¿Qué hacer ante el escenario de bajada libre?

En esta ocasión nos estamos refiriendo a uno de los sistemas que conlleva más riesgos sus operaciones. Entre otras razones porque es más complejo conocer cuál es el nivel en el que se van a detener las caídas en los mercados de renta variable. Y por tanto puedes equivocarte con  mayor frecuencia. Este hecho puede incidir en que puedas dejarte por el camino al seguir el valor con la misma tendencia que hasta estos momentos. Por esto es muy conveniente que analices la conveniencia de esta operación y sobre lo que te puede pasar si las operaciones no se desarrollan tal y como esperabas al principio.

No te puedes olvidar que la figura de bajada libre es la peor que se puede conformar tus intereses como pequeño y mediano inversor. Entre otras razones porque no tiene ya soportes por debajo. Con un potencial de depreciación que es más que manifiesta y que no se expresa en otras figuras bursátiles. En donde te puedes poner en el peor de los escenarios ya que puedes dejarte muchos euros por el camino si no sabes deshacer posiciones a tiempo. No olvides que la bajada libre no tiene nada que ver con lo que es una tendencia bajista, aunque  ambas figuras tengan algunas similitudes.

En cualquier caso, en los escenarios de bajada libre es muy complejo operar porque tienes mucho más que perder que ganar. Es mucho mejor que estés a la expectativa para que el final estés en condiciones de tomar posiciones en los valores seleccionados. Mientras que por otra parte, te puede servir para que veas los movimientos desde la barrera y con completa liquidez en el saldo de tu cuenta de ahorro. Pero de todas formas, te vamos a explicar alguna que otra estrategia en la inversión que puedes desarrollar a partir de estos momentos. En cualquier caso, no exenta de riesgo tal y como comprenderás ahora.

Bajada libre: formación del suelo

Una de las claves para abrir posiciones en esta figura tan especial reside en detectar la formación de un suelo que sirve para emprender posteriores subidas. No obstante, este nivel suele costar un poco su identificación ya que requiere de un poco de aprendizaje en las operaciones de estas características. En donde puedes confundirte con suma facilidad y por tanto perder más dinero del inicialmente previsto en tus estrategias en la inversión. Pero en todos los casos el suelo suele ser un nivel muy importante como entrada en las posiciones en los mercados de renta variable. El riesgo, por otra parte, es uno de los mayores riesgos que conllevan esta clase de valores en bolsa.

Otro de los aspectos que debes fijarte en la bajada libre es que si bien  puede durar mucho espacio de tiempo, al menos no es eterna. En algún momento tendrá que producirse el tan deseado cambio de tendencia. Y que será el momento preciso para volver a las operaciones en los mercados de renta variable. Por medio de una estrategia en la inversión que no quedará más remedio que ser muy agresiva por sus especiales características. Por otra parte, no olvides tampoco que esta clase de valores han perdido una parte muy importante de su valoración en bolsa. Y este es un aspecto que deberás valorar positivamente a partir de estos momentos.

Volatilidad  en sus precios

Otra de las facetas más importantes de lo que es una bajada libre es la gran diferencia entre sus precios máximos y mínimos. Debido a que su volatilidad puede llegar a ser extrema en la mayoría de las ocasiones por los pocos títulos que se intercambian en los mercados de renta variable. Hasta el punto de que pueden ser fácilmente manipulables por las manos fuertes de los mercados y que los hace muy complejos para realizar las operaciones en bolsa. Al punto de que incluso puedes quedarte enganchado en las posiciones abiertas en los valores bursátiles.

Mientras que por otra parte, la volatilidad no es el mejor aliado que tienes para rentabilizar el capital destinado a las inversiones en bolsa. Debido a que son muchos los riesgos que conllevan esta clase de operaciones y que en cualquier caso no son aptas para los pequeños y medianos inversores que aportan menos experiencia en sus movimientos en los mercados de renta variable. En donde deben aportar muchos y variados conocimientos desde el punto de vista del análisis técnico y también desde el fundamental. Para que de esta forma, no sea una operación muy recomendable desde cualquier clase de estrategia en la inversión.

