¿Qué es el ROA?

el roacalculo roa

Proviene del término en inglés “Return On Assets”, también se le conoce como “Return on Investments” o ROI. Se trata de uno de los parámetros financieros más importantes de la actualidad, es utilizado actualmente por todas las empresas que desean establecer su rentabilidad, El ROA, consiste básicamente en calcular la relación que existe entre el beneficio obtenido en un determinado período y los activos globales de una empresa.

Su importancia se basa principalmente en que permite registrar directamente el grado de eficiencia que poseen los activos totales de una empresa, independientemente de las formas de financiación utilizadas, así como de la carga fiscal del país en el que la empresa desarrolla sus actividades comerciales. Mejor dicho, el ROA le permite al encargado de finanzas, medir la capacidad que tienen los activos de una empresa para generar renta por ellos mismos.

¿Cómo calcular el ROA?

El parámetro ROA puede calcularse con el siguiente método:

 ROA =         Beneficios EBIT

_________________

Activos Totales

Quizá te parezca algo compleja de entender, por la terminología, para aclarar un poco más su realización tienes que comprender que los beneficios EBIT mencionados en la fórmula se refiere a aquellos beneficios que la empresa obtiene antes de descontar los intereses, los impuestos, y las amortizaciones.

En la segunda parte de la formula menciona los Activos Totales, cuyo significado corresponde directamente con el activo promedio de dos balances consecuentes.

La razón por la que el EBIT es utilizado como el factor de medida para calcular el ROA, en lugar de utilizar el beneficio después de intereses e impuestos, se debe principalmente a que la generación de ingresos que proceden de los activos es completamente independiente a la carga fiscal sobre los beneficios y a la fuente de financiación utilizada, son factores ajenos.

Este parámetro indica qué opciones tiene nuestra empresa con los activos que posee, es otras palabras, cuánta rentabilidad te genera cada euro que hayas invertido en la misma, lo que resulta muy útil cuando se desean realizar comparativas entre diversas empresas, siempre y cuando estén dentro de un mismo sector, ya que la rentabilidad de la inversión varía en función del sector de una forma muy considerable. En términos muy generales, podemos decir que un índice ROA superior al 5% ya está generando una ganancia significativa.

Se trata entonces del cálculo de los beneficios de una compañía, entre los activos medios ponderados.

En donde el beneficio se refiere específicamente al beneficio conseguido antes de los costes financieros y el efecto impositivo, mientras que el activo tiene que ser promediado con los últimos dos meses como ya se ha mencionado.

Ejemplo de cálculo de ROA

El primer ejemplo es un negocio que fabrica piezas, el ROA sería el beneficio contable que se obtiene del ejercicio dividido entre los activos del negocio, estos pueden ser desde: locales, maquinaria, dinero, o existencias en el inventario.

calcular roa

De manera alternativa puede conseguirse el ROA por encima del margen de ventas, siempre y cuando se tenga la consideración que:

ROA = Margen sobre ventas  x  Rotación del activo

Formula en la que el Margen sobre ventas es igual al:

            Beneficio

     ____________

              Ventas

Y donde la Rotación del activo es igual a:

                     Ventas

_________________

           Activo total medio

Siguiendo con el ejemplo de la empresa que fabrica piezas, existen dos distintas variables para calcular la rentabilidad del negocio, Estos son el volumen de ventas totales y el margen conseguido por cada venta. Esto quiere decir que para conseguir una rentabilidad del 10% para la compañía de piezas, existen dos formas distintas de conseguirlo.

La primera es vendiendo 10 productos con un beneficio del 1% y la segunda es comercializando una sola pieza con un beneficio del 10%. Con cualquiera de  estas dos opciones, se obtiene el mismo resultado, lo importante es definir fijamente una para el destino de tu negocio, dependiendo claro del precio que obtengas para conseguir la materia prima, entre otros factores, si no tienes el precio más bajo, ofrece la mejor calidad y cobra por ello, si consigues vender a precio de mayorista deberás obtener grandes ventas con poca ganancia, que sumadas comenzarán a generar un beneficio mayor, siempre y cuando tengas un equipo de ventas capaz.

