Qué es el PIB

que es el pib

Dentro de un glosario de economía, el PIB es uno de los conceptos más importantes que hay que conocer. Son términos financieros que, como el IPC; el IVA o el TIN has de saber bien cuál es su significado y la importancia que tiene. Pero, ¿qué es el PIB exactamente?

Si siempre te lo has preguntado y has querido saber por qué los políticos y economistas hablan de ello continuamente, o por qué es importante para valorar el crecimiento de un país, a continuación vamos a hablarte de qué es el PIB y otros detalles que tienes que conocer sobre él.

Qué es el PIB

que es el pib

Si quieres saber qué es el PIB entonces necesitas conocer que PIB son las siglas de lo que se conoce como Producto Interior Bruto. Este hace referencia a la riqueza que tiene un país en un año. En otras palabras, hablamos de un indicador económico que tiene en cuenta el valor monetario tanto de los bienes como de los servicios que produce un país en un año.

Otro nombre que recibe el PIB es Producto Bruto Interior (PBI), por lo que si lo ves con esas otras siglas que sepas que habla de lo mismo.

Ahora bien, ¿por qué medir el valor económico de los bienes y servicios de un país? Pues es debido a que, este indicador, ayuda a saber si el país está en crecimiento económico, se ha estancado o, lamentablemente, está en negativo (es decir, que en lugar de crecer, decrece).

Otro dato a tener en cuenta sobre lo que es el PIB es quién lo creó. En este caso, a quien se lo debemos es a Simon Kutznets quien lo incluyó en un informe de los años 30 cuando se crearon las cuentas financieras en Estados Unidos. De hecho, no incluyó solo ese concepto, sino muchos otros. Y ese «invento» le supuso ganar el Premio Nobel de Economía.

Has de tener claro que lo que mide este indicador es el producto «interior»; hablamos de productos y servicios que se fabrican realmente en el país, no los que se importan. Todo lo que se produce en el país se contabiliza por parte de este producto «interior» bruto.

Usos del PIB

Usos del PIB

No hay duda de que este concepto económico es bastante útil. Pero no puedes confiar al 100% en él. Y es que, no es infalible debido a que tiene algunos «agujeros blancos», es decir, que hay ciertos aspectos que no tienen en cuenta y que pueden condicionar el resultado que da. Por ejemplo, entre los puntos negativos de este indicador están:

  • Que no engloba toda la economía de un país. Solo se centra en lo que producen, sí, pero obvia las externalidades (empresas que externalizan el trabajo a otros países pero se lucran en el nuestro), la autoproducción, o las ventas de segunda mano. Todo eso debería influir, y sin embargo no lo hace.
  • No tiene en cuenta la economía sumergida. Y es un dato importante porque, ahora mismo, supone el 25% de la economía española, que es bastante teniendo en cuenta que es una economía «bajo cuerda».
  • No mide el bienestar. El propio creador del PIB declaró en 1932 que su indicador tenía ese gran fallo, que no era capaz de determinar el bienestar de un país con ese dato, razón por la que, a la hora de hablar del crecimiento económico, hay que tener en cuenta otros indicadores más.

Tipos de PIB

Tipos de PIB

Ahora que sabes qué es el PIB, toca aprender los tres tipos que existen. Y es que en sí mismo el PIB puede ser de tres formas diferentes: Nominal, Real y Per cápita.

  • El PIB Nominal es el valor monetario, siempre a precios de mercado corrientes, de los bienes y servicios de un país producidos a lo largo de un año. De esta forma, reflejará los cambios que pueda haber en cuanto a incrementos o disminuciones de los precios.
  • El PIB Real difiere del anterior porque el valor monetario que se tiene en cuenta es a precios constantes.
  • Por último, el PIB per cápita tiene que ver con la población. Se puede definir como el resultado de dividir el PIB entre el número de habitantes que tiene un país en un año.

Cómo calcular el PIB

Otro punto importante que has de tener en cuenta de qué es el PIB es que hay diferentes formas de calcularlo. Todas ellas están bien, y te dará un valor exacto de en qué punto se encuentra el país. Pero se calculan de forma muy diferente. Así, los tres métodos que se utilizan son:

Método del gasto

En concreto, la fórmula es:

PIB = C + I + G + X – M

Vista así, no te enteras de nada, ¿verdad? Se refiere a sumar todos los gastos de la población y de los agentes económicos, así como la inversión, el gasto público y las exportaciones; pero hay que restarle las importaciones.

En otras palabras, hablamos de la suma del gasto de toda la población en cuanto a bienes y servicios en un determinado periodo de tiempo, al que se le suma la formación bruta de capital y las exportaciones. Todo ese valor, se resta con las importaciones para obtener el PIB.

Método de los ingresos

Conocido como método de las rentas, esta fórmula es como sigue:

PIB = RA+ EBE + (impuestos – subvenciones)

Con ella, sabrás la suma de lo que gana o que ingresa un país. Así, nos encontramos con que hay que sumar la renta de los trabajadores (RA) y el excedente bruto de explotación (EBE) al que se le sume la diferencia que haya entre los impuestos y las subvenciones.

El método del valor agregado

La fórmula es la siguiente:

PIB = VAB + impuestos – subvenciones

Aquí, tenemos que el VAB es el valor agregado bruto del país. Con esta fórmula se suman las ventas de productos y servicios, siempre estando el gasto de las materias primas o de otros elementos que hayan sido utilizados para fabricarlos.

Con toda esta información puedes tener más claro qué es el PIB y cómo calcularlo, así como los tipos y usos que tiene. Por supuesto, hay más detalles y puntualizaciones, de mayor envergadura, que habría que tener en cuenta en este concepto, pero como aproximación te dará una idea de la importancia que tiene este indicador para la economía y para el país.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.