Prorrateadas: Significado

las pagas prorrateadas se distribuyen mes a mes

El salario es tal vez la parte más importante cuando pensamos en nuestro trabajo. Hay mil cosas que se nos pueden olvidar, pero esa no, y es la razón por la que seguramente hayas llegado hasta aquí. Las pagas prorrateadas, deben considerarse como lo que son, algo que si no estuvieran tu salario sería menor. O dicho de otro modo, tendrías las pagas cuando te tocan.

Si has estado recientemente en una entrevista de trabajo, o acabas de aceptar uno, en el que te han hablado de pagas prorrateadas, este artículo te interesa. Tener esta posibilidad tiene sus ventajas, pero también desventajas. Para no generarte falsas expectativas, hemos dedicado este artículo a resolver las dudas más comunes para quiénes no están familiarizados con las Pagas Prorrateadas.

¿Qué son las pagas prorrateadas?

en las pagas prorrateadas la paga extra va incluida en la nómina

Según el artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores el trabajador tiene derecho a 2 gratificaciones extraordinarias al año. La forma en la que pueden pagarse puede variar según el convenio que se aplique. La cosa está en que el salario se compone 12 mensualidades, y esas 2 gratificaciones extras que se reciben, se pagan a principios de verano o en Navidad. Existen diferentes sentencias que con el tiempo han ido saliendo, indicando la forma en como estas pagas pudieran hacerse efectivas.

Cuando las pagas son prorrateadas, no varía la cantidad de salario anual, a excepción de la mensual que recoge la parte proporcional. En otras palabras, se suman junto con el salario las pagas extras y se dividen entre los 12 meses. De este modo, el salario se ve ligeramente aumentado, pero quedándose el trabajador con la misma cuantía el resto del año. De modo que de tener pagas prorrateadas, si quieres comparar tu salario, debería de restarse la parte proporcional, para determinar el salario real.

¿Esto es más beneficioso para el empresario o para el trabajador?

De cara al trabajador es exactamente lo mismo, pues el dinero final que va a llegar estén las pagas prorrateadas o no es el mismo. Los «defensores» de las pagas extras suelen esgrimir que el percibir más dinero en determinados momentos es una alegría. Del mismo modo que una persona que le cueste más ahorrar se verá más tranquilizada esos dos momentos del año. Por contra, de ser prorrateadas, no existe ningún incentivo mayor en ningún momento del año, por lo que al final, en casos de incurrir en ciertos gastos, es más fácil caer en créditos tóxicos. Pero esto es muy personal.

tener las pagas prorrateadas no significa que se va a cobrar menos

Por la parte de la empresa, si tiene pocos trabajadores, puede ser mejor prorratear las pagas al tener una tesorería más lineal y fácil de controlar. La idea es que no existan picos de gastos en determinados momentos. Pero si hablamos de una empresa grande, igual puede ser interesante mantener las pagas extras, sobre todo si hay interés en inversiones y financiación. Eso sí, jamás descuidándose del deber de pagar la extra a sus trabajadores cuando llegue el momento.

¿Cómo se calcula la paga extra?

No es el empresario el encargado de fijar la cantidad, pero jamás podrá ser inferior a 30 del salario fijado o mínimo interprofesional. Hay tener en cuenta que aunque la paga extra no compute como días de cotización sí hay que pagar el IRPF. Teniendo en cuenta que el salario, así como la paga extra, es en Bruto, para el siguiente cálculo no tendremos en cuenta el IPRF.

salario real y nominal
Artículo relacionado:
Qué es el salario nominal y el salario real

Imaginemos que entramos a trabajar para una empresa el 1 de Septiembre, y nuestra primera extra viene en diciembre. Supongamos que el salario es de 1.000 euros brutos exactos. El cálculo sería el siguiente.

1.000 euros X 120 días / 360 = 333,33 €. Esta es la paga extra en bruto que al trabajador le tocaría percibir.

Luego, la siguiente paga extra le tocaría en junio del próximo año. Al llevar 10 meses trabajando el cálculo sería el siguiente:

1.000 X 300 días / 360 = 833,33 €. Esta sería su segunda paga.

Finalmente, transcurrido un año entero en la empresa, habríamos cotizado el tiempo suficiente como para que la paga fuera íntegra a la fijada en el salario. Por supuesto, comisiones y pluses no interfieren en dicho cálculo. Otro asunto es que la empresa bonifique de alguna otra manera, pero esto ya son condiciones extraoficiales según lo pactado en las condiciones al entrar a trabajar o según la voluntad de la empresa.

Tener las pagas prorrateadas no implica ninguna diferencia en cuanto a tu salario final

¿Escojo pagas prorrateadas o no prorrateadas?

Cómo vimos en el punto de si era más beneficioso para el empresario o trabajador, esto dependerá de si eres una persona ahorradora o no. El dinero que vas a percibir va a ser el mismo en cualquier caso. Aquí el motivo de peso será que si eres una persona que sabe controlarse los gastos, o sabe manejarse bien económicamente, será interesante pedirlo prorrateado. Si por el contrario, los números no son tu fuerte, espera a que comience verano o Navidades, además, te será una sorpresa muy agradable ver la extra en tu cuenta, y no concurrirás con anterioridad en gastos innecesarios.

Espero que este artículo te haya ayudado, y hayas podido solventar tus dudas acerca de las pagas prorrateadas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.