Primeras señales de debilidad en Endesa, ¿o es manipulación?

El sector eléctrico va a ser uno de los que más pueden cambiar en este nuevo año bursátil, y muy en especial las acciones de Endesa, tras el acuerdo que se ha llevado a cabo entre PSOE y Unidas Podemos para poner en marcha la nueva legislatura. De entrada, se va a desarrollar un “Plan de Reforma del Sistema Eléctrico” con el se afrontaría “la descarbonización y unos precios asequibles para el consumidor y las empresas”. Con lo que puede sorpresas en la cotización de estos valores tras haberse revalorizado en más del 15 % en el 2019, siendo uno de los valores más alcistas de todos.

Pero no puede olvidarse que el final de año ha creado las primeras señales de debilidad en la cotización de Endesa que ha visto como en solo dos días ha perdido casi tres euros en su valoración en los mercados de renta variable. Al pasar de 25,50 euros a algo más de 23,50 euros por acción, con una depreciación del 5 %. Aunque hay que advertir que se ha descontado el pago de los dividendos de primeros de año. En cualquier caso, es la primera vez que se detecta una debilidad en el valor.

Por lo pronto, se ha derribado el soporte que tenía en los 23,85 euros y puede ser una señal muy importante de que puede desarrollar una tendencia bajista en los próximos días. Desde la opinión de los pequeños y medianos inversores se tiene la impresión de que se ha aprovechado estos días con un menor volumen de contratación para una manipulación en los precios. Algo que es muy habitual en los valores de pequeña y mediana capitalización, pero no en los integrantes en el Ibex 35 que están mucho más controlados en este aspecto. En definitiva, un motivo de preocupación para los inversores que tienen posiciones tomadas en estos momentos.

Endesa: primera presión bajista

Con esta presión bajista no puede descartarse que las acciones de la compañía eléctrica pueda dirigirse en el primer trimestre del nuevo año hasta los 20 o 21 euros la acción. Desde donde se podría tomar de nuevo posiciones con el objetivo de rentabilizar los ahorros con un precio más objetivo mucho más competitivo que hasta hace pocas semanas. Aunque no cabe duda de que los riesgos son ahora mayores que antes y se puede ahondar las pérdidas si no detienen las depreciaciones en las próximas sesiones en bolsa. Es decir, hay un cambio de apreciación muy importante en Endesa que puede modificar la estrategia en la inversión de una forma muy notable.

Mientras que por otra parte, algunos inversores han aprovechado el abono de dividendo para deshacer sus posiciones en los mercados de renta variable. Tras haber alcanzado Endesa sus máximos históricos en las últimas semanas del pasado año y dirigirse hacia otros valores con mayor potencial de crecimiento a partir de este preciso momento. Al igual que el hecho de que se está corrigiendo las subidas que se han desarrollado en los últimos doce meses y que ha llevado a  la cotizada hasta algo más de los 25 euros y en una situación de subida libre que ha podido agotarse en los últimos años del 2019.

Posible tendencia bajista

En los próximos días no puede descartarse que la evolución de la cotizada eléctrica haya cambiado de tendencia, al pasar de alcista a bajista en muy corto espacio de tiempo. De cualquier forma, esta esta es una señal que puede replantearnos las estrategias de inversión que tuvimos presente en nuestra cartera hasta estos momentos. Debido a que ha habido un cambio de tendencia muy abrupto y que al menos indica que las cosas no irán igual en lo que respecto al corto plazo. Desde luego que no ha sido la mejor manera para empezar el año, ni mucho menos ya que por fin la presión vendedora se está imponiendo con cierta claridad sobre la compradora y puede que sea el momento de deshacer posiciones en Endesa y dirigirse a otro valor del índice selectivo de la renta variable en España.

Dentro de este contexto general, también se puede esperar a que el precio de sus acciones se dirija a los niveles que tiene entre los 20 y 21 euros para abrir de nuevo posiciones. En este caso para encarar una estrategia en la inversión que vaya destinada al medio y sobre todo largo plazo. Con la ventaja de que se estará cobrando un dividendo fijo y garantizado todos los años, con un tipo de interés muy cercano al 7 % con los actuales precios en los que cotizan sus títulos. Después de que se hayan rebajado su remuneración a partir del año 2021 hasta el 70 % de sus beneficios. Con un decrecimiento en su interés respecto a estos últimos años de la cotizada.

