¿Qué es un espacio coworking?

¿Qué es un espacio coworking?

Tener una oficina propia, cuando no ganas mucho, es un gran sacrificio que no todo el mundo puede permitirse. De hecho, lo normal es no disponer de ella si no es necesario. Pero así nacieron los espacios coworking. Ahora bien, ¿qué es un espacio coworking? ¿Cómo funciona? ¿Es adecuado para cualquier negocio?

Si te estás planteando alquilar un espacio para trabajar en una oficina, pero aún no te queda claro el funcionamiento de este, esto que te vamos a contar te interesa. Y mucho. ¿Vamos a ello?

¿Qué es un espacio coworking?

espacio colaborativo

Lo primero de todo es saber exactamente a qué nos estamos refiriendo con espacio coworking. O mejor dicho, qué es el coworking.

Este término en realidad hace mención a un espacio físico que se tendría en una oficina de trabajo. Sin embargo, realmente no sería para una persona esa oficina, sino para varios profesionales con distintos perfiles que utilizarían el espacio de manera comunitaria.

Dicho de otro modo, cada profesional tendría un espacio individual suyo propio y un espacio en común con el resto de sus compañeros. De esta forma, se podría trabajar compartiendo los gastos de ese local.

Vamos a ponerte un ejemplo para que te quede más claro. Imagina que alquilas un local en el centro de Madrid y decides poner unas oficinas. Sin embargo, el gasto del alquiler mensual hace que te sea complicado mantener esa oficina, bastante grande para ti.

Entonces, decides anunciarte para compartir la oficina. O dicho de otro modo, para hacer coworking de tal forma que se comparten los gastos con otros profesionales que utilizan la oficina para poner también su «sede» y atender ahí a clientes o para trabajar.

Cómo funciona un coworking

mesas de trabajo

Ahora que sabes qué es un espacio coworking, vamos a explicarte cómo funciona. Estos se basan en el alquiler, no ya de la oficina al completo, sino de un espacio de trabajo. Hay partes que son comunes y otras que son privadas. Y eso implica que el dinero de ese alquiler es bastante menor que si tuvieras que alquilar toda la oficina.

El espacio privado está compuesto principalmente por una mesa, silla y alguna estantería. Es poca cosa, lo suficiente para que pueda caber todo eso (ya que a veces no se suele alquilar amueblado).

Con respecto al espacio común, este puede estar compuesto por Internet, impresora, acceso 24/7, cafetería o zona de descanso, terrazas o zonas verdes… Son espacios en común donde las personas pueden descansar de su trabajo y al mismo tiempo relacionarse con sus compañeros de oficina.

Tipos de espacios de coworking

A la hora de buscar un espacio coworking debes tener en cuenta que existen varias modalidades que se pueden adaptar mejor a tu trabajo (o no). Pero para ello hace falta que las conozcas todas. Y en este sentido debemos hablarte de:

Hot desk

Este término que te puede hacer pensar en algo más «caliente» en realidad tiene su razón de ser. Son espacios de trabajo en los que el profesional no tiene un escritorio fijo, sino que cada día puede ocupar uno.

Son ideales para profesionales que no necesitan estar fijos en un lugar presencial, sino que solo lo utilizan de manera esporádica, por lo que ocupar de manera permanente un lugar no es lo más adecuado.

Ahora bien, muchos son de «rutinas» de tal forma que usarían el mismo espacio siempre.

Espacio compartido en un coworking

Otro de los tipos de espacios de coworking es este, donde se colocan una serie de escritorios para que cada profesional elija el suyo. En realidad, estos escritorios no suelen estar separados por paredes sino que los emprendedores trabajan cada uno en lo suyo pero pudiendo entablar conversación (o trabajar juntos) con otros.

Coworking privado

Para terminar, tendrías el espacio de coworking privado. Es decir, se caracteriza porque cada emprendedor tendría su propia oficina privada. Contaría con zonas comunes y servicios para todos los que están en esa oficina, pero dispondría de un espacio exclusivo para él que le otorgaría más privacidad.

Cómo elegir un buen espacio coworking

oficina coworking

A la hora de elegir un buen espacio coworking es importante tener en cuenta algunos aspectos que te pueden ayudar a tomar la decisión adecuada. Estos son:

El tipo de coworking que tú quieres

Como has visto, existen diferentes tipos. Dependiendo de tus gustos, tu forma de trabajar, lo que busques y sobre todo el presupuesto que tengas, podrías escoger uno u otro.

Lo que sí te recomendamos es que no vayas a escoger un tipo de coworking solo por el precio de este porque, si no puedes trabajar de manera adecuada, de poco te sirve ese espacio.

Aquí deberías sopesar cuáles son los pros y los contras de cada una de las ofertas que tengas para saber si se adaptarán a ti (y no al contrario). Por supuesto, la ubicación también es importante, sobre todo si recibes a clientes a menudo o estos acuden a tu oficina para hablar contigo.

El tipo de negocio que tengas

Imagina que eres abogado y tienes clientes que necesitan confidencialidad. Un coworking abierto no es lo mejor. Ahora bien, si eres copywriter no tendrías tanto problema con tus clientes, ya que los principales los tendrías por Internet y no habría tanta confidencialidad como con otros trabajos.

¿Entiendes por dónde vamos? El tipo de trabajo que tengas también va a influir en el espacio coworking que elijas.

La frecuencia en la oficina

Si trabajas en remoto y solo acudes de vez en cuando a este espacio de coworking, pagar un mes por usarlo solo unas cuantas veces no es lo mejor. Entendemos que muchos deben tener un espacio en el que poder reunirse en un momento dado con los clientes, pero esto a veces supone una pérdida de dinero.

Sin embargo, si acudes a menudo, un hot desk puede no ser la mejor opción porque querrás tener tu espacio y que, de algún modo, lo vean como algo privado y personal tuyo para sentirte más cómodo (o una oficina privada para ti).

¿Te ha quedado claro qué es un espacio coworking? ¿Y en qué te debes fijar en caso de que estés buscando alguno? Si te han quedado dudas, o tienes preguntas, puedes dejárnoslas en los comentarios para intentar ayudarte.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.