¿Cómo puedes operar en las correcciones?

Las correcciones que se dan en los valores que cotizan en la renta variable generan una serie de sentimientos muy dispares entre todos los inversores. Porque en efecto, genera una alegría entre quienes están fuera de los mercados financieros. Pero por el contrario, es un gran motivo de precaución para los que están invertidos en ese momento. Es por este motivo por el que son recibidas de igual manera por parte de los agentes financieros. Pero en todos los casos puede suponer una oportunidad de negocio en función de la estrategia que se emplee en cada momento.

Por otra parte, tampoco puedes olvidar que las correcciones son necesarias para el precio de las acciones vuelvan a subir. Porque es una manera muy eficaz para que pueda ajustarse la ley de la oferta y la demanda en el sector de la bolsa. Más allá de otros planteamientos técnicos y puede que hasta fundamentales. Además, es un efecto más o menos lógico como consecuencia de las subidas previamente generadas en los mercados financieros. En todos los casos se dan, sin apenas excepciones. No en vano, las correcciones son algo consustancial a la misma bolsa.

Las correcciones en bolsa, por otra parte, no debes tomarlas como un fracaso en tus operaciones. Si no más bien lo contrario, como una nueva oportunidad de negocio que te proporcionan los mercados financieros. Es una forma positiva para analizarlas desde otro punto de vista diferente. Por otra parte, podrás modificar tu estrategia de inversión en el preciso momento en que se produzcan. En cualquier caso, un escenario de correcciones es algo con lo que deberás convivir en tus relaciones con los mercados financieros. No solamente en la bolsa, si no en los restantes activos financieros.

Efectos directos de las correcciones

Esta clase de movimientos en los mercados de renta variable se producen fundamentalmente como un freno a los excesos de anteriores sesiones bursátiles. Desde este escenario, estos recortes en el precio se intensifican durante unas cuantas sesiones bursátiles y en función de su intensidad. Normalmente se detiene en algún que otro soporte de cierta importancia. O al menos en el momento en que se ha ajustado la demanda en las acciones por parte de los inversores. Para que a partir de ese momento retomar de nuevo las subidas. Con nuevas fuerzas como para escalar posiciones sin ningún problema.

En bolsa se suele decir que las correcciones es un movimiento muy sano. Esto es debido a que permite que la tendencia alcista se retome sin ninguna clase de dificultados. Se trata de un movimiento muy frecuente en los valores alcistas de los mercados de renta variable. Y por tanto, no debes preocuparte en exceso por los mismos. A no ser que vulneren algún soporte que sea de gran importancia para la cotización. Todos los valores bursátiles pasan por esta situación, no única vez sino varias y de diferente intensidad, tal y como puedes comprobarlo a través de los gráficos.

Diferentes clases de correcciones

Como en otra clase de los movimientos en bolsa no hay solamente una manera de manifestarse esta característica. Pueden ser correcciones muy leves que incluso se solventan en la misma sesión bursátil. Pero en otros casos son de mayor relevancia, como consecuencia de haber experimentado unas alzas muy continuadas durante un espacio de tiempo muy largo. Es aquí donde se hace necesario detectar en qué niveles ha terminado el recorte de los precios para tratar de potenciar la inversión. Aunque a veces puede confundirse con un cambio de tendencia y este es el principal peligro de este movimiento bursátil. Porque puede provocarte que realices una pésima operación a partir de estos momentos.

Por otra parte, se considera una corrección cuando los precios pueden llegar hasta un 15 % aproximadamente desde sus niveles originales. En varias sesiones bursátiles y de una forma prolongada durante un periodo de tiempo determinado. No hay una duración definida porque en cada caso es diferente, pero aproximadamente suelen tener una duración entre una semana y dos meses. No obstante, es frecuente que en pocos días o semanas recuperen sus precios sin que llegues a notarlo con mucha intensidad.

¿Cómo operar con estos movimientos?

Otro aspecto de vital importancia es la operativa que tienes en estos escenarios tan particulares. Pues bien, en principio no debes prestarla especial atención y continuar con tus posiciones como si no hubiese pasado absolutamente nada. De todas formas, otra de las estrategias que dispones se basa en deshacer posiciones para posteriormente comprar las acciones por un precio más asequible para tus intereses personales. Incluso puede aprovechar estos niveles para ejecutas recompras más agresivas que hasta estos momentos. Con un potencial de revalorización más alto que te hará ganar más dinero en cada una de las operaciones.