¿Hasta dónde bajar?

En estos momentos la pregunta que se plantean buen número de pequeños y medianos es hasta donde pueden caer sus títulos. Desde luego que no hay una solución muy sencilla a este dilema en la bolsa nacional, pero podría ocurrir que las acciones de la compañía eléctrica pudiesen irse hasta algo más por debajo de los 20 euros que es donde tiene  uno de los soportes con mayor relevancia desde la última subida producida en torno a hace un año justo. Desde donde podría entrar dinero a sus posiciones como para rentabilizar estos movimientos de una manera eficaz y muy satisfactoria a nuestros intereses con respecto al mundo del dinero. De cualquier forma, las cosas no están nada clara y habrá que tener mucha precaución en las operaciones.

Porque al fin y al cabo se ha producido algo que siempre se pone de manifiesto en el siempre complicado mundo de la bolsa. Y que no es otra que nada sube eternamente, al igual que con las bajadas y al final siempre se produce la reacción contraria para equilibrar la ley de la oferta y la demanda. Tal y como se ha constatado en los últimos días del año con los títulos de la compañía eléctrica que no han vuelto a ser los de antes de la noche a la mañana. Y en donde si no sabes actuar correctamente puedes dejarte muchos euros por el camino y este es un escenario que debes evitar en cualquier momento y situación.

A medio y largo plazo

Otra cosa bien diferente es lo que pueda pasar con sus precios en lo que respecta al medio y largo plazo. Debido a las expectativas de Endesa con la denominada energía verde y que debe dar más de una alegría a los pequeños y medianos inversores a partir de estos momentos. A pesar de las correcciones que se puedan producir por el camino hacia este nuevo modelo de negocio en el sector de la electricidad en nuestro país. Desde este planteamiento en la inversión, se puede estar perfectamente en sus títulos ya que el plazo de permanencia es mucho más elevado y cuenta con el precio del dividendo que se reparte todos los años.  Sin obtener grandes plusvalía, pero al menos las pérdidas no serán desde luego muy llamativas en el saldo de la cuenta de ahorro.

No en vano, estamos ante una de las utilities de referencia en el Ibex 35 con todo lo que esta actuación quiere decir respecto a las estrategias en la inversión. Aunque en los momentos en que los mercados de renta variable nacionales suban su comportamiento será peor que en los restantes valores. Como una de las señas de identidad en esta clase de valores tan especiales por sus propias características. Y con un peso muy específico en el índice selectivo de la renta variable española y que puede decantar su dirección en uno u otro sentido a partir de estos momentos. Hasta el punto de que este es un valor muy predecible sobre lo que pueda hacer en cualquiera de los escenarios planteados. Porque presenta una línea de negocio que está fuertemente consolidad y que ofrece pocas incertidumbres sobre lo que pueda pasar a partir de ahora. Lo anormal es que haya subido tanto hasta el final del pasado año.

Cierra sus centrales en Galicia

Endesa ha presentado la solicitud formal de cierre de las centrales térmicas de carbón importado ubicadas en As Pontes (A Coruña) y Carboneras (Almería). La profunda modificación de las condiciones de mercado (se ha registrado un incremento sustancial en el precio de los derechos de CO2 y una caída significativa del precio del gas) ha llevado a que estas centrales hayan sufrido una importante falta de competitividad en la cobertura de la demanda de mercado y a que, por consiguiente, se haya acentuado su exclusión de este.

Por estos motivos, y ante la clara ausencia de perspectivas de mejora en el futuro, la empresa ya había anticipado en septiembre, a los mercados y a las autoridades institucionales y agentes sociales, la decisión de promover la discontinuidad de la actividad de estas centrales. Desde dicho momento, Endesa ha venido analizando alternativas de funcionamiento de las plantas mediante el empleo de biomasa, que, sin embargo, no han resultado satisfactorias, tanto desde un punto de vista técnico y medioambiental, como económico, lo que las hace inviables.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.