Primer semestre del año alcista en la bolsa

semestre

Pocos inversores podían pensar que el primer semestre del año iba a ser alcista en los mercados de renta variable internacionales. Pero lo cierto es que desde los primeros días del mes de enero las posiciones compradoras se están imponiendo con una cierta claridad sobre las vendedoras. En donde los grandes perjudicados de esta singular partida han sido o están siendo los inversores que están fuera de los mercados financieros. Entre otras razones porque quizás ya sea tarde para abrir posiciones para rentabilizar sus ahorros.

Uno de los aspectos que se plantea en estos momentos es si estas subidas en las bolsas es un cambio de tendencia o por el contrario es un rebote como consecuencia de las fuertes caídas generadas a final del pasado año. En donde  no puede olvidarse que después de muchos no se produjo el tan esperado rally de las fiestas navideñas. Un hecho que no cabe duda de que han podido espantar a buena parte de los pequeños y medianos inversores. Y ahora se plantean si volver de nuevo a los mercados de renta variable.

Por otra parte, otra de las disyuntivas que se plantean los ahorradores es hasta donde llegaran estas subidas que se están produciendo en estos momentos en los mercados de renta variable. Más allá de otras consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de los fundamentales de los valores bursátiles. Porque en efecto, todo parece que la claves para determinar este importante factor es si el índice de referencia de la renta variable puede superar el importante soporte que está situado en niveles de 9600 puntos.

Semestre positivo para los inversores

De cualquier manera, hay una cosa segura y que estos meses están siendo muy rentables para todos los pequeños y medianos inversores. En este sentido, no puede olvidarse que no se veía un mes de enero tan alcista en la renta variable en Estados Unidos desde hace 30 años y este es un motivo para festejarse en los mercados financieros. En parte originado por la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos al modular sus intenciones en la aplicación de la subida de los tipos de interés. Un hecho que desde luego ha animado a los inversores a entrar de nuevo a los mercados financieros.

Por otra parte, también ha jugado un rol muy importante el hecho de que el valor de las acciones era muy interesante para abrir posiciones en la bolsa. No en vano, en algunos de los casos con unas valoraciones que están claramente infraponderadas y por tanto cuentan con un potencial de revalorización muy notable. En algunos de los casos por encima del 20 % y que puede ser objeto de nuestras estrategias en la inversión. Porque tendrían aún recorrido alcista de cara a los próximos meses o en el peor de los casos para canalizar los ahorros hasta finales de año.

Mercados no exentos de volatilidad

ibex

Otro de los aspectos que no nos podemos olvidar en este principio de año es lo referente a que no se está desarrollando un proceso completamente diáfano. Si no que por el contrario está lleno de obstáculos por el camino y en donde la volatilidad es uno de sus principales denominadores comunes. Con subidas muy altas y al poco tiempo con el movimiento inverso que hacen sembrar de dudas a los pequeños y medianos inversores. No en vano, no saben a qué atenerse en función de la llegada de estos movimientos tan abruptos en los mercados de renta variable.

Este factor sigue siendo el peor aliado que tienen los inversores en estos momentos al no haber o producirse una tendencia definida al medio o largo plazo. Este es uno de los principales motivos para que el volumen de contratación sea uno de los más flojos de los últimos años. Algo que puede restar valor a la revalorización que se está produciendo en los valores que integran la renta variable de nuestro país. A diferencia de lo que pasó con la bolsa en ejercicios precedentes en donde sí que es cierto que el volumen de contratación sí que era mucho más alto. En especial, con los valores más representativos de la bolsa española, como por ejemplo los representados por los blue chips: Endesa, Santander, BBVA  o Iberdrola, entre  algunos de los más relevantes.

La clave está en los 9600 puntos

No cabe duda de que este nivel es el que marcará la tendencia (bajista o alcista) de la renta variable para los próximos meses. Está muy cerca de las posiciones actuales pero en cualquier caso será de obligado cumplimiento el rebasarlo con cierta suficiencia. De todas formas, no parece muy sencillo en el actual momento coyuntural en el que se desenvuelve la economía en general. No hay que olvidar que un país tan importante como es Italia se encuentra en estos momentos en situación de recesión técnica.

