Qué es la economía lineal

Qué es la economía lineal

Uno de los pilares fundamentales del cambio climático tiene que ver con la economía, y más concretamente con lo que es la economía lineal. Aunque no lo creas, esta rama puede conseguir una transformación de la sociedad en pro de mejorar el medio ambiente.

Pero, para obtenerlo, antes hay que saber qué es la economía lineal, por qué no es buena y qué consecuencias puede traer en este caso.

Qué es la economía lineal

Para entender la economía lineal no hay nada mejor como poner un ejemplo. Imagina que vas a fabricar un producto para el cual necesitas unas materias primas que coges de la tierra. Lo produces y cuando este deja de servir, bien porque se ha roto, porque ya no vale, etc. lo desechas sin más. Y sigues produciendo y necesitan materias primas. Pero en ningún momento estás reponiéndolas. Así que, al final, llegará un día en que esas materias primas ya no existan.

La economía lineal se puede definir como aquel modelo tradicional en el que para producir productos y/o servicios tomamos materias primas que después no se ven recuperadas. Es decir, no se produce una reutilización, una reducción de materias, un reciclaje o incluso una recuperación de esas materias primas (en caso de que eso sea posible).

De hecho, el resultado de la economía lineal es la basura o los desechos que, queramos o no, se van acumulando en el planeta y estos a su vez tienen consecuencias negativas para con el medio ambiente.

Por qué se ha usado la economía lineal

Por qué se ha usado la economía lineal

Este tipo de economía ha sido la tradicional desde hace mucho. En su época, la gran cantidad de materia prima hizo que no pensaran en lo que ocurriría cuando esta se agotara. En este caso el centro de atención, y lo que prima son las ganancias, optimizando los tiempo y con los mínimos costes, pero sin pensar en el costo ambiental o social que se estaba provocando.

A esto hay que unirle, sobre todo al principio, el desconocimiento que tenían de cuál era el valor y cuál el impacto que provocaba el utilizar esos materiales, así como en el ciclo final de vida de ese producto (los residuos).

Por supuesto, esto no exime la responsabilidad que se tiene, pero en la época en que nació la economía lineal no tenían tantos conocimientos y herramientas que pudieran presagiar las consecuencias de utilizar este método.

Qué riesgos tiene la economía lineal

Qué riesgos tiene la economía lineal

Después de todo lo que hemos explicado, queda más claro que la economía lineal no es algo positivo, sino muy negativo. Y entraña riesgos y consecuencias que, de no ponerles remedio, pueden acabar con la existencia de la vida, tanto vegetal como animal y humana.

Una de las principales consecuencias y riesgos de la economía lineal es la emisión de gases de efecto invernadero. Estos se producen debido a la quema de combustibles fósiles, a la tala de árboles, al uso de fertilizantes, etc. que provoca que estemos dañando la atmósfera, sin posibilidad de que se regenere. ¿Qué implica? Que esa capa que nos protege del espacio exterior y nos permite respirar, se agote, y con ello que cada vez sea más difícil respirar y vivir.

Otro de los riesgos es para con los embalajes y desechos de los productos. Lo más normal es que estos acaben en la basura lo que implica que vayan a un vertedero, que se incineren o sí, que se envíen al extranjero donde allí los reutilicen. El problema es que todo esto estaría contaminando más. Imagina un vertedero de los desechos de la economía lineal. Si no ponemos remedio a esto cada vez será más grande y el problema es que este mismo contamina, tanto a la tierra como al entorno.

Según los datos, cada año se extraen 90 mil millones de toneladas de recursos naturales y se espera que para el 2050, de seguir así, se duplique esa cifra. De todos esos, solo se recicla el 12%, lo que implica que todo lo demás sigue manteniendo un ciclo lineal.

En conclusión, hablamos de un tipo de modelo que está acabando con el planeta de manera irremediable. Las materias primas se agotan, los desechos provocan consecuencias y, aunque en la actualidad no se vean los efectos devastadores, sí que se conoce que van a ocurrir y que en el futuro el planeta podría no ser un lugar habitable, condenando a la descendencia a buscar otro lugar donde vivir, a cambiar el estilo de vida o, directamente, a sucumbir.

Qué solución existe

economia lineal vs economia circular

Fuente: BBVA

Con el paso del tiempo, y las claras evidencias de los riesgos que conllevaba la economía lineal, se empezó a pensar en una alternativa que no fuera tan catastrófica para el medio ambiente. Así, surgió una de las formas que alientan la protección del entorno. ¿Cuál es esa? La economía circular.

La economía circular se basa en aprovechar los recursos, utilizarlos con eficiencia y controlar la producción y el uso de estos. El objetivo es priorizar el valor, y no tanto las ganancias, para conseguir recuperar los materiales que se utilizan y evitar pérdidas de recursos.

Para ello, se alienta a los fabricantes a construir productos que a su vez sean reutilizables. No solo el producto en sí, sino sus materiales e incluso las materias primas de que estén hechos. Alentar por realizar productos más duraderos y fáciles de reparar, remanufacturarse y reutilizarse es una de las partes más importantes de esa economía que viene a combatir la lineal tradicional.

¿Hay países que la aplican?

Pues sí, en Europa podemos destacar a Alemania y Francia como dos de los países que aplican la economía circular en varios criterios. En el caso de España, si bien aplicamos la economía circular, esta es mínima y aún sigue muy arraigada la lineal. Sin embargo, en 2020 se publicó la estrategia España Circular 2030, que cierra las bases para un nuevo modelo de consumo y de producción enfocado en la reutilización y el reciclaje. Con ella se espera reducir las consecuencias de la economía lineal.

Los resultados no se van a conseguir a corto plazo, sin duda. Pero al menos sí empezamos a dar los primeros pasos para intentar frenar el deterioro del planeta y del medio ambiente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.