El ROA varía entre diferentes industrias

Independientemente del sector al que pertenezca la compañía, un buen ROA es aquel cuyo valor supera el 5%, aunque este valor suele oscilar en función del sector industrial que se esté analizando. Porque claramente no es lo mismo una compañía de la industria metalúrgica a un restaurante en el centro de Madrid.

roa

Esto se debe a la inversión inicial para poner en marcha el negocio, ya que, al tener una empresa con mayor inversión inicial de activo, tendrá por consecuencia más capacidad de venta y podrá llegar a aquellos clientes que demandan altas cantidades de producto.

En cambio, si se inicia con una menor cantidad de activo, la empresa tendrá que recuperarlo en ventas, para poder comprar un poco más cada vez, dependiendo la demanda del mismo.

Cuando logras conseguir los activos al mejor precio del mercado, al extraerlos o producirlos, tienes la opción de controlar la demanda del producto, acción poco ética a mi punto de vista, pero muy comúnmente realizada por los grandes monopolios.

El ROA facilita la comparación entre empresas

Un ejemplo muy evidente de su utilización para la comparación entre empresas es, una empresa que haya pedido un préstamo para financiar sus máquinas en un país cuya carga fiscal sea muy alta, tendrán el mismo ROA que otro país con una carga fiscal más baja, o que haya usado sus propios recursos para financiar el negocio, pero que venda lo mismo. Haciendo posible con esto, la comparación entre empresas del mismo sector, aunque operen en países y situaciones completamente distintas.

Su conocimiento permite indicar qué puede hacer una empresa con los activos que tiene disponibles; en otras palabras, es cuánta rentabilidad proporciona cada euro que se ha invertido en la empresa o sociedad. Por ejemplo, una compañía de aceite que tenga un ROA del 15% significa que cada euro invertido en la empresa para adquirir nuevas inversiones, generará 15 céntimos de euro como beneficio.

El objetivo principal de los encargados de finanzas en cualquier compañía, es el de mejorar la rentabilidad de la misma, especialmente si existen inversiones efectuadas recientemente, por lo que se les exigen resultados más evidentes. De hecho, esta es la esencia misma de las finanzas de una empresa, en otras palabras, es la capacidad que tiene esta, para generar un flujo de ingresos suficiente para lograr aquellos objetivos que se ha planteado.

La rentabilidad que tienen los activos representa la rentabilidad financiera que tiene la compañía, esto quiere decir que se compara la utilidad obtenida en la empresa con la inversión realizada. Es decir, el valor total en base a la actividad convencional.

En pocas palabras se trata de una medida que evalúa lo eficiente que está siendo una empresa, y nos da un panorama más amplio del beneficio que puede generar la empresa a partir de los recursos invertidos.

Interpretación

Con base a la fórmula para obtener el ROA que se te ha mostrado, podemos deducir qué tiene que hacer una empresa para poder mejorar su ROA:

  • Subir el margen de ventas, por medio de la reducción de costes de manufactura y producción o por medio del incremento de precios en los productos.
  • Incrementar la rotación de activos, subiendo el número de ventas en mercados nuevos o en los mismos por medio de alguna acción comercial que beneficie la popularidad y ventas de la empresa.

Como análisis, tenemos dos modelos distintos para obtener una rentabilidad de activos elevada: el primero modelo son empresas con mucho margen de ganancia como bienes de lujo, marcas como Apple, Rolex, Bentley, y por el otro lado tenemos el modelo de empresas con márgenes pequeños de ganancia en sus productos, pero con una enorme rotación de los activos, casos como: McDonald’s, Burger King, Pizza Hut.

Diferencia entre el ROE y el ROA

Hay que definir claramente el ROA con el ROE ya que, si bien en algunos casos suelen ser números iguales, en muchos otros casos no lo son.

Si la empresa no tiene deuda de financiamiento, el ROA y el ROE coincidirán. Pero en el caso de que la empresa tenga deudas de cualquier tipo, entonces el ROE siempre será superior al ROA, esto a causa del apalancamiento que se produce en la deuda, ya que no se requiere de tanto inmovilizado para desarrollar las actividades del negocio con normalidad.

El ROE mide la capacidad que tiene la empresa en cuestión, para poder remunerar económicamente a los accionistas que estén asociados en esta, por lo que si involucra aspectos de adeudo financiero y fiscales.

El ROA en cambio se utiliza para medir precisamente la eficiencia que los activos totales de la empresa tienen, independientemente de la forma en la que se haya financiado y de las leyes fiscales en el país donde se realicen las actividades de la empresa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.