Por otra parte, también hay que valorar a partir de estos momentos que la política monetaria, en uno u otro lado del Atlántico, va a desempeñar un rol muy importante para que  los mercados de renta variable puedan subir o bajar a partir de ahora. Y de los que deben estar muy atentos los pequeños y medianos inversores para conocer cuál es la mejor decisión que pueden tomar si desean rentabilizar con éxito sus operaciones en los mercados financieros. Que su objetivo principal al fin y al cabo. Más allá de otras consideraciones técnicas que pueden marcar los mercados financieros.

Lastrado por el sector bancario

bancos

El Ibex 35 durante la última semana ha perdido algo de fuelle al dejarse un 1,81 %, aunque por el contrario lo más importante es que ha logrado conservar el importante nivel de los 9.000 puntos. En donde el hecho más importante ha sido la pésima actuación de los bancos nacionales tras los resultados presentados por el sector. Para que de esta forma, se haya roto una larga racha de cuatro cierres semanales al alza. De hecho, este es el primer descenso en el conjunto de cinco sesiones desde las caídas de finales de 2018.

Este movimiento en los mercados de renta variable puede entenderse como una clara señal sobre la finalización del inesperado rally alcista que nos ha deparado el primer mes del año. Pero por otra parte, también puede ser un parón para tomar más fuerzas y continuar con las alzas en los mercados financieros a partir de estos momentos. En donde sin lugar a dudas una de las claves residirá en el hecho de que se respeten los niveles de soportes que tiene la bolsa española en estos momentos. Al igual que los valores bursátiles que pueden ser objeto de nuestras estrategias en la inversión.

Valores con precios muy ajustados

De esta forma, una de las noticias destacadas en esta pasada semana es que en realidad la banca vuelve a vivir unas jornadas negativas. Recogiendo con una especial intensidad distintos factores, como por ejemplo, la  ralentización económica, el alejamiento de subidas de tipos de interés o los menores beneficios que está obteniendo algunas entidades bancarias. Aunque por el contrario, el sector eléctrico se constituye en el refugio de las inversiones de buena parte de los pequeños y medianos ahorradores. En donde la mayoría de sus representantes están en situación de subida libre que es la más favorable para los intereses de los usuarios bursátiles. No en vano, no tienen resistencias por delante.

Por otra parte, también hay que valorar especialmente el hecho de que hay una serie de empresas cotizadas que presentan unos precios muy competitivos como para realizar compras selectivas. En este sentido, no puede olvidarse que algunos valores tienen descuentos de hasta el 30 % sobre su precio objetivo. Algo que no está pasando desapercibido para buena parte de los intermediarios financieros y que puede suponer nuevas alzas en los próximos días o semanas. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico que puedan pesar sobre su posterior valoración en los mercados de renta variable.

Con poca vida más allá de la bolsa

productos

Todo ello en un contexto general de la inversión que no está definido en su totalidad. En donde, debemos resaltar que la prima de riesgo de España ha bajado en estos días hasta los 106,0 puntos básicos, mientras que la rentabilidad exigida al bono español a 10 años se eleva hasta niveles en el 1,227 %. Mientras que por el contrario, no podemos olvidar que los mercados de renta variable son los únicos que pueden ofrecer una rentabilidad acorde con las expectativas de los inversores en general. Ya que lo productos derivados de la renta fija apenas generan una remuneración aceptable para los intereses de los ahorradores.

Con este escenario que presenta la inversión, la bolsa es la única opción que puede ser rentable en estos momentos. Aunque lógicamente con los riesgos que conllevan esta clase de operaciones y que es el principal obstáculo para que aumente el volumen de contratación en los próximos días o semanas. Aparte de los dividendos que reparten algunas acciones y cuyos retornos sobre el capital invertido puede llegar hasta el 8 %. Superior al ofrecido por los restantes productos bancarios.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.