Qué es un distribuidor y qué funciones tiene

Distribuidor cerrando acuerdo

Uno de los puestos laborales más importantes que hay hoy día es, sin duda, el de distribuidor. Es la persona que se encarga de llevar los productos o de funcionar como intermediario entre fábricas y empresas que venden productos. Pero, ¿sabes realmente qué es un distribuidor?

A continuación no solo vas a encontrar el concepto de este, sino que también profundizaremos en cuáles son sus funciones, los tipos de distribuidores que hay así como otros detalles que deberías conocer.

Qué es un distribuidor

Distribuidor comprobando stock

Un distribuidor es la persona que se encarga de mediar entre un productor y un consumidor, o entre un productor y otra empresa que es la que pone a la venta el producto para que llegue al consumidor.

Dicho de otra manera, podríamos decir que es esa empresa, trabajador o autónomo que negocia con empresas para abastecerse de productos que después son enviados a otras empresas para que estas los usen o los comercialicen de cara a los consumidores.

Pongamos un ejemplo. Imagina una editorial de libros. Esta produce libros, pero necesita que se distribuyan a las librerías. Así que contrata los servicios de un distribuidor que es el encargado de llevar los libros a las librerías.

Por este trabajo, cobra un tanto por ciento o bien un fijo. Esa es su ganancia.

Los distribuidores suelen trabajar para mercados locales, tiendas, kioskos, supermercados farmacias, comercios online… En realidad, están muy presentes en el día a día y sin ellos prácticamente nadie podría abastecerse porque su trabajo es muy importante (llevar la mercancía a los lugares donde se les necesita).

Tipos de distribuidores

Camión entregando

Ahora que sabes qué es un distribuidor, es hora de que sepas los distintos tipos que existen. Y es que podemos diferenciar tres grandes grupos:

  • Distribuidor alimentario. Es el más conocido, sobre todo si sueles ir a supermercados e hipermercados en el momento en que reciben mercancía. Esos profesionales son los distribuidores. Su función es poner en contacto a las empresas del sector alimenticio con los clientes, tanto los finales como los intermedios. De esta forma, cuando llegan los productos estos se venden o se consumen.
  • Distribuidor tecnológico. Es el que se encarga de repartir los recursos tecnológicos para que las empresas funcionen.
  • Distribuidores de fabricación. Están enfocados en materias primas, ya que tienen que intermediar entre la fuente de esa materia prima y las empresas que las necesitan para elaborar sus productos.

Por supuesto, hay más clasificaciones, pero en este caso ya serían minoritarias.

Funciones de un distribuidor

Envío de productos

Por todo lo que te hemos contado, es lógico que ya te hayas hecho una idea acerca de qué es un distribuidor, qué hace, qué tipos existen, etc. Pero por si se te ha escapado algo, aquí te dejamos cuáles son las funciones principales de este profesional.

Informar sobre los productos o servicios

La primera función que tiene un distribuidor es la de informar de su propio servicio. Tiene que convencer tanto a la empresa A como a la B (a la empresa que va a confiar en él para distribuir sus productos y a la que va a recibirlos) de que su trabajo va a ser eficiente y que no va a tener problemas. Igualmente, también ha de ser competitivo en cuanto a precio. Temas como elaboración de pedidos, facturas, promociones, incentivos, etc. son parte de esta función.

Aparte, también debe informar sobre los productos que puede distribuir. Ha de tener un catálogo para presentarlo a las empresas finales con el objetivo de que vean todo lo que puede proporcionarles y sepan qué van a vender, cuáles son las características de ese producto y/o servicio, etc.

Controlar el stock

Otra función importante para un distribuidor es controlar el stock de los productos. Por ejemplo, imagina que distribuye plantas. Y hay un tipo que ahora se ha puesto de moda y le piden 100 ejemplares. Cuando va a por ellos, resulta que no tiene ni uno. No solo afectará a su credibilidad, sino que quedará mal.

Por eso, es importante llevar un control de los productos que se venden, o que puede obtener, para saber siempre de cuánto dispone para hacer frente a la demanda de sus clientes.

Comprobar los distintos pedidos

En este caso, cuando un distribuidor recibe un pedido tiene que asegurarse de que los productos que proporcionará están en buen estado y que además tiene el stock necesario para cumplir con el encargo.

En caso contrario, tendría que cancelar el pedido o bien proponer alternativas al comprador para ver qué se puede hacer.

Hablamos de un tema importante y que está relacionado con lo anterior.

Enviar los productos en el tiempo acordado

También debe encargarse de cumplir con los plazos, es decir, de llevar la mercancía al cliente en tiempo y forma acordada con este para así finalizar el pedido que se ha hecho.

Además, en caso de roturas, problemas, devoluciones, etc. también deberá hacerse cargo de ello y establecer la política para con el cliente.

Cómo debe ser un distribuidor

Ser distribuidor no es fácil. Hay que tener don de gentes, es decir, habilidad para comunicarse con las personas, empatizar con ellas y conseguir que confíen en uno.

Pero, además, ha de tener otras características como son:

  • Ser ordenado y rápido. Ya que tiene que llevar un control exhaustivo de todas las empresas de las que se puede nutrir y todas las empresas que pueden estar interesadas en lo que distribuye.
  • Resolver problemas. Y habrá, ya puedes estar seguro.
  • Organizar a la perfección los productos en los almacenes (o bien tener empresas que puedan suministrarle los productos cuanto antes).
  • Buena memoria, para recordar cada uno de los acuerdos que firma y conoces a sus clientes (de uno y otro lado).
  • Tener una buena reputación. Esto es algo importante porque, de lo contrario, no se fiarían de trabajar con uno.
  • Solidez financiera, en el sentido de poder hacer frente a los gastos que se puedan generar antes incluso de cobrar.
  • Cubrir el mercado. En otras palabras, satisfacer la demanda en cualquier parte de España o, si se está empezando, en la parte donde se opere en ese momento.
  • Cubrir problemas. En el sentido de anticiparse a los posibles problemas que puedan ocurrirle a las mercancías que debe distribuir. Esto implica gestionar un «colchón» para afrontar estos gastos a pérdidas.

Ahora ya sabes qué es un distribuidor. ¿Entiendes la importancia de su trabajo


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.