Qué es el IRPF

El IRPF depende de los ingresos y de la situación personal

Son muchos los impuestos que existen a día de hoy. Uno de los más básicos e importantes para todas las personas el denominado IRPF. Podría decirse que su comprensión es una obligación cívica para todos los residentes en España. Para ayudaros a comprender mejor este impuesto, vamos a explicar qué es el IRPF.

Si tenéis alguna duda acerca de este impuesto, os recomiendo que sigáis leyendo. Explicaremos qué es el IRPF, quién lo paga y cuánto se paga.

¿Qué es el IRPF y quién lo paga?

El IRPF es el impuesto sobre la renta de las personas físicas

Para saber qué es el IRPF, es fundamental que sepamos lo que significan sus siglas: Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. ¿Y qué es una persona física? Se trata de un individuo que puede tener tanto derechos como obligaciones. Básicamente, la persona física es un ser humano residente en España.

Para ser considerado residente en España, no importa el origen o la nacionalidad. Si vive la mayor parte del tiempo en este país, es considerado residente. Por lo tanto, aquellas personas con nacionalidad española que se encuentran la mayor parte del tiempo en el extranjero, no son consideradas residentes en España, por lo que no tienen que pagar este impuesto. Sin embargo, existen algunas excepciones, como por ejemplo los diplomáticos. Por el contrario, los extranjeros que viven en este país sí que tienen que pagarlo, incluso sin tener la nacionalidad española.

Por lo tanto, el IRPF es un impuesto que impone a cada persona que contribuya en el mantenimiento del Estado. Es decir: Son los ciudadanos los que pagan este impuesto. Más adelante explicaremos qué factores influyen en la cantidad que se debe entregar al Estado.

Funcionamiento en Hacienda

Todos sabemos que al finalizar el año, queda poco para hacer la temida declaración de la renta. En algunos casos toca pagarle más dinero a Hacienda, y en otros es Hacienda quién devuelve algo del dinero pagado. A lo largo del año, las personas van pagando mensualmente un adelanto del impuesto a Hacienda. Todos los trabajadores con nómina tienen una retención en la misma, es decir, no cobran su salario completo ya que una parte se la queda el empleador para ingresarla en Hacienda en nombre del empleado. A esto se le denomina «pago a cuenta».

Exactamente lo mismo les pasa a los autónomos. Siempre que alguien pague una factura de ellos, en esa misma factura retienen un porcentaje que es establecido por la Ley. Esa parte retenida la ingresan más adelante en Hacienda de su parte.

Siempre y cuando las cantidades pagadas a Hacienda son excesivas en cuanto a lo que le corresponde a la persona en cuestión pagar, esta puede reclamar la devolución correspondiente del dinero. Pero cuidado, que también puede darse el caso contrario: Si hemos pagado menos de los que nos toca, Hacienda nos reclamará el resto.

¿Cuánto se paga en el IRPF?

Existen diferentes tramos para el IRPF

Ahora que ya sabemos qué es el IRPF, vamos a explicar cuánto se paga y qué factores influyen en esta cantidad. Para pagar este impuesto, la persona en cuestión debe cumplimentar el modelo 100 elaborado por la Agencia Tributaria. Una vez rellenado dicho formulario, se hace el cálculo final de lo que tiene que pagar o lo que le tienen que devolver. La cantidad que tiene que pagar cada ciudadano depende sobre todo de sus ingresos, pero también de su situación personal. Cuando hablamos de la renta, es importante saber que se trata de un impuesto progresivo. Es decir: Cuanto más se gana, más se tiene que pagar. En el año 2022 se establecen los siguientes tramos del IRPF:

  • Hasta 12.450€ anuales: 19% de IRPF
  • 12.450€ a 19.999€ anuales: 24% de IRPF
  • 20.000€ a 35.199€ anuales: 30% de IRPF
  • 35.200€ a 59.999€ anuales: 37% de IRPF
  • 60.000€ a 299.999€ anuales: 45% de IRPF
  • A partir de 300.000€ anuales: 47% de IRPF

Factores que influyen en la cantidad del IRPF

A la hora de hacer la declaración de la renta, las personas físicas pagan generalmente por sus ganancias del año correspondiente. Sin embargo, no se contemplan únicamente los ingresos por parte del trabajo, si no que se incluyen todos. Estos ingresos no laborales pueden ser ayudas, subvenciones, rendimientos de productos financieros, etc. Todos ellos deben ser declarados.

Sin embargo, no se tienen en cuenta sólo los ingresos a la hora de hacer la declaración de la renta, si no también la situación personal de cada uno. Son varios los factores que pueden bajar la cantidad a pagar, como por ejemplo minusvalías, tener familiares a cargo, ser mayor de 65 años, etc. De esta manera, dos personas cuyo volumen de rentas es el mismo, pueden no pagar lo mismo, ya que sus circunstancias son diferentes.

Finalmente nos quedan por mencionar las llamadas «deducciones». Estas son unos gastos que ha efectuado la persona en cuestión y que reducen la cantidad que debe pagar a Hacienda. Suele tratarse de aportaciones a planes de pensiones, donaciones, etc.

Espero que con este artículo os haya quedado más claro qué es el IRPF.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.