¿Qué es el Moat, el término al que se refiere Warren Buffett?

qué es el moat en una empresa

Existen diferentes perfiles al hacer una inversión. Un perfil más arriesgado que persigue mayores beneficios, a perfiles más conservadores minimizando al máximo los riesgos sin optar a un beneficio tan grande. Warren Buffett, con seguidores por todo el mundo entre los cuáles me incluyo, acuñó el término Moat. Moat en inglés viene de foso, un paralelismo que Buffett hacía con los fosos de los castillos. Es uno de los aspectos, o conjunto de aspectos, que tiene en cuenta al invertir en una empresa. Cuánto mayor sea ese Moat (foso), más inamovible será la posición que ocupa el negocio.

El Moat no es en sí un predictor, pero sí una señal de estabilidad que permite estar más seguro al comprar unas acciones. Muchas veces al invertir, se pueden tomar decisiones racionales, pero que inconscientemente resulten impulsivas. Algunas ocasiones por los fundamentales de una empresa, por la revalorización de unas acciones, otras por las expectativas que recaen, etc. El Moat, permite tener ese sentido común, esa visión amplia para ver qué lugar ocupa realmente una empresa. El mercado es muy amplio, y una selección de empresas con Moat, han demostrado ser resistentes ante periodos de recesión, y con bajadas más relajadas en las cotizaciones.

¿Qué es una empresa con Moat (foso)?

Maneras para saber si una empresa tiene un buen moat económico

El foso económico o el moat economic, según Buffet, hace referencia a las ventajas competitivas de una empresa frente a su competencia. Del mismo modo, la sostenibilidad de ese producto o servicio y también de su sostenibilidad, la prolongación en el tiempo. Cuánto mayores sean esas ventajas competitivas, de mayor Moat estaremos hablando.

Una empresa que desarrolla un excelente producto, atractivo para los consumidores y además rentable, no tarda en atraer competidores. Otras empresas que con ánimos de replicar el producto e incluso mejorarlo, le hacen perder cuota de mercado. Esas ganancias más repartidas son el principal inconveniente al que entonces deberá hacer frente la empresa que ha desarrollado el producto innovador.

Sin embargo, sí existen muchas de estas empresas que son capaces de sobrevivir a estos fenómenos. Estas empresas suelen tener un buen Moat, estructuras económicas que las hacen capaces de resistir ante los demás «imitadores». Este tipo de empresas, con fosos económicos anchos, son capaces de generar valor al largo de los próximos años. A continuación, vamos a ver qué distingue a estas empresas que las hacen tan altamente rentables.

¿Qué determina que una empresa tenga un buen foso?

características para determinar si una empresa es fuerte y tiene un buen foso económico

Existen múltiples maneras para evaluar qué tan ancho y/o profundo es el foso de una empresa. Al largo del tiempo por eso, han habido algunas características compartidas a la hora de determinarlo. De entre ellas, las más relevantes que se podrían encontrar son las siguientes:

  1. Costes empresariales bajos. En primer lugar debido a su fácil entendimiento. Las empresas capaces de producir un mismo bien o servicio, pero a un menor coste tienen mucha ventaja. En caso de tener prestigio como marca, pueden igualar el precio de la competencia, y sacar mayores márgenes de beneficio. En caso que la estrategia sea la venta a menor precio, pueden desbancar con mayor facilidad a las otras marcas.
  2. Activos Intangibles. Enmarcaríamos dentro de este criterio aquellas cosas no físicas e inmateriales que reportan una ventaja fuerte a la empresa. Patentes, licencias, e incluso la propia marca del negocio. Un ejemplo de patentes podríamos encontrarlos en varias empresas farmacéuticas. Cuando obtienen un buen resultado tras superar las diversas fases, y pueden comenzar a comercializar un nuevo fármaco, y disponen de dicha exclusividad. Otro ejemplo, el de empresas tecnológicas. En cuestión de licencias por ejemplo podríamos encontrar extractoras de minerales, que tienen la licencia de explotación de una determinada zona. Y finalmente, en cuanto a marca, un buen ejemplo sería Harley Davidson, cuya marca tiene un poder tan fuerte sobre algunos consumidores que algunos hasta se tatúan el nombre.
  3. Por la demanda existente (Efecto Red). El producto o servicio puede volverse tan popular, que los precios pueden comenzar a elevarse paulatinamente, sin afectar a nuevos consumidores. Sucede cuando una empresa va ganando cuota de mercado, y se hace tan grande que atrae incluso a nuevos clientes motivados por encontrarse ya allí otros consumidores. Un buen ejemplo sería Amazon en relación a la venta online. Amazon no sólo distribuye, sino que muchos vendedores acuden directamente a él por tener ya la empresa un nicho de mercado cuantioso.
  4. Costes de sustitución. Cambiar la compañía dónde te encuentras, a veces puede tener costes no deseados. Por ejemplo, no cambiamos de banco tan rápido como ir a cualquier supermercado, a nos er que la oferta que nos ofrezcan sea realmente atractiva. Del mismo modo no vamos a cambiar todos los software de una empresa, porque otro programa nos resulte algo más atractivo. Ese poder de afianzar clientes por los costes que conlleva cambiar de compañía, es otra característica de Moat.

¿Cómo sacar provecho del Moat?

Identificar y seleccionar empresas con moats sólidos y rentables

Una empresa con Moat tiene un valor intrínseco superior a sus competidores. Una de las formas de sacar beneficio es invertir en ellas. La cuestión como siempre es saber cuando es el momento.

El mercado usualmente tiene unos ciclos económicos, de épocas de expansión y otras de contracción. Sin embargo, y lo que sí hace muy a menudo, es crear expectativas mucho más altas en determinadas empresas respecto al resto. Debería ser lógica pues que para una empresa con Moat el valor de cotización contara con el foso económico que la empresa dispone. Sin embargo no ocurre con tanta frecuencia. Este fenómeno puede ser debido a que desarrollar un buen Moat conlleva, según los expertos, 10 años o más. Por otro lado, tras todo este tiempo, y a pesar de ser empresas constantes en su crecimiento, el factor tiempo también influye. Finalmente esto se traduce en una homogeneidad de cotizaciones y valores entre las empresas que cotizan.

Tener en cuenta que dos empresas de un mismo sector donde una de ellas cuenta con un Moat mayor en comparación a la otra, ayuda a determinar con más precisión cuál es la mejor opción para invertir. En este tipo de inversiones no se buscan recorridos cortos, sino enfocados al largo plazo. Al final «las aguas vuelven a su cauce», lo que reportará en teoría (si no hay sucesos eventuales que lo perjudiquen) beneficios y sin sustos mayores.

Tal como dijo el mismo Buffett, «sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo».


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.