¿Qué es recuperación en V, U o L?

No cabe duda de que la respuesta de los mercados de renta variable en todo el mundo irá en función del nivel de recuperación de la economía internacional. Hasta el punto de que los diferentes analistas financieros plantean tres escenarios básicos: V, U o L. Que serán al fin y al cabo determinen hacia donde puede dirigirse la bolsa en los próximos meses o incluso años. Sin que hasta el momento se tenga ninguna certeza sobre el grado que puede emerger en las economías globales. Pero que en cualquier caso, puede dar alguna que otra pista para elaborar una estrategia en la inversión adecuada, al menos para no perder dinero en estos duros meses que menos quedan todavía.

Desde este punto de vista, será completamente necesario que conozcas en qué consisten estos niveles de recuperación que están representados por las letras V, U o L. Porque en función de que sea una u otra conllevará un comportamiento diferente en los mercados de renta variable. Lo que en la práctica significa muchos miles y miles de euros en las operaciones abiertas en los mercados financieros. No es lo  mismo, por tanto, que se produzca una recuperación en la economía en forma de V  que de L. Entre otras razones porque las respuestas que habría que dar serían sustancialmente diferentes, tanto desde el punto de vista monetario como fiscal.

Mientras que por otra parte, también hay que incidir en el hecho de que el nivel de recuperación será muy importante para que las pérdidas en bolsas no se eleven en los próximos meses. O por el contrario, pueda elevar a sus principales índices bursátiles. Este es uno de los motivos por lo que hay que estar muy atento a cuál va a ser la salida a este nuevo escenario que presenta la economía internacional. Por tanto, la recuperación en V, U o L será determinante para comprobar cuál va a ser la respuesta de las bolsas, tanto en nuestro país como de fuera de nuestros fronteras.

Recuperación en V

En forma de V es el modelo más deseado por todos, no solo por parte de los inversores en bolsa porque indica que su repercusión no sería muy alta. Si no que por el contrario, mostraría una figura muy clara de ida y vuelta que ayudaría a que los mercados de renta variable se recuperasen en muy corto espacio de tiempo. Pues bien, en este caso  esta figura se produce cuando se genera un parón brusco de la economía pero la vuelta a la normalidad también es rápida. Es el escenario de recuperación más dinámico de todos y no suele tener grandes perjuicios sobre los pequeños y medianos inversores, en especial los que dirigen sus movimientos al medio y sobre todo largo plazo.

Por otro lado, también hay que incidir en que a partir de estos momentos es muy relevante el hecho de que las previsiones más optimistas se basan en el supuesto de que solo serán necesarias unas pocas semanas de confinamiento. Aunque cada vez sea más frecuente que se dude de que este escenario se cumpla al final porque el virus se ha expandido con mucha fuerza en buena parte del planeta. Debido en cierta forma al hecho de que se ha prorrogado el estado de alarma en España y este es un hecho que va en contra a que se produzca en forma de V que es la más deseada por todos los agentes financieros. Con cada vez más dudas sobre su implantación en el tejido productivo de los países del planeta.

Recuperación en U

Se trata de los escenarios más probables y que manejan los analistas financieros ya que se trata de que al fin y al cabo los indicadores económicos tardan más tiempo en llegar a los niveles a los que se encontraban antes de la recesión. Y es por la que se decantan  la mayoría de expertos que pueda emerger cuando termine esta tremenda pandemia sanitaria. En donde algunos de estos agentes financieros se plantean por una recuperación global en U, aunque la fase plana podría mantenerse durante un tiempo. Porque en efecto, una de las claves de esta tendencia es el periodo que va a durar la fase plana ya que puede ser muy flexible en el periodo de permanencia y que puede afectar de una u otra forma a los pequeños y medianos inversores.

