Qué es una bonificación: ejemplos actuales

Qué puede significar bonificación

Seguro que cuando escuchas la palabra bonificación tus labios esbozan una sonrisa. Es una de las palabras más positivas porque afecta directa o indirectamente al dinero que te puede gastar. Pero ¿qué es una bonificación?

Si quieres saber qué significa bonificación y cuáles son los supuestos en los que pueden incluirse este tipo de mejoras entonces echa un vistazo a lo que hemos preparado.

Qué es una bonificación

Podríamos definir una bonificación como un descuento que se le da a una persona para que pague menos. También se puede entender desde el punto de vista contrario, es decir, un aumento de lo que se va a cobrar.

Lo cierto es que la palabra bonificación tiene muchos supuestos en los que se utiliza. Por ejemplo, tenemos las bonificaciones laborales en las que se ofrecen bonificaciones por la contratación de ciertos empleados. También el emprendimiento autónomo recibe alguna bonificaciones e incluso a través de los seguros hay reducciones de pago de la prima al principio o por fidelidad.

En algunos supuestos la bonificación también puede considerarse como una gratificación. Por ejemplo, en el caso de un trabajador podría recibir una bonificación, bonos, premio, por aumentar las ventas o por realizar una serie de tareas que no son las específicas en su puesto de trabajo.

Qué puede significar bonificación

Gráfica de dinero

Tal y como te hemos comentado antes la bonificación tiene diferentes acepciones dependiendo del sector al que se aplique o de la materia de la que hablemos.

Así, en los seguros, una bonificación debe ser entendida como una reducción del pago de la prima. En el caso del derecho laboral esa bonificación sería en realidad una retribución extra y variable que se le suma al salario.

Si hablamos del derecho Tributario en realidad hace mención a la reducción de un impuesto, es decir al hecho de pagar menos de lo que habría que pagar en caso de que no se pusiera esa bonificación.

Las propias tiendas, tanto físicas como online, también pueden ofrecer bonificaciones en cuanto a los precios que tienen aunque estos son más conocidos con el nombre de descuentos u ofertas.

Como registrar una bonificación

Ejemplos de bonificación

Cuando tienes una empresa y necesitas llevar toda la contabilidad al día y lo más transparente posible es importante que las bonificaciones también se tengan en cuenta en los libros contables.

Aunque al principio puede aparecer algo que no hay que apuntar en realidad es todo lo contrario. Sin embargo se realiza de una forma algo diferente.

Pongamos un ejemplo, imagina que tienes que comprar unos productos que cuestan 1000 €. El vendedor te ofrece un descuento del 10% por haber comprado mucho, es decir, no pagarías 1.000 euros sino que pagarías solo novecientos euros.

Ahora bien, a nivel contable hay que hacer dos anotaciones en el debe y en el haber. Por un lado, en el debe debemos anotar esos 1.000 euros que son el gasto que hemos tenido para adquirir esos productos que hemos comprado. En el haber habría que poner esa bonificación que hemos recibido y que reduce el valor de lo que hay que pagar a ese vendedor.

Es cierto que no es un ingreso tal y como lo podemos entender pero a nivel contable si se tiene que poner de esta forma para aclarar que se recibe una reducción de lo que hay que pagar de tal manera que no se va a invertir esos 1.000 euros que cuesta todos los productos sino una parte menos.

Ejemplos de bonificación

Montón de dinero

Como queremos que te quede bien claro qué es una bonificación vamos a dejarte algunos ejemplos que te ayudarán a entender este término.

  • Tarifa plana en el autónomo. Consiste en una bonificación de la cuota mensual que todo a persona por cuenta propia tiene que pagar. En lugar de tener que ingresar a la seguridad social 275 euros durante el primer año solo se ingresaría una cuota de unos sesenta euros al mes.
  • Bonificación del 100% en casos de autónomos por maternidad, paternidad, adopción, lactancia o riesgo en el embarazo. En este caso se pueden beneficiar sin tener que pagar la cuota mensual mientras dure la baja por estos supuestos.
  • Bonificación por compra de artículos. En el caso de los proveedores muchos ofrecen cierto descuentos o bonificaciones cuando sus compradores adquieren una cantidad elevada de los productos que venden. Por ejemplo, no es lo mismo comprar diez productos que comprar 10.000 de ellos. El precio tanto para uno como para otro puede ser diferente debido a esos incentivos que se le da a esa persona por adquirir más mercancía que otra.
  • Bonificación por contratación especial. Parados de larga duración, mujeres, discapacitados… son algunos supuestos que implican una bonificación para la empresa en las cuotas de estos trabajadores. Por tanto, se tendría un “descuento” por emplearlos.

Como ves, hay muchos ejemplos de qué es una bonificación. Incluso es posible que tú te hayas beneficiado de alguna de ellas. ¿Te ha quedado claro ahora el tema?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.