¿Qué es la inflación?

La inflación es una de las variables más importante en el sector de la economía hasta el punto de ser determinante para tomar muchas decisiones en este ámbito disciplinario. Puede decirse que la inflación puede influir en muchos de tus actividades habituales y como no podía ser menos en tu propio bolsillo. Desde este escenario, puede decirse que la inflación es un proceso económico provocado por el desequilibrio existente entre la producción y la demanda. Como consecuencia de esta incidencia, puede llegar a causar una subida continuada de los precios de la mayor parte de los productos y servicios. Y como no podía ser menos hasta una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos o para hacer uso del mismo. Con la compra de bienes materiales incluidos.

Si por algo se distingue la inflación es por su alta incidencia en el bolsillo de los consumidores. No en vano, la inflación es un parámetro de especial relevancia para determinar el salario de los trabajadores o incluso para actualizar los convenios de los distintos sectores en el mundo laboral. Por otra parte, también sirve para revisar los contratos de los alquileres inmobiliarios. De forma que si la inflación es muy alta en ese momento se notará en la cuota que los inquilinos tendrás que abonar a partir de ese instante.

Una de las grandes preocupaciones por parte de los gobiernos occidentales es que la inflación se dispare enormemente. No en vano, los efectos sobre la economía son muy perniciosos y al final terminan afectando a los usuarios. Este es uno de los motivos por lo que tratan de controlarla por encima de otras consideraciones. En especial, si la actividad económica está en fase de recesión, tal y como habrás comprobado en la última crisis económica de 2008. Hasta el punto de buena parte de las políticas monetarias basan su estrategia en un mayor control de esta importante variable económica.

Evolución de los precios de consumo

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de mayo es del 2,1 %, un punto superior a la registrada el mes anterior. Los grupos con mayor influencia positiva en el incremento de la tasa anual son:

Transporte, con una variación anual del 5,1 %, más de tres puntos por encima de la del mes anterior. Este aumento se debe a que los precios de los carburantes y lubricantes y, en menor medida, del transporte aéreo de pasajeros, suben este mes, mientras que descendieron en mayo del pasado año.

Vivienda, cuya tasa aumenta un punto y medio y se sitúa en el 2,3 %, a causa del incremento de los precios de la electricidad, mayor que el de 2017. También influye, aunque en menor grado, la subida de los precios del gasóleo para calefacción, que bajaron el año pasado.

Por otra parte, en el mes de mayo la tasa de variación anual del IPCA se sitúa en el 2,1 %, un punto por encima de la registrada el mes anterior. La variación mensual del IPCA es del 0,9 %, según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

¿Cómo se mueve la inflación?

Todo lo que sea mantener una inflación en una horquilla que va del 0,5 % al 3 % es considerada como normal y hasta cierto punto lógica que se dé. Otra cosa bien diferente es que exceda estos márgenes y en cuyo caso no habrá más remedio que variar la política en lo que se refiere al precio del dinero. Bien bajando o subiendo los tipos de interés, en función de si la inflación es baja o alta. Porque en efecto, pocas variables económicas tienen una repercusión tan directa sobre el dinero de los consumidores. Hasta el punto que en función de su evolución, se podrá decir que tienen más o menos dinero. En cierta medida genera un dato muy importante para conformar cuál es el nivel de riqueza de una familia en un momento muy puntual.

Desde este escenario general, no puedes entender a la inflación como un dato económico más. Si no que por el contrario, como algo muy cercano a tus intereses personales y que todos los meses se va renovando en sus datos. Hasta el punto de que es muy seguido por parte de casi todos los agentes económicos de un país. En este sentido, tampoco puedes olvidar que un descontrol en la inflación fue el detonante de la gran crisis económica en los años 30 durante el siglo pasado. Y por este motivo, no se desea que vuelva a repetirse este preocupante escenario, en especial en los países europeos.