No invertir mucho dinero

Otra de las cosas que no debes hacer a partir de estos momentos es realizar grandes desembolsos en esta clase de operaciones. No en vano, se trata de un riesgo adicional que debes evitar a toda cosa desde estos momentos. Entre otras razones porque te puedes dejar muchos euros en muy poco espacio de tiempo. Hasta el punto de que esta clase de operaciones solo deben desarrollarse con una cuantía mínima que no pueda afectar al capital que tengas acumulado hasta esos momentos. En lo que es una operación que está considerada por parte de los analistas financieros como de alto riesgo.

Mientras que por otra parte, también hay que indicar que en las operaciones bursátiles de mayor cuantía monetaria se pierde mucho más dinero que en las restantes. Hasta el punto de que estos movimientos te pueden hacer peligrar tu patrimonio personal o familiar. Conviene que desde estos momentos no olvides este factor debido a que te puede generar una situación muy poco deseada para tus intereses como pequeño y mediano inversor. Y esto es algo que no se puede negociar en ninguna clase de estrategia en la inversión.

Aprovechar fiscalmente las pérdidas

En función del capital generado durante este año, pero sobre todo de las pérdidas bursátiles que se obtengan se pueden realizar ventas parciales o totales de los títulos que estén minusvalorados se pueden obtener ciertos beneficios desde el punto de vista fiscal. Y que se puede ver materializado con una gran eficacia en la próxima declaración de la renta. Al fin y al cabo de lo que se trata es de hacer números, calculando que beneficios puede reportar hacer estas ventas. Aunque en caso de alguna duda planteada en el borrador lo más razonable es acudir a un asesor fiscal que será quien se encargue de dictaminar si se debe hacer o no esta operación en los mercados de renta variable. En estos momentos es una de las opciones más rentables para los intereses de los pequeños y medianos inversionistas si ven que van perdiendo dinero en la bolsa.

Se trata de una estrategia en la inversión que puede ser desconocida por una buena parte de los pequeños y medianos inversores. Pero que en cualquier caso, puede ser utilizada con total seguridad en los efectos que puede producir sobre los intereses de los inversores minoristas. Al cabo se podrá amortizar parte de los efectos negativos de esta operación que por otra parte puede poner en aprietos serios a la cartera de valores de los mismos. No en vano, tanto para bien como para mal siempre hay que contar con el tratamiento fiscal, en uno u otro sentido a partir de estos momentos. En todos los casos, son valores muy complejos para realizar cualquier clase de operaciones en bolsa con ellos.

No tomar posiciones

A modo de resumen cuando estés ante un valor bursátil en situación de bajada libre no debes tomar posiciones bajo ningún aspecto. Porque a corto y medio plazo lo único que conseguirás es perder dinero en los movimientos. Mientras que si por el contrario, ya tienes contratadas las posiciones tendrás una doble vía de actuación. Por un lado, la más resolutiva de todas y que no es otra que deshacer las posiciones con especial rapidez. Con el objetivo prioritario de que se aumenten las pérdidas hasta el punto de que pueda desaparecer una parte muy importante de su capital. Esta operación sería interpretada como una clara medida preventiva para no llegar a más lejos en la valoración de tus inversiones.

Mientras que por otra parte, también puedes dejar correr las posiciones hasta que termine esta figura. Aunque en este caso, se trata de una estrategia en la inversión más conservadora que solo va destinada a periodos de permanencia que van al medio y largo plazo. En donde ya tendrás tiempo de que vuelva a la situación de origen. Es decir, a los niveles de precios en donde formalizaste las compras. Porque en estos periodos de tiempo, en buena parte de los casos los precios de sus acciones se recuperan, aunque no podrás disponer de liquidez durante un periodo de tiempo más que duradero.

En todos los casos, habrás comprobado que tiene solución pero que no es la mejor de las figuras bursátiles con la que te puedes encontrar a partir de estos precisos momentos. Desde luego que es mucho lo que puedes que perder y muy poco lo de ganar. A no ser que te decantes por las operaciones de trading o realizadas en la misma sesión de bolsa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.