Al igual que por el hecho de que en este escenario en concreto pueda generar que la respuesta coordinada de los Bancos Centrales y una reacción fiscal agresiva por parte de los estados ayudaría a recuperar el crecimiento en el cuarto trimestre de 2020. Siempre que se de en la recuperación en forma de U. Con una posición intermedio sobre la repercusión en los mercados de renta variable de todo el mundo. Más allá de que se puedan producir algún que otro rebote de cierta consistencia y que son toda seguridad que se producirán en los próximos días y semanas. Desde luego que no es el mejor de los escenarios para los inversores, pero hay otros peores como vamos a poner de manifiesto a continuación.

Recuperación en L

Es el peor escenario de todos y el más temido por parte de los pequeños y medianos inversores. Entre otras razones porque no produce la tan esperada recuperación económica ya que al fin y al cabo esta figura representa una recesión de la economía y su posterior recuperación. Es muy preocupante porque la recuperación de indicadores macroeconómicos como el empleo o el PIB puede durar años, o incluso décadas. Este es motivo más que suficiente porque implica una recesión de forma continuada y como consecuencia de ella también una recuperación más preocupante. Hasta el punto de que puede afectar a que el pánico se extienda, no solo entre los inversores, sino también entre los ciudadanos en general.

La recuperación en L sería especialmente dañina para los intereses en los mercados de renta variable. Entre otras razones porque las bolsas podrán seguir cayendo a plomo durante meses o incluso años al no verse salida a este escenario tan preocupante para todos. No tiene por tanto nada que ver con la recuperación en V o U porque sus implicaciones son sustancialmente diferentes incluso en los periodos de cumplimiento. Porque al fin y al cabo lo que nos está diciendo es que la crisis económica nos va a durar mucho más tiempo del previsto desde un principio. Con una grave repercusión sobre las carteras de valores de los pequeños y medianos inversores.

Próximos datos macro

Mientras que por otra parte, también hay que reseñar que en estos momentos todavía no se sabe con certeza cuál será el alcance de esta crisis. Y esta duda está perjudicando en la evolución de los mercados de renta variable. Porque en efecto, no se puede olvidar que uno de los mayores enemigos de la inversión son las dudas que se puedan generar a partir de estos momentos. Hasta el punto de que puede ser una señal para que se produzcan nuevas bajadas en las bolsas de todo el mundo, al menos en el más corto plazo. En donde, no puede dudarse de que las operaciones que al final determinan el éxito o no en las inversiones en bolsa se materializa a través de las ventas.

Entonces habrá que estar muy atento a lo que los datos macro pueda indicarnos en las próximas semanas. Porque darán alguna que otra pista sobre el nivel de recuperación en las economías en todo el mundo. Porque son modelos que varían de uno a otro sistema o forma en el desarrollo terminal. Al igual que por el hecho de que determinará al final el resultados de nuestras operaciones en los mercados de renta variable. En este sentido, muy pronto tendremos alguna que otra señal que nos indique hacia dónde vamos en este estado de excepción.

Atentos a los huecos en los gráficos

De mayor credibilidad son otra serie de señales que indican el momento oportuno para comprar o vender en la bolsa. Una de estas señales son los huecos, que de forma general, suele definirse como el área o gama de precios en la cual no ha tenido lugar ninguna operación. Por ejemplo, en una tendencia alcista hablaríamos de que hay un hueco en un gráfico diario cuando el mínimo de la sombra inferior de un día estuviera por encima del máximo de la sombra del día anterior. En una tendencia bajista el máximo de la sombra de un día sería inferior al mínimo de la sombra del día anterior.

En esta línea, para que se desarrollara un hueco alcista en un gráfico semanal o mensual sería necesario que el nivel más bajo registrado durante una semana o mes fuera más alto que el máximo alcanzado la semana o mes anterior respectivamente. Pero también hay que advertir que hay otro tipo de huecos que aparecen entre el cierre y la apertura diaria, toda vez hay muchos de ellos se generan en el mismo día y, pasan inadvertidos para la mayoría de inversores. Estos huecos pueden tener una gran importancia técnica y proporcionar en muchas ocasiones mayor información que los otros huecos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.