Qué es el TIN y la TAE

Qué es el TIN y la TAE

Hay ocasiones en las que podemos confundir los términos financieros, no adrede, sino pensando que son dos conceptos que significan lo mismo o que se malinterpretan (a pesar de ser muy importantes). Eso es lo que le ocurre al TIN y al TAE.

Si quieres saber realmente lo que es el TIN y la TAE, las diferencias entre estos dos conceptos, y aprender por qué son tan importantes y deberías tenerlos en cuenta, entonces este artículo te ayudará a que tengas los conceptos mucho más claros.

Qué es el TIN

Qué es el TIN

A la hora de entender estos conceptos, debes tener en cuenta que hablamos de dos conceptos que se utilizan, sobre todo, cuando se valora y/o se va a pedir un crédito. Por eso son tan importantes, ya que muchos tienen a confundirse, o a no darles la importancia que tienen. Por eso, hay que saber muy bien a qué se refiere cada término.

En este caso, el TIN son las siglas que engloban el Tipo de Interés Nominal. En palabras del Banco del España, el TIN se conceptúa como «Cuando el periodo de tiempo previsto para el cálculo y liquidación de intereses coincide con la forma de expresión del tipo de interés se está utilizando un tipo de interés nominal».

Sin embargo, esta definición no explica demasiado bien a lo que se refiere este término. Para que lo entiendas, el TIN es el dinero que te va a pedir «de más» quien te deje parte de su capital de forma temporal. Por ejemplo, en el caso de un banco, será el interés que te pondrá por prestarte dinero y que tendrás que devolver junto con el resto del dinero que te ha prestado.

Este concepto siempre tiene que ver con un periodo de tiempo (si no se especifica, entonces el periodo de tiempo es anual). Normalmente, se trata de un porcentaje fijo que se pacta con quien va a prestar el dinero, de tal forma que sabes exactamente que, si pides 100 euros, vas a tener que devolver 100 + el TIN (que pueden ser 5 euros, 2, 18…).

Cómo calcular el TIN

Calcular el TIN es bastante fácil y no entraña ningún problema. Por eso, te lo explicamos con un ejemplo. Imagina que vas a pedir 100 euros (por ponerlo fácil) y el banco te dice que, por eso, te va a cobrar el 25% del TIN (sin especificar periodo de tiempo). Esto significa que, ese 25% será anual. Es decir, que tendrás que devolverle 100 + 25%, que serían 125 euros.

Sin embargo, al mes tú no le vas a pagar lo que te corresponda (8,33 euros) más el 25% del TIN, sino que este hay que dividirlo en 12 mensualidades (el año), lo que te deja una cifra de 8,33 euros (préstamo) + 2,08 (TIN).

En realidad, el TIN los bancos lo calculan con una fórmula, a fin de después ponerlo a los productos que ellos ofrecen. Esta es:

TIN= Euribor + diferencial (este es el que aplica el banco). Esto es lo que dará lugar al «coste efectivo del producto», es decir, a lo que tienes que poner «de más» aparte de lo que pides.

Qué es la TAE

Qué es la TAE

La TAE es en realidad la Tasa Anual Equivalente, un término mucho más «rico», ya que incluye muchos otros datos (más que el TIN). Según el Banco de España, la definición que da sobre este índice es la siguiente: «La T.A.E. es un indicador que, en forma de tanto por ciento anual, revela el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero, ya que incluye el interés y los gastos y comisiones bancarias. O sea, que se diferencia del tipo de interés en que éste no recoge ni los gastos ni las comisiones; sólo la compensación que recibe el propietario del dinero por cederlo temporalmente».

En otras palabras, la TAE es en realidad el coste efectivo del préstamo, visto desde un porcentaje del capital prestado. Además, incluye no solo el interés que se aplica, sino también el plazo, comisiones y gastos generados de ese préstamo. Por eso se le dice que da más información al respecto.

La TAE está presenten tanto en productos de ahorro como en productos de préstamos, y en ambos hace lo mismo, es decir, incluir no solo el interés nominal, sino también comisiones y gastos que están relacionados con la operación que se quiere realizar.

Cómo se calcula la TAE

En cuanto a la fórmula matemática para calcular la TAE, esta es algo más compleja que con el TIN. Pero si quieres probar, aquí te la dejamos:

TAE=(1+r/f)f-1

En esta fórmula, r sería el tipo de interés nominal (pero expresado en tanto por uno), mientras que f es la frecuencia (periodo), si es anual, trimestral, mensual…

Qué diferencias hay entre TIN y TAE

Qué diferencias hay entre TIN y TAE

Ahora que tienes algo más claros los conceptos, es posible que se te plantee la duda de las diferencias entre ambos, ya que, hasta ahora, solo sabes que el TIN es un término que da menos datos que el TAE.

El propio Banco de España obligó a las entidades a que, desde 1990, todas las entidades financieras debían publicar la TAE en sus ofertas de productos que lo usaba, con el objetivo de dar toda la información que una persona debe tener en cuenta antes de tomar una decisión.

Pero, ¿tanta diferencia hay entre el TIN y el TAE? Veámoslo:

La forma de calcularlo

Como has podido ver, la forma de calcular el TIN y la TAE son totalmente diferentes. Ya no solo por la fórmula matemática que pueda ser más o menos compleja, sino porque en la TAE hay reflejados más conceptos que en el TIN. Por eso, todo se debe reflejar en el cálculo de esta, aportando al mismo tiempo, más datos (y dando una visión global).

Información

El TIN, por su concepto tan «simple» en realidad es un índice informativo, ya que no refleja la realidad del producto bancario en sí. Este solo expresa un indicador, pero no todo lo demás que influye en el resultado final, como los gastos y comisiones, algo que sí hace la TAE. De ahí que, a la hora de productos bancarios, sea el que realmente nos importe.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.