Su repercusión en la bolsa

Por otra parte, tampoco puede olvidar a partir de estos momentos su incidencia en los mercados de renta variable de todo el mundo. Porque si bien su relación no es directa sí que puede mover a los índices bursátiles en uno u otro sentido. Desde luego que no es el dato económico más seguido por parte de los inversores. Pero sí que cualquier desviación de los cauces normales puede ser tomada para entrar o salir de los mercados financieros. Más allá de otras consideraciones técnicas y hasta puede que desde el punto de vista fundamental.

En principio, una inflación alta o baja no necesariamente tiene que influir en una bolsa al alza o la baja. No en vano, hay otra serie de datos más relevantes para determinar esta evolución de los mercados financieros. En este sentido, puede considerarse un dato más o menos neutro para tomar una decisión con la inversión de tu patrimonio personal o familiar. Aunque si puede proporcionarte alguna que otra pista sobre lo que puede pasar en estas plazas internacionales cada que se publica un dato de estas características. En cualquier caso, no debes tomarte la inflación con excesiva preocupación desde el punto de vista bursátil.

Comparar la cesta de la compra

Una de las mejores maneras para comprobar cuál es la evolución real de la inflación es mirando la cesta de la compra. Será determinante para poner de manifiesto cuáles son los artículos o productos que más bajan o suben cada año. Porque en efecto,  la cesta de la compra representa todos los bienes y servicios que consumen las familias durante un año. Cada uno tiene un precio, que puede variar a lo largo del tiempo. La tasa de inflación interanual se calcula comparando el precio de la cesta en un determinado mes con el precio de esa misma cesta el mismo mes del año anterior.

Como muy bien sabrás en tu propio hogar la mayor incidencia en la evolución de los precios se manifiesta en la cesta de la compra. Es decir, el gasto que tendrás ahora no es el mismo que el que tenías hace diez o veinte año. Habrás notado que los precios han ido subiendo progresivamente en cada ejercicio. Aunque con oscilaciones lógicas en cada uno de ellos. Todo esto es como consecuencia de la inflación ya que es determinante para que puedas tener un mayor o menor poder adquisitivo en un determinado momento. Es al fin y al cano una de sus principales prioridades. Medir el nivel de precios en cualquier actividad económica, tal y como apuntan los más prestigiosos economistas del mundo.

Causas de la inflación

Otro aspecto muy importante de este relevante dato económico es el que se refiere a porque se da en algunos momentos de la vida. Pues bien, las presiones inflacionarias son un desequilibrio de oferta y demanda que provoca el ascenso en los precios en uno o varios mercados. En este sentido, el banco central de un país o una zona económica común puede decidir aumentar la oferta monetaria para estimular la producción. Sin embargo, si la demanda de dinero o la producción no crecen junto con la oferta, es entonces cuando se puede generar lo que denominamos como inflación.

Generalmente va vinculada a la demanda. En efecto, es muy frecuente que aparezca en el preciso momento en que aumenta la demanda general y la oferta del sector productivo no es capaz de hacer frente a esa demanda. Por tanto, el efecto inmediato es una subida precios, en mayor o menor intensidad en función de su nivel. Por otra parte, la inflación también emerge cuando aumentan los costes de producción. Esto puede deberse a un alza en los precios de las materias primas o incluso a las exigencias monetaria de la propia mano de obra.

Tampoco puede descartarse que este movimiento económico haga acto de presencia por las expectativas que van creando los propios productores. En este sentido, provocan una subida de precios es en buena parte de los economistas es considerada como artificial. Con unos intereses muy claros para sus respectivos sectores y que puede provocar serias divergencias en la política económica de una país o un espacio económico conjunto. En cualquier caso, las causas de la inflación pueden ser explicadas desde diferentes escuelas de la economía. Desde las puramente monetaristas a las que se derivan de la tesis de Keynes. Con muy diferentes salidas a este problema que puede presentarse en algún que otro momento del ciclo económico.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.