.

Desde plataformas inmobiliarias

Siempre te queda como último recurso probar con las denominadas plataformas inmobiliarias que te permiten invertir un dinero en alguno de sus proyectos. Se trata de uno de los modelos de inversión que están en alza en estos momentos debido a sus peculiares características. A través de esta clase de inversiones puedes conseguir un rendimiento a tus ahorros de entre el 6 % y 10 %. Aunque deberás cumplir con un periodo de permanencia que puede alargarse hasta los 15 meses en que finalice la operación. Por otra parte, cuenta con la gran ventaja de que no tendrás que afrontar ninguna clase de comisiones ni otros gastos en su gestión.

En cualquier caso, puedes elegir entre varios proyectos inmobiliarios, que pueden estar ubicados no solo en la geografía nacional, sino en otros países de nuestro entorno. De todas, para cumplir con este deseo en la inversión no te quedará más remedio que seleccionar una plataforma inmobiliaria con plenas garantías y que esté registrada correctamente. No en vano, el intrusismo es uno de los mayores enemigos de este sector que se ha empezado a desarrollar en España. Aunque de momento las propuestas de inversión son más bien puntuales y muy minoritarias.

Aportaciones desde 1.000 euros

De todas formas, puedes sortear la poca rentabilidad que te ofrecen los productos bancarios en estos momentos. Y sin asumir, por otro lado, los riesgos derivados de los productos procedentes de la renta variable. Aunque para ello tengas que aparcar tu dinero durante varios meses. A través de este formato en la inversión puedes realizar aportaciones economías muy asequibles para todos los bolsillos. Desde 1.000 euros estarás en condiciones de entrar en estas plataformas y por un máximo que variará en función de las características de estas empresas de nueva aparición.

Es otra manera de entender las inversiones y que en este caso tampoco está exenta de riesgos. Entre otros, que los rendimientos de la operación al final no sean los establecidos previamente y puedan bajar en unos cuantos puntos porcentuales con respeto a la propuesta inicial. Sin contar que es un producto que no te permitirá realizar rescates, ni parciales ni totales, sino que por el contrario deberás mantener la inversión hasta su vencimiento. Es decir, hasta el final de la operación que va a durar el proyecto inmobiliario. Estas son básicamente sus condiciones para contratar estos formatos de inversión.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.