Otro sistema que puede ser muy eficaz reside en iniciar directamente las operaciones desde los niveles en donde se detienen las correcciones. No obstante, el riesgo de esta operación es constatar en punto en donde deben ejecutarse las compras. Porque corres el riesgo de que o sea en lo más bajo del canal. O incluso que se formalice una vez que se haya roto algún soporte de especial relevancia y el aspecto técnico del valor seleccionado cambie en pocos días. Pasando de ser alcista a bajista o cuando menos inmerso en un canal de gran lateralidad. Es algo a lo que et arriesgas en estos escenarios tan especiales.

No confundirse con escenarios bajistas

En cualquier caso, es necesario que las correcciones no las confundas con un escenario claramente bajista. Desde esta perspectiva, son dos movimientos completamente diferentes y que guardan pocos elementos en común. Un mercado bajista está dominado por una tendencia de estas características mientras que en las correcciones no tiene que pasar por este escenario. Se trata de una reacción ante un exceso comprador y que puede tener más o menos intensidad. Por este motivo, en algunos casos es normal que puedan confundirse ambos movimientos.

Por otra parte, las correcciones pueden ser aprovechadas para realizar compras y rentabilizar después de varias sesiones bursátiles. Mientras que en los escenarios bajista se da el efecto contrario. Es decir, es el momento correcto para deshacer posiciones en los mercados financieros. Entre otras razones porque el precio con el que cotizan las acciones caerá más a partir de esos momentos. Como habrás podido comprobar las divergencias son más que notables y es necesario que empieces a diferenciarlas para optimizar tus operaciones en bolsa.

Claves para operar en correcciones

Cuando se producen estos movimientos tan abruptos necesitarás de la experiencia para sacar más partida a tus ahorros. No en vano, en ocasiones es tremendamente complicado operar sobre estos niveles de cotización. No obstante, si sigues algunos de los siguientes consejos podrás mejorar el saldo de tu cuenta corriente todos los años. Aunque para ello deberás aportar una total disciplina en los movimientos que formalices en los mercados financieros. ¿Deseas conocer algunos de los más relevantes? Pues presta un poco de atención porque podrán ser de gran utilidad en algún que otro momento.
  • Debes esperar a la finalización de las correcciones para que los precios de las acciones tengan mayor potencial de revalorización. En especial al formalizar las órdenes de compra a precio de mercado.
  • Conviene que tengas en cuenta que no se ha roto ningún soporte de especial relevancia. Ya que esta acciones supondría un deterioro del aspecto técnico de los valores seleccionados para realizar la operación en bolsa.
  • Mientras mayores sean las subidas, más pronunciadas serán las correcciones. Guardando una proporción casi matemática. Este factor debes tenerlo en cuenta para cualificar cuál es la operación que te conviene realizar a partir de estos momentos.
  • Las correcciones te darán un nivel de precios para que puedas entrar de nuevo en un valor. Es una oportunidad que te proporcionarán los mercados financieros para integrarte en sus posiciones. Incluso desde una estrategia de compras agresivas.
  • Normalmente a las pocas sesiones bursátiles de generarse estos recortes se recuperarán los precios originales. Será cuestión de paciencia hasta que las plusvalías se instalen definitivamente en tu cuenta de resultados. En donde tendrás que definir el vencimiento de las operaciones.
  • Las correcciones es algo normal en los mercados de renta variable y por lo cual no debes agobiarte ante su aparición. Porque ya tendrás suficientes oportunidades como para aprovecharte de esta bajada temporal en la cotización de sus precios.
  • En estos recortes, raramente los precios se dirigen al inicio de las subidas sino de lo que se trata de ajustar los intereses entre compradores y vendedores. En función de la intensidad de las alzas generadas hasta esos momentos.

Si te ves preparado para operar con estos niveles de precios, adelante, porque es una figura muy beneficiosa para tus intereses personales. Y que no requiere de especiales conocimientos como por otra parte ocurre con  otra serie de movimientos más complejos. No en vano, es mucho lo que puedes ganar y más bien poco perder. Siempre que se respete la tendencia alcista que es la que le dará fiabilidad a las alzas que pueda experimentar el activo financiero seleccionado. Si aplicas esta estrategia en la inversión tendrás mayores garantías que tus operaciones en bolsa irán por el buen camino.


Categorías

Bolsa

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.